RSS

NUESTROS BLOGS

 
PÁGINA WEB
de Mª Esther García López
 
 
 
 
ALONSO PALABRAS
Blog de poesía de Agustín Alonso Biscayar
 
 
 
  PÁGINA WEB
de Pepe Monteserín
 
 
 
 
 VIRGINIA GIL
 
 
 
de Armando Murias
 

 

de Jorge Ordaz
 
           
 
  Francisco Priegue     http://franciscopriegue.wordpress.com
 
   
 
de J.Á. Ordiz
 

 

de Julio Rodríguez
 
 
 

NIEVES VIESCA

WEB OFICIAL

 

  

 Manolo D. Abad
 
 
 
 
Celia Álvarez Fresno
 
 
Fco. Álvarez Velasco
 
 
  
Fernando Beltrán 
 
 
  
Raúl Castañón del Río 
 
 
 
 BLOG
de Luis Díez Tejón 
 
 
 
de David Fueyo Fenández
 
  
 
Alfredo Hernández García
 
 
 
 
 

 
M.Matas de Álvaro
 
 
                     

Carmen Nuevo

 

 

 
   
REVISTA DE LITERATURA, ARTES Y OPINIÓN DE LA AEA
literarias.aea@gmail.com
 

Hazte socio

 No lo pienses más y hazte socio de la Asociación de Escritores de Asturias.

Tu obra literaria estará arropada por tus compañeros y será divulgada en esta revista.

Además, estarás en contacto con escritores de diferentes características y estilos.

Participarás en las Jornadas Literarias y en los Premios de la Crítica y Letras de Asturias

Tarifa anual:

Tarifa normal: 72 €

Desdempleado: 36 €

Hasta 25 años o mayor de 80: 0 €

De 25 a 30 años: 9 €

Contactos: asociacionescritoresdeasturias@gmail.com y tfno. 696 71 32 56 (Esther)

¿Qué es CEDRO?

   

  

¿Todavía no estás en CEDRO? El Centro Español de Derechos Reprográficos  es la asociación de autores y editores de libros editados en cualquier medio y soporte, encargado de defender los derechos... »Leer más

 

 

 

 

 

 

 

Actividades del mes

FeliX18

Recital literario de la AEA en el café Dindurra dentro de la Feria del Libro de Xixón (FeLiX18)

Firmas y opinión

LA MANADA

Los llobos siempre van en manada

Mª Esther García López

 

Esta temporada sentimos cada poco pronunciar la pallabra manada, y viénseme la memoria "manada de llobos", porque lo qu´a una-y impresiona na infancia ye lo que va quedando nel maxín y magar manada ye una pallabra que pue referise a cualquier grupu d´animales d´una mesma especie, a mi traime a la memoria los llobos. Y por asociación llévame a pensar na "manada" de llobos humanos violadores.
El llobu siempre se consideró n´aldea un animal malu, un animal al que se-y teme porque los sos aullíos caltrien hasta los más fondu del alma, y porque ye un animal que ve sin ser visto, como nos dicíen a nós. La xente andaba de nueche d´un llau pa otru ensin lluz y nes nueches escures, cuando diben pelos caminos, dicíase que si´l llobu taba cerca a los paisanos entamaba a llevantáse-yos la gorra de mieu. Nun se dexaba ver y caleyaba a la par d´ellos. Y sabíen perbién que cuando los rondaba´l llobu enxamás taba solu, darréu apaecía la manada.
Pero a la moza que sufrió l´agresión xabaz de la "manada de llobos humanos", dalgo-y impidió pescanciar que se-y acercaben aquellos monstruos.

Por eso´l grupu de "llobos violadores" que se bautizó col nome de "la manada", de xuru que nun foi casualidá, llobos humanos de los más xabaces y perversos col pensamientu de dir a llugares onde l´alcohol y otres sustancies los ponen a tonu pa dir en manada y llevar al cabu lo que yá traíen tramáu: facer aberraciones sexuales cola que se-yos cruzare nel camín.

Y tocó-y a ella, como y pudo tocar otra, con cinco "llobos" violadores p´ataca-y ensin nengún reparu.

Asina nos dicíen a nós cuando yéremos pequeños, si veis al llobu nun vos mováis qu´entós ataca de xuru y amás al momentu apaez la manada.
N´estáu de “schok” argumenten los xueces que la moza nun se resistió. Ante tal ataque de "llobos" alloquecíos poco diba poder facer. Quiciabes entós la mataren por oponer resistencia.

Clamiamos por una xusticia qu´ensin dar tantes vueltes a la llei ponga les penes acordies col delitu cometíu.

Clamiamos por que se revise la tipificación de los delitos sexuales y que se reforme la llei con procuru y rigor y cola presencia na comisión de muyeres, polo menos a partes iguales, porque tenemos muncho que dicir y que defender. Hasta la fecha la comisión asesora taba integrada por venti homes, y nenguna muyer, llueu regaláronnos cuatro puestos y nun sé si por fin se llegará a equilibrar. Como si nun hubiere muyeres preparaes pa ocupar esos cargos. Más siendo qu’ hai que xulgar delitos graves que son, sobre too, cometíos por homes contra muyeres.

¡Cuánto camín nos queda por andar!

Non más "manadas" de "llobos" sueltos. Namás nos falta que tamién los xueces los declaren especie protexida. Cualquier cosa se pue esperar. Tamos indefenses. Tamos cada día más indefenses

http://www.lne.es/blogs/filazon/

 

Reseñas

 MANUEL QUIROGA CLÉRIGO PUBLICA: “ISLA/PAÍS DE COLIBRÍES”

 

Por Encarna León 

Ed. Vitruvio. Madrid, 2017

El libro lleva la siguiente dedicatoria: “Para Claudia y para María Aurora, su madre”; estas palabras nos llevan a situarnos ante  la disposición de ánimo y ternura del poeta-abuelo hacia la principal destinataria de los poemas de esta obra, su nieta Claudia.

Abre el libro con el poema “La Habana sin nubes”, que se hace pórtico de una lectura que transcurrirá serena y detalladamente por Cuba, la isla escogida por el autor para volcar y dedicar su amor por Claudia, su nieta, la que tanto añora, y parece ir de la mano de este viajero incansable, ‘viajero-juglar’ según la observación de la autora del prólogo, Alicia Grinbank, que comparto. El autor, con versos como, “[…] Perezosas las calles acogen transeúntes […]”, nos hace partícipes de un amanecer cubano, sin prisas, con todo el tiempo por delante para disfrutar paisajes, aromas, sonidos, el mar y su oleaje; todo ello aderezado con un toque de ternura. Estamos en mayo, en un tiempo feliz de estrenada primavera y los versos trascendidos, hechos poemas, van pasando con un ritmo vertiginoso del corazón a la mente, de la mente a las manos de Manuel. Una riqueza emocional le inunda por lo que percibe, ve y siente, y le mueve, necesariamente, a descargar sobre el papel, poemas que fluyen a diario, uno, dos, tres… los necesarios para acallar  los impulsos que le apremian.

Muy pronto se establece un monólogo que quiere transmitir a su querida Claudia, con el intento de hacerle ver las diferencias sociales existentes en todos los lugares del mundo, ahora son las que observa en esta isla, tan palpables, donde las casas y las calles son decrépitas, y pide soluciones para que se trabaje y exista un mundo mejor y más humano. La evocación de la nieta, su cándida belleza y su sonrisa están muy presentes en los primeros poemas del libro, y el poeta con su voz, pasada a grafías, va mostrando escenas familiares.

La descripción es constante en Manuel Quiroga y así, nos ofrece escenas multicolores donde cobran protagonismo el mar, el olor característico de La Habana, el azul de su cielo, la bahía, los muelles, las luces, barcos… Las aves, solidarias con esta visión del poeta, cruzan veloces y cantan, mientras los niños, a la antigua usanza, entonan patrióticas canciones antes de entrar a las aulas, y así dice a Claudia: “En la Habana todo nos deslumbra, nos habla de un pasado de nieblas, de un futuro de soles”. Quiroga usará con cierta frecuencia, los vocablos parques y  trenes, tan necesarios para, con los primeros, llenarse de vida, luminosidad, alegría, flores, aromas y múltiples sensaciones, donde las aves anuncian las estaciones del tiempo y amenizan las tardes apacibles con sus ritmos marcados. Por otra parte, los trenes le son necesarios para trasladarse a lugares presentidos, pasear la vida, ocupar el ocio y la contemplación de la belleza, y visitar ilusionado la isla, Cuba, con toda su carga de historia y realidades. El abuelo-poeta viaja, observa, se nutre de paisajes, de estampas florales, vive y nos cuenta, más bien, va contando a Claudia los murmullos de la noche, el caminar de los vientos que acarician o destruyen. También le habla de hadas buenas y malas que ella, en sus pocos años, no alcanza a entender.

El segundo espacio que escoge Quiroga, para seguir dialogando con Claudia, es Viñales (Pinar del Río) el poeta siente la necesidad de confesarle su amor y le dedica un soneto, una de sus estrofas lee: “[…] Me detengo en tus ojos y en tu frente/nada existe sin ti, tú ya lo sabes./Tu recuerdo es la cosa más amada.”

Subido en esos trenes, Quiroga, va contemplando, describiendo, la belleza de los prados, el frescor de la hierba y de los ríos, las plantaciones de plataneras, todo un paisaje bucólico lleno de vida y colorido para, finalmente, decirle a la nieta: “En este valle verde de Viñales, Claudia mía,/encontramos la paz que no hay en otra parte”.

Prosigue el viaje, su estancia en la isla, desgranando los meses y se para en mayo, tiempo de nacimiento de Claudia, y le dice: “Naciste un Dos de Mayo y no hay olvido…” para, una vez superado este pensamiento, continuar sumergido en todos los paisajes y circunstancias posibles de la isla, Cuba. Habla-escribe de gallos, ciudades con sus lluvias, de futuros, de los trenes de Guantánamo, de olores frutales. Cierra esta primara parte, bajo el título de “Isla”, con el poema “Un olor a manzanas”.

Con esa descripción poética, que caracteriza a Manuel Quiroga, es fácil convertirse en su  compañero de viaje y compartir los paisajes y emociones que nos va trasmitiendo, como hará,  sin duda, esa niña tan querida, Claudia, cuando alcance algo de mayoría y lea ‘su libro’. A fecha de hoy (2018), ya podrá hacerlo perfectamente.

Antes de introducirnos en el siguiente apartado de esta obra, “País de colibríes”, Quiroga quiere dejar bien claro que, “Claudia nació en Madrid el 2 de mayo de 2006. Sigue creciendo”. Ha pasado el tiempo y el abuelo-poeta quiere rendir homenaje a su otra nieta, Martina, a su esposa, amigos y familiares y emplea el mismo cauce, los mismos recursos: el poema, los versos, los viajes, el continente americano (en esta ocasión México y sus ciudades) y da rienda suelta a su creación. “País de colibríes” nos sitúa, en su comienzo, en un grato ambiente musical con el poema “Bach y las nubes”, y así se pronuncia: “[…] El tren de acero avanza solemne hacia la tarde;/Bach pervive en el viento, huye de los ocasos,/sobrevuela las aves y evita asteroides,/descubre geografías en las aguas azules,/ilumina el camino de todas las nostalgias. […]”

Inicia un nuevo viaje “Hacia el oeste”, ahora el paisaje es distinto, también la vida que observa es diferente de la de aquella bulliciosa Cuba. El poeta sigue con sus trenes, los que le llevan a hermosos parajes y a percibir nuevas fragancias, y escribe: “Por las mañanas llegan impresionantes/con su carga de flores y música de árboles”. Sus poemas siguen siendo descriptivos y llenos de vida. Quiroga es, sin duda, un excelente compañero de viaje; “Isla/País de colibríes”, en su totalidad, es: admirado jardín, luminoso mar, belleza de parques, rumores de aves, iglesias, locomotoras, música, torres de cometas, colores, naturaleza y sobre todo, un canto a la familia, la amistad;  no falta un bello y sentido recuerdo para Pilar, “[…] Pilar sigue ensayando clásicas melodías, /bellos itinerarios de otoño y pentagramas/como si dirigiera sus pasos a algún bosque/y quisiera vivir las calles, plazas, fuentes/de la ciudad dorada que siempre es Guanajuato”.

En este nuevo recorrido, en este viaje,  sigue existiendo una gran añoranza por sus niñas, Martina y Claudia, que se hace presente en múltiples poemas como en el titulado “Hacia vosotras”, donde se percibe el regreso junto a ellas y así, el poeta canta: “[…] Vamos hacia vosotras, a la vida,/a los espacios libres de naufragios,/al lugar en que habitan las gaviotas, […] Lo demás queda ahora lejos, lejos;/tan solo nos importa el abrazaros”.

Manuel Quiroga en este libro, que se hace homenaje a sus nietas, al final puntualiza:

“Martina nació el 1º de septiembre de 2015. Su hermana Claudia está a su lado”.

Podemos afirmar que leer a Quiroga es viajar, tener muy atentos los sentidos, entrar de su mano en el mundo de la contemplación, saciarse de todo lo hermoso que nos ofrece la Naturaleza y amar, amar a lo/los que tenemos cercanos.

Encarna León

Delegada Territorial de ACE-Andalucía por Melilla

 

Reseñas

 LEO, un álbum ilustrado para todas las edades de María Esther García López

 Por David Fueyo

Autora: María Esther García López

Ilustradora: Yin Lai Trinidad Ng

 

Un libro de literatura infantil ha de levantar al lector de su asiento y hacerlo volar, visitar lugares increíbles e invitarlo a que cuando cierre sus páginas luego sueñe que vuelve otra vez a volar.

Esto, tan sencillo a priori, en la práctica es muy complejo de llevar a cabo. La mentalidad del niño lector es enrevesada en cuanto a que sus gustos y esquemas mentales no son los mismos que los nuestros, los de los adultos. El escritor del género ha de saber escuchar y mirar a través de los ojos de los niños que le rodean y simplemente dejar que las historias fluyan.

 

Con esta premisa es con la que Esther García ha escrito “Leo”, un álbum infantil ilustrado que invita a soñar, a volar y a visitar parajes increíbles montados en una pompa de jabón. Esther lo ha tenido fácil. Se ha sentado al lado de su nieto Leo Formaríz de siete años de edad y ha escrito una historia que entre los dos quisieron una vez vivir. La magia de los libros hace posible todos los sueños, y por eso el deseo de Leo se hizo realidad en esta cuidada edición ilustrada con elegancia y colorido por la artista y diseñadora dominicana Yin Lai Trinidad.

Cuando hay un feliz encuentro como ha sucedido en Leo los resultados son así de gratos y bien llevados a cabo. Por un lado la inspiración del pequeño Leo, por otro la delicada pluma de Esther contando historias para los más pequeños, a ello se suma Yin Lai con unos dibujos que representan muy bien el mundo infantil sin alharacas técnicas ni purpurinas. A ello se suma la cuidada edición de “El Sastre de los Libros” que comienza con este título una colección de cuentos infantiles en tapa dura garantizados por cien años. A esta fiesta literaria ha de sumarse el lector, niño o adulto que se acerque a Leo y lo haga volver a volar, ya que la historia está pensada para ser contada y escuchada además de para ser leída en castellano o en llingua, dado que se trata de un volumen con el texto bilingüe ideal para que los niños y niñas aprendan sus primeras palabras en asturiano. Así que ya sabe, lector, abra estas páginas y súmese a esta fiesta de sueños hechos realidad donde los Nuberus tiran besos y en Nueva York nos recibirá un ratón. ¡A disfrutar!

 

Actividades del mes

LibrOviedo

 El miércoles, 9 de mayo,  la feria del Libro de Oviedo LibrOviedo dedicó el día a la Asociación

A las 6,30 Virginia Gil presentó el poemario OBJETIVOS BLANDOS, acompañada de Ernesto Colsa y Rosa Cordero

A las 7 horas leyeron textos diversos autores de la AEA en un recital con acompañamiento musical

Y a las 8,30 Armando Murias ibias presentó su novela EL VIAJE DE ABRAXAS, acompañado por el escritor Alberto Polledo

Reseñas

Reseña del último libro de Paco Velasco

 TRES TIGRES PER UN TRIGAL. Francisco Álvarez Velasco. Gijón. La Buena Letra. 

Por Aurelio González Ovies

 

Este libro que Paco Velasco nos brinda sirve ante todo para demostrarnos, una vez más, la magnífica capacidad  del autor para la recreación poética del lenguaje del niño, trabajando siempre con natural brillantez el ritmo y esas elementales estructuras típicas de la lírica ‘romántica’ más rica y las conocidas cantinelas de todos los tiempos.

 

Engarzado con ingeniosa habilidad e Ilustrado con mimo y con una belleza tierna e inocente, esta perfecta y polifónica conjunción se amolda a todas las clasificaciones que suelen hacerse de este tipo de literatura, por llamarla de alguna manera, popular. “Tres tigres per un trigal”, además de ser un trabalenguas rimado, en su mayoría en hexasílabos, es susceptible de convertirse en un cantar de amor, un cantar de naturaleza, una endecha de faena, una letrilla de fiesta y juego o hasta un cantar humorístico.

Es además una copla unitaria, que a la par que comporta gran carga psicológica, al modo de las mejores piezas de antaño, nos habla de las épocas de la vida humana, de la historia acotada de un ciclo anual: primavera de alegría y goce, verano de catástrofe y otoño-invierno de esperanza. Una historia infantil, y por infantil quiero referirme a oral y por oral quiero que entiendan aquello que es irreductible ni clasificable por edades (niñez/madurez), pues su edad es la que corresponde a la fantasía o la imaginación.

Un libro, ya lo comprobarán ustedes, que ha de servirnos en contextos muy distintos y con fines muy diferentes: mudarse en nana, utilizarse como adivinanza, interpretarse como canción escenificada o por supuesto valernos de trabalenguas, su aspecto primerizo. Una composición, en cualquier caso, que nos pone tanto en el lugar del niño que escucha como en el del mayor que narra, entablando entre ambos una real y eficaz comunicación. Todo un ejercicio intelectual, y en cada ilustración un hechizo naïf con constantes juegos de palabras que nos magnifican los campos significativos y nos compilan expresiones sonoras de ilógica significativa. Léanlo, obsérvenlo, pues como les comentaba, en cada pincelada de Josefina Junco fluye como un ambiente de sueño indígena, como la sensualidad misma de la naturaleza, como la armonía intacta de los primeros visos de la infancia. Paco nos adentra e inaugura, con estos tigres mutantes, en la lírica popular moderna.

 

Novedades de socios

La mariposa en el mapa

 No recuerdo con exactitud cuándo oí hablar por primera vez de Frederic Prokosch. Sí recuerdo, en cambio, cuál fue el primer libro suyo que leí: Tormenta y eco. Lo leí a principios de los años sesenta, siendo un adolescente, la edad en la se descubren aquellos libros que nunca habremos de olvidar. A lo largo del tiempo el libro ha permanecido en mi memoria; sin embargo, de su primera lectura apenas recordaba nada. Hasta hace poco, que he vuelto a leerlo y era como si lo leyese por primera vez. 

Frederic Prokosch

 

Para mí siempre ha sido un misterio este primer contacto con la obra de Prokosch. A diferencia de otros casos, en los que descubres a un escritor al leer algo acerca de él que te interesa o alguien en quien confías te lo recomienda, en este caso no puedo aportar con certeza ningún motivo especial. ¿Qué fue lo que me impulsó a comprar el libro de un autor para mi totalmente desconocido? No lo sé y dudo que llegue a saberlo. En algún lugar oculto de mi mente debe guardarse la respuesta, pero hoy por hoy soy incapaz de encontrarla. Hay extrañas conexiones en el cerebro humano que conducen a decisiones súbitas e impredecibles. Sucede en cualquier ámbito de la vida y, por supuesto, también a la hora de elegir nuestras lecturas. Esta sería una de ellas.

 

El texto que viene a continuación es la historia del reencuentro con un autor que me ha acompañado con intermitencias durante cincuenta años, y cuya vida, personalidad y obra literaria me resultan especialmente fascinantes. Pero no es solo eso. En cierta forma Prokosch también es pretexto para hablar de escritura y de libros. Del oficio de escritor. Del éxito y del fracaso. De críticas y rechazos. De realidad y ficción. Del azar. De máscaras. Esto es, de vida y literatura. 

/Jorge Ordaz

 
 

Novedades de socios

Presentación del libro póstumo de Mariano Arias

 Hoy (6 de febrero) se presentó en la librería Cervantes (Oviedo) el libro póstumo de nuestro compañero y amigo Mariano Arias, que lleva el título IMAGINA BOSQUE IMAGINA.

En la fotografía Susana (librería Cervantes) presenta al editor de Trea (Álvaro Díaz Huici) a Lorenzo Arias (hermano gemelo del escritor fallecido) y a Javier Lasheras (AEA) 

Premios de la Crítica de Asturias

Premios Literarios de la AEA

  

PREMIOS LITERARIOS CONVOCADOS POR LA ASOCIACIÓN DE ESCRITORES DE ASTURIAS

XVI PREMIOS DE LA CRÍTICA DE ASTURIAS Y XI  PREMIO DE LAS LETRAS.

La Asociación de Escritores de Asturias convoca los  XVII Premios de la Crítica de Asturias y los XII  Premios de las Letras. Y Premio a la mejor columna periodística.

Estos premios que se vienen  convocando desde hace diecisiete años, han distinguido a escritores de prestigio nacional.

En cada edición se premian los mejores libros de autores nacidos o residentes en Asturias, cuyas obras hayan sido publicadas el año anterior a la convocatoria. Este año se premiarán obras publicadas durante el  año 2016.

El pasado mes de septiembre, la Junta Directiva de la Asociación de Escritores de Asturias, acuerda por unanimidad conceder   el Premio de las Letras, a título póstumos a Mariano Arias Páramo, fallecido en el pasado mes de mayo, Doctor en filosofía, ensayista, novelista y fotógrafo, se valora  la calidad de su obra  extensa y profunda, compuesta por numerosas y variadas publicaciones, teniendo en su haber varios premios entre los que destaca el Premio Junan Rulfo de relatos en 1992, siendo finalista del Premio Nadal de novela en el 1991. Es autor de numerosos trabajos de carácter filosófico, antropológico, político y literario.

 

Los pasados días 9 y 13 de diciembre se fallaron los premios de la Crítica de poesía y de narrativa.

 Se otrogaron  los siguientes premios:

 

Premio de la Crítica. Modalidad  POESÍA EN ASTURIANO: 

El Jurado acuerda por unanimidad conceder el Primero de la crítica de poesía en asturiano  a ELIAS VEIGA, por su  poemario: LA CASA (Editorial TRABE).

 El jurado estuvo formado por los escritores:

Lourdes  Álvarez Fernández, Isabel Marina Valdés y Xuan Xosé Sánchez Vicente. actuando como secretario Agustín Alonso Biscayar que conceden el pemio por unanimidad.

Premio de la Crítica. Modalidad  NARRATIVA:

·       PREMIO DE LA CRÍTICA: NARRATIVA EN ASTURIANOacuerdan, por unanimidad, conceder el Primero de la Crítica narrativa  a la novela, en asturiano, titulada:“LLUVIA D’ AGOSTU”, (E. Hoja de Lata), del periodista gijonés,  escritor y traductor literario FRANCISCO ALVAREZ.

·       PREMIO DE LA CRÍTICA: NARRATIVA EN CASTELLANO,por unanimidad, el jurado acuerda otorgar el premio de la crítica narrativa, en castellano, a la novela titulada “EL OJO VAGO” (E. Pez de Plata) del escritor asturiano XANDRO FERNÁNDEZ.

El jurado estuvo formado por Dª Mirta Chamoro, escritora, D. Vicente García Oliva, escritor y D. Xosé Ramón Iglesias Cueva, catedrático de Lengua Castellana y Literatura, además del secretario de dicho jurado D. José Marcelino García Fdez. Luanco.

 

Mª Esther García López

Presidenta de la Asociación de Escritores de Asturias

 

 

Entrevistas

Con Jorge \\\"Ilegales\\\"

  

JORGE MARTÍNEZ: “Catulo es mejor letrista que Bob Dylan”

 

“El cerebro hay que estimularlo saliendo de la zona de confort” afirma el líder de Ilegales

 

Por Lauren García

 

Jorge Martínez es un cráneo privilegiado, protagonista y testigo de excepción de la música española en las últimas décadas. Ilegales han sobrevivido a modas, al atroz paso de los años y a las tempestades de los excesos, para degustarse como una preciada bebida añeja. Jorge Martínez ha edificado su leyenda sobre las ruinas de la calma con robustos conciertos y poderosos discos. Un toque de siniestra belleza a la batalla campal de la vida; las botellas rotas quedan por el camino.

 

 

-¿Cumple perfectamente el documental “Mi vida entre las hormigas” el papel de resumir algo tan intenso como la historia de Ilegales?

-El documental dura una hora y media, Ilegales llevamos 34 años. Creo que ha sido un gran proeza por parte de Juan Moya y Chema Veiga al conseguir hacer una especie de radiografía de Ilegales que se extiende al mismo rock and roll. Me parece un documental muy interesante.

 

-Siempre has sido muy crítico con esa visión tan idílica y nostálgica que se ha difundido de la Movida…

-Me posiciono con Le Luhtiers en que cualquier tiempo pasado fue anterior, no mejor. La movida es una creación por exceso de miopía de los locutores de moda, que solamente atendían a lo que tenían al lado en Madrid. Yo, como viajaba y recorría España desde los años 70 viendo cosas, no me cansaré de repetir que lo que se estaba gestando era  el rock radical vasco, el rock humorístico de bandas como Siniestro Total muy gallego, en Cataluña estaba todo el rock layetano que impedía desarrollarse a los grupos de rockers y mods, un poco hartos de todo aquello. En la zona de Levante nada más había música para maricones de fin de semana, bandas horteras  Andalucía había quedado exhausta por su gran aportación del rock andaluz, que imperó desde el 74 en adelante con bandas como Triana o Alameda. En la zona centro estaba Cucharada y cosas interesantes. Pero esta gente solamente contemplaban lo que querían ver por miopía. Inmediatamente todo ello entra en colapso porque no hay combustible para alimentar la máquina ni ninguna industria alrededor y entonces empiezan a nutrirse de grupos periféricos y ahí es donde entramos nosotros desde Asturias.

 

-El hecho de que cantaras boleros con Los Magníficos sorprendió a muchos, ¿es una función primordial del rock and roll el romper esquemas?

-La canción bandera del rock de garaje psicodélica que es “Louei Louei” en realidad es un mambo, entonces es un poco de ignorancia. En los Beatles hay canciones muy influidas por este tipo de cosas,  de hecho los acordes  introductorios de “Michelle” son de un tumbao, que es música cubana, luego ya lo mezclan con más cosas; en ellos se nota que han oído muchas cosas de bossa nova sin saber tocarla porque supera la capacidad rítmica de los Beatles. Puede que haya gente que se sienta escandalizado por este hecho, pero es una música que yo he respetado mucho. No puedo con las rumbitas flamencas ni con los pasodobles.

 -¿Es la música cualquier cosa menos  aburrimiento y adocenamiento?

La música puede ser muchas cosas, hasta aburrida de cojones, e incluso repulsiva e infame y hacer que la vida sea indigna de ser vivida. Luego hay cosas maravillosas que podemos encontrar con facilidad. Hay que ejercer como minero y buscar ese material sonoro, a pesar de toda esa maraña de cosas abominables.

 

-Ilegales siempre ha mostrado en sus letras la vida con toda su carga de crudeza no exenta de belleza, en ocasiones, frente al universo perfecto que presentan otros artistas… 

-Sí , siempre se me ha dado mal mentir. La verdad a la larga es menos peligrosa que la mentira. Todas las canciones de Ilegales llevan una carga de verdad tremenda e inevitable. Funcionamos como espejo circundante de la realidad. En otros momentos hay cosas más oníricas con experiencias con el mundo de los sueños y drogas; son canciones que pueden resultar más amables, ese punto surrealista que determina, a veces, la inclusión de la escritura automática en los textos de Ilegales, que vienen del subconsciente, la parte más inteligente de todos nosotros. Sería un desperdicio no utilizarlo.

-¿A quién le robarías una letra?

-En este momento a  Bob Dylan no, no me gustan sus letras. Me han influido mucho más que los músicos gente que viene del mundo de la literatura: desde los clásicos antiguos como Marcial o Juvenal, no digamos ya Quevedo que se basa mucho en ellos. Son mejores letristas los antiguos poetas y escritores como Catulo que cualquier Dylan que se paseé por ahí.

-Musicaste unos versos de “El caballero de Olmedo” de Lope de Vega y eres un gran admirador del mundo grecolatino. ¿Qué hay del Jorge Martínez lector?

-Esos versos siempre me fascinaron, justo en esa época estaba escuchando mucha música española antigua, de la poca que ha sobrevivido a esa pátina enorme tan corrosiva que es el flamenco, que parece que devora todas las subvenciones y presupuestos del estado aunque vaya de marginal. Parece que en España solamente existiera el flamenco cuando hay muchas otras músicas interesantes Todo ello fue el detonante con los acordes que en la onda del siglo XVII con la letra que se ha encontrado. Es muy interesante poner el cerebro en marcha con el estimulo de las lecturas de primer orden, la visita a museos: aconsejo darse un paseo por el Prado ya que hay un monográfico de Fortuny que veré. El cerebro hay que estimularlo salir de la zona de confort, incluso en asuntos que nos son hostiles. Veo muchos documentales de materias que no me manejo cómodamente para sumergirte en materias valiosas como gastronomía  o medicina. Todo ese proceso te hace más inteligente y creativo.

 

 

Novedades de socios

Nuevo libro de la Asociación

La Asociación de Escritores de Asturias saca a la luz poemAEs, un libro que se puede leer y oír. Sí, es posible escuchar las voces de los autores que participan en él. Está coordinado por nuestra presidenta, Esther García López.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Novedades de socios

Raúl Castañón

 

Novedades de socios

 

Novedades de los socios: Ana García de Loza

 

Novedades de los socios

Libro de Jorge Ordaz

 

Novedades de socios

novela de Armando Murias

 

Novedades de socios

Participan varios socios

 

Novedades de socios

libro de Ángel García Prieto

Novedades de socios

Esther García López

 

Novedades de socios

J.F. Chimeno

 

Presentación de poemario

Nieves Viesca

 

presentación

El nuevo libro de Raúl Castañón presentado por José Havel

 

Novedades de socios

Raúl Castañón

 

Novedades de socios

Nieves Viesca

 

Portada y contraportada

NOVEDADES DE SOCIOS

Lectura dramatizada

 

Nuevo libro de Pepe Monteserín

 

Novedades de socios

Libro de Marcelo Matas

 

Novedades de los socios

 Nuevo libro de Ángel García Prieto

“El Fado tiene no sé qué/ que prende la vida de la gente/ un nada que no se ve / un todo que la gente siente”, se canta en “Destino marcado”, con la letra de Fernando Farinha y la música del Fado Menor. El Fado apasiona, seduce, da más de lo que puedas esperar, te hace llorar o reír, explica el amor o el fracaso, el bien y su ausencia, encandila, arrebata, estremece.

El Fado es en último extremo inasequible y nuestro libro no puede pretender explicarlo, pero si acercar un tanto más al mundo propio de esta fascinante poesía musicada y cantada por portugueses. Porque también el Fado se revela cuando él quiere y se te da. Y este libro habla de modos, formas, maneras, caminos, historia, lugares, ambientes, personas y palabras del Fado, que pueden hacer posible el milagro de esta pasión.

En este libro intervenimos unos amantes de Portugal y enamoradas del Fado, para unirnos también a los lectores que tengan la suerte de conmoverse ya con el Fado o para los que en estas páginas se lo puedan encontrar.   

Nuevo poemario de David Fueyo

 

Oviedo, libro abierto

Novedades de socios

Yo estaba allí, de Mª Esther García López

 

Novedades de socios

Una mala racha, por Julio Rodríguez. Editorial Menoscuarto, 2016

 

Novedades de socios

El Río Tejo, por Ángel García Prieto.

Novedades de socios

Circo, de José Ángel Ordiz

 

 

Colección Diez

Primavera eterna. Varios autores.

Colección Diez

Kaledidoscopia. Col.Diez 2

 

Descargar documento(374,85 Kb)

Novedades de socios

Territorio Whatsapp, de Raúl Castañón del Río.


Carta abierta a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social

LA ASOCIACIÓN DE ESCRITORES DE ASTURIAS Y LOS ESCRITORES JUBILADOS
 


La entrada en vigor del Real Decreto-ley 5/2013, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo, ha hecho que la Seguridad Social esté declarando incompatible la percepción de una pensión de jubilación con la de los derechos de autor por obras propias, cuando estos superan el Salario Mínimo Interprofesional. El caso afecta a gran parte de los escritores jubilados, que ven amenazadas sus pensiones.

Son muchas las voces que se han alzado contra la injusticia que supone la norma con carácter general. La Asociación de Escritores de Asturias (AEA) se suma a ellas, al tiempo que recuerda a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social que la percepción de derechos de autor, al menos con relación a los generados por obras no escritas en el año de que se trate, no supone un rendimiento procedente del trabajo, sino de un patrimonio acumulado a lo largo de los años anteriores, asimilable al cobro de rentas derivadas de bienes muebles o inmuebles. Si la pretensión del Real Decreto-ley que se cita es la de regular la compatibilidad de la pensión de jubilación con el ejercicio de un determinado empleo o trabajo, resulta evidente que, en este caso, el supuesto de hecho (el ejercicio de un trabajo) no existe, razón por la que la AEA considera inadmisible, al menos en este caso, la interpretación de la norma que están dando los poderes públicos.

©2008 Asociación de Escritores de Asturias Aviso Legal

Iniweb 2.0  -  Conforme con:  CSS - HTML4.01 - TAW