RSS

NUESTROS BLOGS

 
PÁGINA WEB
de Mª Esther García López
 
 
 
 
ALONSO PALABRAS
Blog de poesía de Agustín Alonso Biscayar
 
 
 
  PÁGINA WEB
de Pepe Monteserín
 
 
 
 
 VIRGINIA GIL
 
 
 
de Armando Murias
 

 

de Jorge Ordaz
 
           
 
  Francisco Priegue     http://franciscopriegue.wordpress.com
 
   
 
de J.Á. Ordiz
 

 

de Julio Rodríguez
 
 

NIEVES VIESCA

WEB OFICIAL

  

 Manolo D. Abad
 
 
 
 
Celia Álvarez Fresno
 
 
Fco. Álvarez Velasco
 
 
  
Fernando Beltrán 
 
 
  
Raúl Castañón del Río 
 
 
 
 BLOG
de Luis Díez Tejón 
 
 
de Fernando Fonseca
 
 
de David Fueyo Fenández
 
  
 
Alfredo Hernández García
 
 
 
 
 

 
M.Matas de Álvaro
 
 

 

 
   
REVISTA DE LITERATURA, ARTES Y OPINIÓN DE LA AEA
literarias.aea@gmail.com
 

Hazte socio

 No lo pienses más y hazte socio de la Asociación de Escritores de Asturias.

Tu obra literaria estará arropada por tus compañeros y será divulgada en esta revista.

Además, estarás en contacto con escritores de diferentes características y estilos.

Participarás en las Jornadas Literarias y en los Premios de la Crítica y Letras de Asturias

Tarifa anual:

Tarifa normal: 72 €

Desdempleado: 36 €

Hasta 25 años o mayor de 80: 0 €

De 25 a 30 años: 9 €

Contactos: asociacionescritoresdeasturias@gmail.com y tfno. 696 71 32 56 (Esther)

¿Qué es CEDRO?

   

  

¿Todavía no estás en CEDRO? El Centro Español de Derechos Reprográficos  es la asociación de autores y editores de libros editados en cualquier medio y soporte, encargado de defender los derechos... »Leer más

 

 

 

 

 

 

 

Entrevistas

Entrevista a Luis Artigue

 Entrevistas LITERARIAS con LUIS ARTIGUE 

 

¿Qué importancia tiene la literatura hecha en Asturias? 

Una importancia vital (todo lo asturiano es vital): la literatura hecha en Asturias es el correlato elaborado de esa escuela del bien vivir que es esa tierra rica en la alegría que sintoniza el cuerpo con el alma. Creo. Digo.   

 

¿Es Asturias una isla en el mundo literario? 

Tal vez sea una isla entre el cúmulo de islas adyacentes que conforman este país cainita o, como se dice ahora, plurinacional… ¡Pero es una isla que late con fuerza! 

 

Para que vayamos conociendo con más precisión sus gustos.  Cite tres libros estupendos de este siglo y otros tres sobrevalorados. 

Amo por ejemplo El bosque de la noche (Djuna Barnes), los Diarios Íntimos (Anaïs Nin) y Las Flores del Mal (Baudelaire), y no entiendo aún el Ulises (James Joyce), Tiempo de silencio (Luis Martín Santos) y todas las novelas empalabradísimas del último Camilo José Cela (¿Qué coño es El asesinato del perdedor y Madera de boj? ¿Se fumó el diploma del Nobel en vez de enmarcarlo?). 

 

Lo mismo con el cine del siglo XXI. Tres películas que no nos debemos perder y otras tres que nos podemos ahorrar. 

Hablaré mejor de directores, pues en el séptimo arte importa mucho la trayectoria: amo el cine de Adolfo Aristarain, y Terrence Mallick y Woody Allen y el último Paolo Sorrentino (me fascina La Gran Belleza), y de lo malo es mejor no hablar (pobre Alex de la Iglesia, por qué me voy a meter con él, no me provoques más, entrevistador, hombre)… 

 

¿Qué suceso le parece que puede ser característico de este siglo? 

Dentro de las tergiversaciones de este siglo XXI nuestro me llama la atención la involución política, después de todo lo que nos ha llovido, conformada en eso que llaman “”los partidos del cambio”. ¿Cuál es el cambio y la novedad que suponen políticos desarrapados que salen por los medios hablando de marxismo? 

 

Si tuviera que seleccionar tres autores vivos en lengua española, ¿con quiénes se quedaría? 

Por ejemplo José María Merino, Cristina Fernández Cubas y JM Caballero Bonald. 

 

¿Y en otras lenguas? 

Por ejemplo Adonis, Don DeLillo y Salman Rushdie. 

 

¿Qué está leyendo? 

Tres novelas negras para un premio del que soy jurado: Ojos ciegos (Virginia Aguilera), El peso del alma (José María Espinar Mesa-Moles) y El santo al cielo (Carlos Ortega Vilas). 

 

¿Qué lugar de España aconsejaría visitar? 

León. 

 

¿Y de Asturias? 

Covadonga. 

 

¿Qué comida de Asturias no probó todavía? 

Me he zampado el repertorio entero –no es por fardar, es que soy un gourmet o un tragón (difieren las versiones según a quien se le pregunte)-, y no me canso… 

 

¿Sidra o vino? 

Ambos (no a la vez). 

 

¿Facebook o Twitter? 

Facebook: necesito un poco de espacio discursivo para matizar. 

 

¿Qué tipo de música suele escuchar? 

Jazz. 

 

¿Cuál fue el último libro que no pudo terminar? 

Uno de Juan Manuel de Prada, Cisnenosequé Pero otras novelas del autor como Las máscaras del héroe o Morir bajo tu cielo me han fascinado por su prosa y por su combinación de lo profundo y lo elevado. 

 

¿Cómo podría definir en cinco líneas su literatura? 

Escribo novelas de humor realistas pero con impregnaciones fantásticas y alto nivel de invención, y, por otro lado, para depurar mi ego tras las exigencias de la narrativa trato de que mi poesía, aunque culturalista de signo neonovísimo, sea poesía del yo que pueda identificarse con algo muy sincero. 

 

El premio Planeta, ¿marca tendencia o va a rebufo de las modas literarias? 

No marca tendencia: va a re-pufo de las modas literarias. 

 

¿Es necesaria una Asociación de Escritores? 

Sí, ya lo dijo Marx: solitarios del mundo uníos. 

 

¿Qué pregunta no le hice y le gustaría responder? 

Si trato de ser feliz aun así… La respuesta es que sí.

Armando Murias

Entrevistas

Entrevista a Francisco Villasante

Entrevistas LITERARIAS conFrancisco Villasante 

 

 

 

 

¿Por qué vivir en Asturias? 

 

 

 La verdad es que no ha sido cuestión de azar como suele suceder con los nacimientos. Hace dos años, mi mujer y yo decidimos trasladarnos con nuestros hijos desde Madrid. Buscábamos vivir en mayor contacto con la naturaleza y una vida con un ritmo más pausado dentro de un clima, un paisaje y una cultura popular que nos encanta. 

 Y si no es Asturias, ¿dónde le gustaría vivir? 

 

  Cantabria, País Vasco… Entre el mar Cantábrico y la cordillera Cantábrica. 

 

 

 

Para que vayamos conociendo con más precisión sus gustos.  Cite tres libros estupendos de este siglo y otros tres sobrevalorados. 

 

 Solar, de Ian Mcewan, Crematorio, de Rafael Chirves y Confiado de Juan Antonio González-Iglesias. 

 

 Las sobrevaloradas: Un hombre enamorado, de Karl Ove Knausgård, El héroe discreto, de Mario Vargas Llosa y Eso, de IngerChristensen. 

 

 

Lo mismo con el cine del siglo XXI. Tres películas que no nos debemos perder y otras tres que nos podemos ahorrar 

 

 Wintersbone, de Debra Granik, Yo, él y Raquel, de Alfonso Gomez-Rejon y Te doy mis ojos, de Icíar Bollaín. 

 

 Las sobrevaloradas: La Laland, de DamienChalleze, Her, de SpikeJonze y Magicalgirl, de Carlos Vermut. 

 

 

 

 

¿Qué suceso le parece que puede ser característico de este siglo? 

 

 El triunfo del neoliberalismo con su drástica reducción del gasto público, sobre todo en políticas sociales, y con la intervención del Estado en la economía a favor del sector privado para que asuma las competencias propias del Estado. 

 

 Si tuviera que seleccionar tres escritores vivos en lengua española, ¿con quiénes se quedaría? 

 

 Manuel Rivas, Javier Marías y Mario Vargas Llosa 

 

 ¿Y en otras lenguas? 

 

 Ian Mcewan, John Banville y Jonathan Franzen. 

 

 ¿Qué está leyendo? 

 

 Me gusta leer varios libros a la vez de distintos géneros literarios. En narrativa: Así empieza lo malo, de Javier Marías, Manual para las mujeres de la limpieza, de Lucia Berlin y La niña perdida, de Elena Ferrante. En poesía: Eso, de IngerChristensenAntología Cátedra de Poesía de las Letras Universales y el cómic Libro de las invocaciones, de Pablo Gallo 

 

 ¿Qué lugar de España aconsejaría visitar? 

 

 Las merindades de Burgos. Mi padre era de esa comarca y la conozco bien. Merece la pena acercarse por allí 

 

 ¿Y de Asturias? 

 

 El concejo de Las Regueras. Ahora trabajo en allí y es un lugar privilegiado que merece la pena conocer. 

 

 ¿Qué comida de Asturias no recomendaría? 

 

 Me gusta toda la cocina asturiana 

 

 ¿Sidra o vino? 

 

 Más de sidra, pero sin olvidar acompañar, de vez en cuando, las comidas con una copa de vino. 

 

 

¿Facebook o Twitter? 

 

 De Facebook. 

 

 

 ¿Qué tipo de música suele escuchar? 

 

 De casi todos los estilos. Ahora mismo estoy emocionado con Malcolm Holcombe, country folk y con BenjaminColombine, un cantautor británico en la estela de Nina Simone. 

 

 ¿Cuál fue el último libro que no pudo terminar? 

 

 Más que no poder es no querer. Hay tanto que leer y tan poco tiempo. No quise continuar con Los pilares de la tierra después de las primeras cincuenta páginas. 

 

 ¿Cómo podría definir en cinco líneas su literatura? 

 

 Aunque empecé escribiendo lírica, ahora, como escritor diletante, me interesa la narrativa. Me publicaron un libro de relatos hace año y medio y recientemente he terminado una novela. Tanto los relatos como la novela tienden a la brevedad porque pretendo más que mostrar a las claras sugerir. Me gusta la precisión en el léxico y no rehúyo de las palabras ajenas al uso cotidiano. También apuesto por la denostada oración larga, pero que busca la claridad. 

 

 El premio Planeta, ¿marca tendencia o va a rebufo de las modas literarias? 

 

 Como lo que esencialmente pretende es construir un éxito comercial, siguen y potencian las modas literarias. 

 

 ¿Qué le falta a la Asociación de Escritores de Asturias? 

 

 Creo que los que la impulsan hacen una labor encomiable. Supongo que desearían tener más tiempo y medios para poder ir más allá.  

 

 ¿Qué pregunta no le hice y le gustaría responder? 

 

 Me ha parecido una interesante entrevista. No le quitaría ni le añadiría ninguna pregunta. 

Armando Murias

Entrevistas

Entrevista con Mariano Antolín Rato

 Entrevistas LITERARIAS con… Mariano Antolín Rato (Premio LETRAS 2013 por la AEA)

¿Qué importancia tiene la literatura hecha en Asturias?

Supongo que la misma escrita en otros sitios.

 ¿Es Asturias una isla en el mundo literario?

No.

Para que vayamos conociendo con más precisión sus gustos.  Cite tres libros estupendos de este siglo y otros tres sobrevalorados.

"Cuentos completos", de Amy Hempel; "Casi invisible", poemas de Mark Strand; "Zona", novela de Mathias Enard.

No suelo leer las opiniones de los reseñistas, así que soy incapaz de pronunciarme sobre las valoraciones que hacen y compararlas con lo que opino de los libros que he leído  

Lo mismo con el cine del siglo XXI. Tres películas que no nos debemos perder y otras tres que nos podemos ahorrar

"Boyhood", de Richard Linklater;  "Paterson", de Jim Jarmusch; "La La Land", de Damian Chazelle.

La mayor parte de las demás.

¿Qué suceso le parece que puede ser característico de este siglo?

El choque intencionado de los aviones contra las Twin Towers, en N.Y..

Si tuviera que seleccionar tres autores vivos en lengua española, ¿con quiénes se quedaría?

Caballerlo  Bonald; Javier Marías; Ramón Buenaventura.

¿Y en otras lenguas?

Richard Ford; Cormac McCarthy (menos "La carretera"); Mircea Cartarescu.

¿Qué está leyendo?

"Mano invisible", de Adam Zagajewski; y "El ocaso de los superhéroes", de Deborah Eisenberg.

¿Qué lugar de España aconsejaría visitar?

El Pirineo de Huesca.

¿Y de Asturias?

Lastres                                                  

¿Qué comida de Asturias no probó todavía?

Helado de oricio.

¿Sidra o vino?

Las dos cosas. Y cerveza.

¿Facebook o Twitter?

Facebook

¿Qué tipo de música suele escuchar?

Básicamente clásica, jazz y rock.

¿Cuál fue el último libro que no pudo terminar?

"Fuerzas especiales", de Diamela Eltit.

¿Cómo podría definir en cinco líneas su literatura?

Imagino que pretendo emocionar al lector con unos personajes que, en mi caso, tratan de vivir decentemente en un mundo indecente. He pasado por distintas etapas. Ahora he perdido cualquier pudor para referirme a lo que me pasa y literaturizo menos las cosas. Y no dejo de inspirarme en los grandes de todas las épocas. 

El premio Planeta, ¿marca tendencia o va a rebufo de las modas literarias?

Ese premio intenta que el ganador venda muchos  libros.

¿Es necesaria una Asociación de Escritores?

¿Qué pregunta no le hice y le gustaría responder?

¿De verdad cree que sus opiniones  interesan a alguien?

 

 

Entrevistas

entrevista con Lauren García

 ENTREVISTAS  LITERARIAS  con Lauren García

 

 

¿Por qué vivir en Asturias?

 

Porque es un paraíso físico y espiritual, nada ficticio. Porque Asturies tiene cuerpo y alma de manzana en el gran árbol del mundo. Porque nací y quiero morir aquí.

 Y si no es Asturias, ¿dónde le gustaría vivir?

 

No estamos para fantasías ni idealismos, en cualquier sitio donde una cuota razonable de felicidad no sea muy cara.

 Para que vayamos conociendo con más precisión sus gustos.  Cite tres libros estupendos de este siglo y otros tres sobrevalorados.

 

Cualquier libro de José Luis Rey y Joaquín Pérez Azaústre, apelando a  escritores que tienen todavía mucho siglo por delante y cualquiera de los últimos poemarios que nos dejó Juan Gelman. ¿Libros sobrevalorados? Nos inundan de publicidad con ciertos best sellers y publicaciones del “famoseo”, pero me conformo con obviar su lectura.

 Lo mismo con el cine del siglo XXI. Tres películas que no nos debemos perder y otras tres que nos podemos ahorrar

Dudo mucho, por lo visto, que el cine de este siglo alcance las cotas de excelencia del siglo xx, así que habría bastantes descartes. Me quedaría con muchas películas de Isabel Coixet 

 ¿Qué suceso le parece que puede ser característico de este siglo?

 

Que dejen a la humanidad en paz, aunque probablemente sea pedir flores en el desierto.

  Si tuviera que seleccionar tres escritores vivos en lengua española, ¿con quiénes se quedaría?

 

       Por citar a tres autores de dilatada trayectoria y obra ya cimentada: 

Francisco Brines, Caballero Bonald y Juan Marsé

 ¿Y en otras lenguas?

 

Para no ir muy lejos: Manuel Rivas en gallego, Joan Margarit en catalán y cualquiera de los muchos y buenos escritores que hay en asturianu.

 ¿Qué está leyendo?

 

"Examen de ingenios” de Caballero Bonald y “La bicicleta del panadero” de Juan Carlos Mestre.

  ¿Qué lugar de España aconsejaría visitar?

 

Tiempo y salud para recorrer el país entero y sus lugares más insospechados; sentir el garabato de las curvas.

 ¿Y de Asturias? 

       Pola de Allande con todo su concejo, repleto de asombrosas maravillas naturales que despiertan el instinto de los sentidos y veneran al caminante.

 ¿Qué comida de Asturias no recomendaría?

 

La abstinencia

 ¿Sidra o vino?

 

      La sidra que salpica  alegría y  añorada melancolía. El vino si lo exige la otra compañía.

  ¿Facebook o Twitter?

 

La mejor red siempre será un grito de arenga de un amigo o un silencio cómplice.

  ¿Qué tipo de música suele escuchar?

 

Rock, pop, canción de autor, folk, tango, blues, jazz, tradicional… Está claro no me gusta el reggaeton.

  ¿Cuál fue el último libro que no pudo terminar?

 

Una guía de cocina

  ¿Cómo podría definir en cinco líneas su literatura?

 

Las mejores definiciones literarias no las hace uno mismo. Quizás que busco que crucen el umbral conjuntamente literatura y vida, que creo que la emoción y la indagación en la experiencia humana son motores indispensables. Sentimiento,(no sentimentalismo), un argumento que articule la existencia  y traspase al otro; el tiempo que tenemos con su calma y marejada.

  El premio Planeta, ¿marca tendencia o va a rebufo de las modas literarias?

 

Lo que le puedo decir es que me gustaría que muchos libros de alta calidad literaria se vendieran tanto o la mitad del Premio Planeta

 ¿Qué le falta a la Asociación de Escritores de Asturias?

 

      La autocrítica, que empieza siempre por uno mismo, o sea, a título individual.

  ¿Qué pregunta no le hice y le gustaría responder?

 

Si me agrada o no citar autores y obras como un juez supremo. 

Entrevistas

Entrevista con Marcelo Matas

 Entrevistas LITERARIAS con…Marcelo Matas de Álvaro

¿Por qué vivir en Asturias?

Seguramente por las mismas razones por las que se podría decidir no vivir en Asturias: la gente, el clima, el paisaje, la gastronomía, la oferta cultural y todas esas cosas a las que se suele aludir para referirse a este trocito de mundo. Mi falta de apego a cualquier terruño, hace que me guíe por esta pintada recientemente encontrada en la calle: “Donde sea, pero contigo”.

Y si no es Asturias, ¿dónde le gustaría vivir?

            Esta pregunta se contesta con la anterior.

Para que vayamos conociendo con más precisión sus gustos.  Cite tres libros estupendos de este siglo y otros tres sobrevalorados.

Me cuesta citar sólo tres que me hayan parecido estupendos en lo que llevamos de siglo, pero haciendo un esfuerzo elijo tres que en su día me deslumbraron: “Paradoja del interventor”, de Gonzalo Hidalgo Bayal, “Oficio de lector”, de J.M. Caballero Bonald y la trilogía “Tu rostro mañana”, de Javier Marías. De propina destaco “Rabia”, de Sergio Bizzio y “Yo confieso”, de Jaume Cabré. Por decir alguno extranjero, apunto la mayoría de los que han escrito este siglo Cormac McCarthy, Paul Auster, J.M. Coetzee o Saramago.

No entiendo –o sí, pero me lo callo- por qué a la crítica le cuesta tanto reseñar negativamente a ciertos autores consagrados. Por ejemplo, Eduardo Mendoza, a quien le sobra casi toda la producción de este siglo, obras que, si no hubieran llevado su firma, seguramente ni siquiera se habrían publicado. Eso sí, me rindo ante dos obras maestras como “La verdad sobre el caso Savolta” y “La ciudad de los prodigios”. Igual ocurre con “París-Austerlitz”, de Rafael Chirbes, y “El atasco y demás fábulas”, de Luis Goytisolo, las dos muy alejadas de la maestría mostrada por sus autores en sus obras anteriores. Por decir alguno extranjero, me defraudó “El mar”, de John Banville, y “Diario de invierno”, de Paul Auster, autor al que tanto admiro.

Lo mismo con el cine del siglo XXI. Tres películas que no nos debemos perder y otras tres que nos podemos ahorrar

            De Woody Allen hay que ver “Match Point” y “Blue Jasmine”, y no ver ni bajo tortura “Vicky Cristina Barcelona”. De Pedro Almodóvar me gustaron “Hable con ella” y “La piel que habito”, pero no se les ocurra ver ni un fotograma de “Los amantes pasajeros”. De Clint Eastwood es imprescindible “Gran Torino”, pero se puede cambiar de canal si de casualidad ponen por la televisión “Space Cowboys”.

¿Qué suceso le parece que puede ser característico de este siglo?

            Lo que está ocurriendo cada día: el desplazamiento de cientos de miles de personas de su lugar de origen, ya sea por huir del hambre, de la injusticia, de la guerra, o de todo a la vez. Es cierto que no se entiende la historia de la humanidad sin los movimientos migratorios, pero en este siglo está cobrando una dimensión que va a condicionar la futura configuración de las sociedades. Paralelo a esto y tal vez con la misma influencia en el desarrollo de la humanidad, está la explosión del turismo de masas, la colonización de las ciudades por hordas equipadas con teléfono móvil.

Si tuviera que seleccionar tres escritores vivos en lengua española, ¿con quiénes se quedaría?

            Ojalá siguieran viviendo algunos años más y continuaran escribiendo Ferlosio, Caballero Bonald y Antonio Gamoneda. Pero también quisiera seguir leyendo a Javier Marías, Vargas Llosa, Luis Landero, Juan Eduardo Zúñiga, Luciano G. Egido, Gonzalo Hidalgo Bayal, Vila-Matas, Juan Marsé, Luis Goytisolo, Sergio Bizzio, Muñoz Molina y muchos más.

¿Y en otras lenguas?

            Jaume Cabré, en catalán. Cormac McCarthy y Paul Auster en inglés.

¿Qué está leyendo?

            “Almas muertas”, de Nikolái Gógol. Lo recomiendo vivamente.

¿Qué lugar de España aconsejaría visitar?

            Candelario (Salamanca), uno de los pueblos más bonitos de España, y no sólo porque sea el lugar donde nació mi madre.

¿Y de Asturias?                                                               

            Cualquier sitio –da igual mar, montaña o urbano- donde se pueda sentar uno al sol y mirar el paisaje. Frente al mar podría ser en el mirador de Cabo Peñas. Frente a la montaña estaría bien subirse a la Cuesta de Sariego, desde donde se puede ver a lo lejos casi toda la Cordillera Cantábrica. También un día de sol sentado en la terraza de mi casa de Oviedo uno nunca para de asombrarse de la peculiar fauna humana que habita el paisaje urbano.

¿Qué comida de Asturias no recomendaría?

            No recomendaría ninguna, porque todas crean adicción.

¿Sidra o vino?

            Sidra para picar algo de pie. Vino para comer sentado.

¿Facebook o Twitter?

            Sólo tengo Facebook.

¿Qué tipo de música suele escuchar?

            Jazz y blues.

¿Cuál fue el último libro que no pudo terminar?

            Suelo acabar todo lo que empiezo porque –“ars longa vita brevis”- antes selecciono bien lo que voy a leer. Aun así, no pude con “Al límite”, de Thomas Pynchon, pero prometo volver a intentarlo.

¿Cómo podría definir en cinco líneas su literatura?

Tanto si es un cuento infantil, un relato o una novela, siempre me guía el estilo, una peculiar forma de narrarlo, que tira de mí más que la propia trama o el argumento. De hecho, nunca escribo con un plan preestablecido de antemano. Parto de una idea muy primitiva, muy nebulosa, por la que me voy adentrando a través de las palabras. Son éstas las que me guían, que a su vez van creando la estructura del relato, formando el sustrato lingüístico que hace brotar la trama, lo que se cuenta en el relato o en la novela. Pretendo conjugar la profundidad o importancia de los contenidos con la elegancia y la belleza de las palabras. Creo que deben ir unidas como el guante a la mano. Lo que en definitiva quiero contar es la infinita posibilidad que tiene el lenguaje para crear una historia y, en cierto modo, convertirla en arte.

El premio Planeta, ¿marca tendencia o va a rebufo de las modas literarias?

            Actualmente el premio Planeta no tiene nada que ver con la literatura. En algunas ocasiones el premio se galardonó a sí mismo al dárselo a ciertos escritores de prestigio. Ahora ni eso. Sólo tiene valor comercial.

¿Qué le falta a la Asociación de Escritores de Asturias?

            Seguramente más participación e implicación de los socios, pero eso suele ocurrir con todas las asociaciones. También habría que repensar las actividades que se hacen, renovando las que se realizan todos los años e incluyendo alguna nueva.

¿Qué pregunta no le hice y le gustaría responder?

            ¿Cómo ve la literatura que se hace en Asturias? En la actualidad hay en Asturias un buen número de autores -en poesía, narrativa, columnismo o ensayo- que escriben con una muy estimable calidad literaria. Podría decir nombres, pero como soy amigo de algunos de ellos, me limito a apuntar que hay más de una decena de escritores que están como mínimo a la misma altura que muchos de los que no para de hablar la crítica nacional. 

Entrevistas

entrevista con J.M. Fdez. Chimeno

 EntrevistasLITERARIAScon…José María Fernández Chimeno

¿PorquévivirenAsturias?

 

PORSUSGENTESYNATURALEZA

YsinoesAsturias,¿dóndelegustaríavivir?LEÓN

Paraquevayamosconociendoconmásprecisiónsusgustos.Citetreslibrosestupendosdeestesigloyotrostressobrevalorados.

(sobreestosúltimosnovoyaopinar)

SPQR(UNAHISTORIADELAANTIGUAROMA)

LATRILOGÍADENUEVAYORKHISTORIASECRETADELOSEDIFICIOS

LomismoconelcinedelsigloXXI.Trespelículasquenonosdebemosperderyotrastresquenospodemosahorrar

ELREINODELOSCIELOSMEJORIMPOSIBLEINTERESTELAR

¿Quésucesoleparecequepuedesercaracterísticodeestesiglo?CRISISECONÓMICAYCRISISDEIDEAS

Situvieraqueseleccionartresescritoresvivosenlenguaespañola,¿conquiénessequedaría?

ARTUROPÉREZREVERTE,JULIOLLAMAZARES,MARIOVARGASLLOSA

¿Yenotraslenguas?

UMBERTOECO(muertorecientemente)

PAULAUSTER,ORHANPAMUK¿Quéestáleyendo?

NEWYORK,NEWYORK(JavierReverte)

¿QuélugardeEspañaaconsejaríavisitar?ASTORGA


¿YdeAsturias?

GIJÓN

 

¿QuécomidadeAsturiasnorecomendaría?

CACHOPO

 

¿Sidraovino?

VINO

 

¿FacebookoTwitter?

FACEBOOK

 

¿Quétipodemúsicasueleescuchar?

JAZZ

 

¿Cuálfueelúltimolibroquenopudoterminar?

NINGUNO

 

¿Cómopodríadefinirencincolíneassuliteratura?

DefinidaporAntonioMerayocomonovelahistóricadeno-ficciónencuantoalanovelahistórica.Respectoalapoesía,comopoesíareflexivabasadaenlaideayelmensaje.ComoDoctorenHistoriadelArte,comoliteraturadeinvestigacióndondelaarquitecturaeselhiloconductor.

 

ElpremioPlaneta,¿marcatendenciaovaarebufodelasmodasliterarias?MODASLITERARIAS

 

¿QuélefaltaalaAsociacióndeEscritoresdeAsturias?

RESPALDOPÚBLICO

 

¿Quépreguntanolehiceylegustaríaresponder?

NINGUNA

Reseña SOBRE LA MARCHA

 NUESTRO VIAJE DEL 87   por     Miguel Rojo

 

 

Sobre la marcha

Juanjo Barral

Editorial Baile del Sol

2017

 

 

            Todo viaje tiene algo de obra de arte donde lo que se crea es el propio viajero. Salimos, pero volvemos diferentes. Siendo todo igual al regreso, nada es lo mismo porque algo en nuestro interior ha sido modificado, transformado, haciéndonos conscientes de nuestras precarias tonterías y de nuestros déficits… O sea, haciéndonos más sabios y, por tanto, más melancólicos porque hemos asumido lo que nos falta e intuido, también, lo que probablemente nos seguirá faltando durante toda la eternidad. Por eso los viajes se comienzan con inquietud y se terminan con melancolía, igual que los libros, como muy bien decía José Vasconcelos. 

            De esto, de un viaje y de lo que se lleva en la mochila interior que siempre cargamos, es de lo que habla la última novela de Juanjo Barral, “Sobre la marcha” (Editorial Baile del Sol).

             Dos jóvenes emprenden un largo viaje por Europa en Interrail. Corre el año de 1987, el año en que, por enmarcar la aventura (que otra cosa si no es un viaje que se precie), entra en vigor en Argentina la Ley de Punto Final, se empieza a hablar del agujero en la capa de ozono sobre la Antártida, ETA atentaba en el Hipercor y el grupo U2 actuaba por primera vez en España ante 135.000 personas en el Bernabéu.

            Y aunque el libro no sea un diario propiamente dicho y en él se mezcla ficción y realidad, el peso de esta última se impone de tal forma que resulta imposible no ver a Juanjo Barral  como protagonista de este viaje. Algo, por otra parte, que el autor no trata de ocultar en ningún momento, lo que haría, además, que la obra perdiera gran parte de su atractivo.

            Porque el mérito fundamental del libro, a mí entender, es el reflejo real de una época que, siendo tan próxima, resulta ya imposible de creer, como si nos hablaran de los modos y diretes de los tipos que se encerraban en las catacumbas romanas, por exagerar… Y esto lo logra Barral con la acumulación de aparentes banalidades (señalar con exactitud el nombre y el número de la pensión donde se alojaron en Bilbao, la hora y el día –“son las 8 de la tarde del 5 de agosto de 1987”- en que quedaron con la recepcionista de una Residencia de Estudiantes de París, etc.) que, como esas pinceladas impresionistas que por sí solas no dicen nada pero que en conjunto forman un fresco impresionante, son capaces de dibujar con la palabra el retrato verosímil y detallista de una época y un modo de entender la vida que, habiendo sido nuestra, de toda una generación, ahora resulta casi tan lejana e improbable como la de cualquiera de aquellos tipos que se escondían en las catacumbas, por exagerar.

            La literatura de Juanjo Barral en este libro no es una literatura de altos vuelos -ni lo pretende ni se la espera-, viaja a ras de suelo, es proletaria, se embarra y baila con la cotidianidad de cada día para contar lo que quiere con un lenguaje sobrio, coloquial (tan inconfundible “estilo Barral”) y arrolladoramente creíble para describir sin complejos, por ejemplo, el mundo de las drogas o del papanatismo sexual en el que toda una generación participó (participamos), acompañados de una música y una literatura (los The Men They Couldn’t Hang o los Pink Floid, los Cortázar o los Salman Rushdie), que ponen letra y sonido a toda una generación que creíamos perdida y que gracias a este libro nos permite descubrirnos caminando por las calles de París, de Londres o de Ámsterdam con nuestras caras de pardillos recién salidos del oscuro y aburrido y mediocre mundo que quedaba al otro lado de los Pirineos.

            Si alguien quiere saber lo que fuimos (y que ya nunca seremos, ¡por suerte!), o lo que soñábamos (y que ya nunca soñaremos, ¡ay!) que lea este libro. Es historia de la buena y, además, es la nuestra. 

            Y es que, remedando a Kerouac y a su “On the road”, con quien tanto tiene “Sobre la marcha”, nuestro destino también fue aquel viaje en Interrail de 1987.

 

Entrevistas

Entrevista con Gonzalo Moure

 Entrevistas LITERARIAS con… GONZALO MOURE

 

¿Por qué vivir en Asturias?

En mi caso es una cuestión de color. Los inviernos de mi infancia fueron en blanco y negro, en la ciudad de Valencia, y solo los veranos, largos, eran en color. Me vine a vivir aquí para regresar a mi infancia llena de color y de olores…

 

Y si no es Asturias, ¿dónde le gustaría vivir?

En algún país de Latinoamérica tranquilo, como Chile o Costa Rica. Allí la vida está en ebullición, todo crece, mientras que aquí vivimos un lento colapso…

Para que vayamos conociendo con más precisión sus gustos.  Cite tres libros estupendos de este siglo y otros tres sobrevalorados.

Alma y la isla, de Mónica Rodríguez. Para qué sirven las aves, de Antonio Sandoval Rey. El festín de la muerte, de Jesús Díaz de Palma.

Lo mismo con el cine del siglo XXI. Tres películas que no nos debemos perder y otras tres que nos podemos ahorrar

 

Elegiría una película, Bab’aziz, del tunecino Nacer Khemir, y dos series entre muchas: Los Soprano y Happy Valley. El talento, en occidente, se ha desplazado a la televisión. Nos podemos ahorrar no tres, sino todas las películas de la industria norteamericana, sin excepción conocida.cula﷽﷽﷽﷽﷽﷽nos, largos, eran en cdoval Rey. El festlores...negro, en la ciudad de Valencia, y solo los veranos, largos, eran en c

¿Qué suceso le parece que puede ser característico de este siglo?

El 15-M. O sea, el nacimiento de una nueva forma de verdadera política, desde la gente.

Si tuviera que seleccionar tres autores vivos en lengua española, ¿con quiénes se quedaría?

Por no ser contradictorio, Mónica Rodríguez, Jesús Díaz de Palma y Antonio Sandoval Rey. Los dos primeros están en una división marginal pero indispensable para pensar el futuro: la literatura infantil y juvenil.

¿Y en otras lenguas?

Murakami, Coetzee y McCarthy. Por desgracia, estos dos últimos están ya muy mayores, y me temo que nos tendremos que conformar con releerlos.

¿Qué está leyendo?

Americanah, de Chimamanda Adichie. No tan bueno como Medio sol amarillo, pero notable.

¿Qué lugar de España aconsejaría visitar?

Urbano, La Alhambra, por muchas razones. Rural, la sierra de Gualajara.

¿Y de Asturias?

Muniellos, sin duda.                                            

¿Qué comida de Asturias no recomendaría?

¡Ninguna!

¿Sidra o vino?

Cerveza.

¿Facebook o Twitter?

FB, porque al menos se puede reflexionar, aunque no se haga mucho.

¿Qué tipo de música suele escuchar?

Música con raíces. O música antigua europea, o Le Haul saharaui, especialmente.

¿Cuál fue el último libro que no pudo terminar?

Suelo saber antes de empezarlo si lo quiero leer o no. No me suelo equivocar.

¿Cómo podría definir en cinco líneas su literatura?

En muchas menos: honrada, escrita para saber y no porque ya sepa. Búsqueda.

El premio Planeta, ¿marca tendencia o va a rebufo de las modas literarias?

Ni lo considero un premio.

¿Es necesaria una Asociación de Escritores de Asturias?

Por supuesto.

¿Qué pregunta no le hice y le gustaría responder?

Que es para mí el compromiso del escritor. Y la respuesta, por el mismo precio: la verdad del escritor.

 

Entrevistas

 Entrevistas LITERARIAS con…  ANA VEGA

 

 

¿Por qué vivir en Asturias?

— No me considero ciudadana de parte alguna, por tanto no descarto vivir en otros lugares, de momento Asturias es el lugar en el que vivo, pero el lugar en el que naces es solo circunstancial. De Asturias me quedo con el paisaje y su frondosidad, eso es marca de la casa y persona, en este caso, también.

 

Y si no es Asturias, ¿dónde le gustaría vivir?

—Canadá, Alaska o Francia.

Para que vayamos conociendo con más precisión sus gustos.  Cite tres libros estupendos de este siglo y otros tres sobrevalorados.

—No me atrevería a decir libros sobrevalorados puesto qué quién decide dicha valoración, el gusto? El criterio de quién? Tres libros fundamentales para mí son aquellos fundamentales en mi vida sin atreverme a declarar ninguna intencionalidad más allá de ello: El amante, Marguerite Duras, El hombre en busca de sentido de Viktor Frankl, La Metamorfosis de Kafka. Me resulta muy difícil no continuar nombrando autores y autoras de cabecera…

Lo mismo con el cine del siglo XXI. Tres películas que no nos debemos perder y otras tres que nos podemos ahorrar

—Mismo criterio. En mi caso películas fundamentales en mi vida pero en sentido personal, La chica del puente, Black Snake Moan y Caótica Ana.

¿Qué suceso le parece que puede ser característico de este siglo?

—Más bien sueño o esperanza, la igualdad real de la mujer. Pero aún no se ha cumplido.

Si tuviera que seleccionar tres autores vivos en lengua española, ¿con quiénes se quedaría?

—Suelo leer más a autores y autoras que ya no están entre nosotros y nosotras. Aunque siguen a mi vera siempre, David González, José Luis García Martín y Chantall Maillard.

¿Y en otras lenguas?

—Flannery O’Coonnor, Adrienne Rich, Sylvia Plath, Anne Sexton…

¿Qué está leyendo?

—Muchos libros a la vez, el último libro de Juanjo Barral y el último de David González.

¿Qué lugar de España aconsejaría visitar?

—Córdoba.

¿Y de Asturias?

—El occidente asturiano pero sin invadirlo!

¿Qué comida de Asturias no recomendaría?

—Ninguna.

¿Sidra o vino?

—Ninguna

¿Facebook o Twitter?

—Ojalá alcance el lugar y momento en el que pueda estar absolutamente desconectada.

¿Qué tipo de música suele escuchar?

—Jazz

¿Cuál fue el último libro que no pudo terminar?

—Siempre termino los libros.

¿Cómo podría definir en cinco líneas su literatura?

—Compromiso, honestidad, coraje, conocerse y reordenar.

El premio Planeta, ¿marca tendencia o va a rebufo de las modas literarias?

—No me interesa demasiado.

¿Es necesaria una Asociación de Escritores de Asturias?

—Es más que necesaria.

¿Qué pregunta no le hice y le gustaría responder?

—¿Cree en el poder de la palabra? Sí.

  

Entrevistas

Entrevista a Agustín Alonso

 Entrevistas LITERARIAS con… AGUSTÍN ALONSO BISCAYAR

 

¿Por qué vivir en Asturias?

-Por la tranquilidad…por la cercanía a paisajes diferentes: mar, montaña,` pueblo, ciudad…por la diversidad de la región.

 

Y si no es Asturias, ¿dónde le gustaría vivir?

-Cualquier pueblo pequeño del Mediterráneo…cerca del sol y del mar.

 

Para que vayamos conociendo con más precisión sus gustos.  Cite tres libros estupendos de este siglo y otros tres sobrevalorados.

Libros estupendos:

-“En el café de la juventud perdida” Patrick Modiano 

-“Canadá”Richard Ford

-“El hombre duplicado”José Saramago

Libros sobrevalorados:

-“El Código Da Vinci”    Cualquier libro de Paulo Coelho

 

Lo mismo con el cine del siglo XXI. Tres películas que no nos debemos perder y otras tres que nos podemos ahorrar

-Películas para ver:            “El laberinto del fauno”, “Gran Torino” y “Boyhood”

-Películas a prescindir:Cualquiera de Santiago Segura.

 

¿Qué suceso le parece que puede ser característico de este siglo?

-El incremento y uso de las redes sociales… Globalización…Webs

 

Si tuviera que seleccionar tres escritores vivos en lengua española, ¿con quiénes se quedaría?

-Jose M Caballero Bonald  - Eduardo Mendoza  -Javier Marías

 

¿Y en otras lenguas?

-Patrick Modiano  -Richard Ford-Claudio Magris

 

 

¿Qué está leyendo?

-“La España vacía” de Sergio del Molino

-“Poesía completa” Alejandra Pizarnik

 

¿Qué lugar de España aconsejaría visitar?

-Extremadura

 

¿Y de Asturias?

            -La costa oriental

 

¿Qué comida de Asturias no recomendaría?

-Ninguna; todas resultan interesantes.

 

¿Sidra o vino?

-Ambas…pero más habitual, vino.

 

¿Facebook o Twitter?

-Facebook

 

¿Qué tipo de música suele escuchar?

-Música pop-actual

 

¿Cuál fue el último libro que no pudo terminar?

-“El libro del desasosiego” de F.Pessoa

 

¿Cómo podría definir en cinco líneas su literatura?

-Poesía intimista…nostálgica…amorosa…cotidiana.

 

El premio Planeta, ¿marca tendencia o va a rebufo de las modas literarias?

-Pienso que no marca camino alguno a la literatura; está enmarcado, encasillado sin aportar novedades importantes.

 

¿Qué le falta a la Asociación de Escritores de Asturias?

-Incrementar nuestra presencia en toda Asturias;  mayor participación en actos culturales en toda la provincia.

 

¿Qué pregunta no le hice y le gustaría responder?

-Pregunta pendiente: ¿Cómo ve esta iniciativa de “encuestas” a los socios…?

-Posible respuesta:    “ Enhorabuena Armando por ella…es necesario que los socios nos conozcamos, sin leernos en los libros…”

Reportajes

 

LOS PREMIOS PRINCIPE DE ASTURIAS Y LA LITERATURA INFANTIL – JUVENIL.

 

                                                JUAN JOSÉ LAGE FERNÁNDEZ

                                                      (www.diccionariolij.es)

 

                        Los Premios Príncipe de Asturias se establecieron en el año 1981, con la intención de premiar a diferentes personalidades en el ámbito de la cultura y la ciencia. Como dato curioso, desde entonces, 8 galardonados con el Premio de las Letras, 2 con el Premio de Comunicación y Humanidades, otros 2 con el Premio de la Concordia y uno con el Premio de las Artes y 1 con el Premio de las Artes, tienen algún tipo de vinculación con la Literatura para jóvenes y niños, aunque no hayan sido premiados por esta faceta o reconocidos socialmente por ello, salvo una excepción curiosa de la que hablaremos al final.

 

Premio de las Letras

 

                        En 1982, el Premio recae conjuntamente en dos personalidades de las Letras españolas. Se trata de Miguel Delibes Setién (1920 – 2010) y Gonzalo Torrente Ballester (1910 – 1999).

                        Delibes era un autor muy próximo a la infancia y buena parte de sus obras, por su sencillez, son perfectamente asequibles a los jóvenes, e incluso están protagonizadas por ellos. Es el caso de libros como, por ejemplo, “Las ratas”, “El camino” o “El príncipe destronado”. “Siempre ha habido niños a mi alrededor. Cuando nací era el tercero de 8 hermanos, luego he sido padre de 7 hijos y ahora tengo 15 nietos”.

                        Especialmente para ellos, concibió obras como “Tres pájaros de cuenta” (Ed. Miñón, 1982 – Ed. Destino, 2006), o descripción de costumbres de tres pájaros: uno social (la grajilla), otro gregario (el cuco) y otro nocturno (el cárabo), donde está muy presente el mundo de la Naturaleza y la vida del campo.

                        Hay otras historias del autor también dedicadas a los jóvenes: “La vida sobre ruedas” (Destino, 1994 – Oxford, 2004) , “Un deporte de caballeros” (Destino, 1993) o “Mi mundo y el mundo” (Miñón, 1970 – Susaeta, 1990), una selección de sus textos para adultos y asequibles a los jóvenes lectores.

                        Hay que decir también que fue precisamente en la ya desaparecida  Ed. Miñón, afincada en Valladolid, donde comenzaron a publicarse sus obras para jóvenes.

                        “Escribir para niños – dice el autor – es un don que no está al alcance de cualquiera. Es un ejercicio de afinamiento de nuestras facultades y, en consecuencia, de condensación, de síntesis, de linealidad y tal vez de brevedad”.

                        Torrente escribió en los últimos años de su vida, cuando ya estaba ciego y por ello al dictado, el cuento “Doménica” (Espasa, 1999). Relato muy oral y dentro de la corriente del surrealismo o nonsense, con semejanzas con “Alicia”, “El mago de Oz” o “Pippa Mediaslargas”, es un canto a la libertad imaginativa (“es una muchacha que usa la magia como herramienta de libertad”, dijo de la protagonista Manuel Rivas) y que habla también de lo relativo de las cosas.

                        La protagonista del relato, dividido en tres partes, es una niña que apareció un domingo en el jardín y que no se sabe quién es y su facultad es convertir en real todo lo que piensa.

                        En 1986 el premio se lo lleva Mario Vargas Llosa (Perú, 1936). En el año 2.010, poco antes de la concesión del Premio Nobel publica “Fonchito y la Luna” (Alfaguara, 2.010), un álbum ilustrado a doble página y en color con guiños al abstracto y cuyo protagonista es un niño cuyo mayor deseo es besar a Nereida en la mejilla. Lo conseguirá si a cambio le regala la Luna. Y lo hace ofreciéndosela en un balde de agua.

                        Es una historia destacando la virtud de la imaginación y de la capacidad de los niños de enamorarse, aunque convencional y sin grandes aportaciones y un final que se adivina.

                     Otro es  “El Barco de los niños”, publicado también en Alfaguara en 2014. En realidad es la adaptación o reescritura del libro “La cruzada de los niños” escrito por el francés Marcel Schwob (1867 – 1905) en 1896.

                  El proyecto surge tras el encargo que escritor italiano Alessandro Baricco hace a varios autores para que adapten o reescriban obras consideradas clásicas y ponerlas a la altura de los jóvenes.

                 En este caso se trata de una historia  mitad ficción y mitad hechos históricos, que ocurrió en 1212 y que tiene como protagonistas a cerca de 30.000 niños franceses que adoctrinados por el fanatismo y la fe, se organizan para llevar a cabo la Quinta Cruzada a Tierra Santa y recuperar la ciudad de Jerusalén pero o bien fueron pereciendo por el camino o los que consiguieron llegar a Alejandra, vendidos como esclavos.

               La historia, por cierto muy bien ilustrada, se inicia con un anciano que sentado en un banco contemplando el mar, cuenta a un joven la historia. Y sin duda emocionará a los lectores con paralelismos con “El flautista de Hamelin”. Apropiada para lectores a partir de los 12 años.

            En 1987 se le concede a Camilo José Cela Trulock (1916 – 2002). En los tres libros suyos escritos para jóvenes, retrata con su habitual sorna, a niños esperpénticos, maniáticos  obsesionados: “La bandada de palomas” (Alfaguara, 1987), “Vocación de repartidor” (Debate, 1985) y “Las orejas del niño Raúl” (Debate, 1985).

            En 1988 el Premio recae en Carmen Martín Gaite (1925 – 2000). Con el título de “Caperucita en Manhattan” (Siruela, 1990) – ya un referente de la LIJ española – adapta un clásico a la sociedad actual, a través de Sara, una niña de 10 años que lleva una tarta a su abuela en Nueva York y se encuentran con personajes variopintos. Es una obra del realismo fantástico que nos introduce en diferentes reflexiones.

                        Más en la línea de lo fantástico y bebiendo también de las fuentes tradicionales, están libros como “El castillo de las tres murallas” y “El pastel del diablo”, publicados bajo el titulo común de “Dos relatos fantásticos” (Lumen, 1986) y posteriormente “Dos cuentos maravillosos” (Siruela, 1992).

                        En 1990, el Premio recae en el venezolano Arturo Uslar Pietri (1906 – 2001). En “Tres cuentos” (Edelvives, 1987), se reúnen tres historias. “El prójimo” es la historia de un hombre que huido a la selva tras el asesinato de su mujer, se encuentra con otro hombre idéntico a él y con  el que se enfrenta en una pelea mortal. El individuo en cuestión es su conciencia. En “La mula” habla sobre el miedo que atenaza la libertad de expresión en las dictaduras, a través de un hacendado que ni a la mula le puede contar el odio que siente por el tirano. “El enemigo” es la historia de un sargento y de un mudo que le atiende solicito como enfermero, pero al que el sargento, como no habla, no sabe si ajusticiarlo o perdonarlo.

                         Otro relato suyo es “El conuco del tío Conejo” (Edelvives, 1987), fábula protagonizada por un conejo que sabe engañar con astucia a otros animales supuestamente de mayor rango, sirviéndose de su ingenio y del desmedido afán por enriquecerse de sus convecinos.

                        En el año 2007 el Premio se lo lleva Amos Oz (Jerusalén, 1939). Es autor de “La bicicleta de Sumji”( Siruela, 2005 y primera edición en Alfaguara en el año 1985 con el título de “Soumchi”).

                        La historia transcurre en el Israel ocupado por los ingleses tras la segunda guerra mundial. A Sumji, de 11 años, le regalan una bicicleta, que cambia por un tren eléctrico que a su vez cambia por un perro que no tarda en regresar con su amo.

                        Pero encuentra un sacapuntas que le regala a su amada y todo así se acaba. Historia cargada de preguntas sin respuesta, sobre el paso del tiempo, planteando las dudas y zozobras que sacuden a la infancia, escrito con gracia y naturalidad, comparable a nuestro “Lazarillo”.

                        En 2008 es premiada Margaret Atwood (Canadá, 1939). Es autora de “Arriba en el árbol” (Ekaré, 2009), obra para primeros lectores. Ilustrado por la propia autora en azul y rojo y trazos sencillos, refiere en rimas la aventura – con un pie en la magia – de dos niños en lo alto de un árbol al que vuelven a subir tras ser bajados a lomos de un ave.

 

Premio de Comunicación y Humanidades

 

                        En el año 2000 el Premio se concede al semiólogo italiano Umberto Eco (1938- 2016). Es autor de tres libros para niños, todos ilustrados por su compatriota Eugenio Carmi y que tienen que ver con el pacifismo y la ecología. En “Los gnomos de Gnu” (Lumen, 1994), se sirve de unos extraterrestres para hacer una llamada ecológica a favor de un mundo menos contaminado. “Los tres cosmonautas” (Destino, 1989), es una historia sobre la intolerancia, con tres cosmonautas de diferentes nacionalidades que al llegar a Marte se encuentran con otro personaje diferente que sin embargo, los acoge con amabilidad y todas las diferencias desaparecen. Y en “La bomba y el general” (Destino, 1984), el protagonista es un átomo que estaba triste porque lo habían encerrado en una bomba, aunque el general estaba contento porque iba a ganar la guerra. Los átomos consiguen escapar y el general termina sus días de portero en un hotel.

                        En el año 2002 el Premio recae en el alemán Hans Magnus Enzensberger (1929). Es autor de tres libros para jóvenes lectores, impregnados de espíritu filosófico y reflexivo. En “El diablo de los números” (Siruela, 1998) y “¿Dónde has estado, Robert?” (Siruela, 1999), hace un recorrido virtual, un viaje por el tiempo a diferentes situaciones: por las matemáticas y por la historia.

                        Quizá su libro más personal y exclusivo es “Beto y el cesto de los deseos” (Siruela, 2009), cuyo protagonista es un niño que cuando se enfada, se encierra en el sótano dentro de un cesto de ropa sucia y aquí se imagina un mundo ideal, sin broncas familiares y sin deberes escolares. Pero “imaginarse un mundo radicalmente nuevo no es empresa fácil” y Beto debe aceptar la realidad tal y como es, ser positivo y optimista y esa es la filosofía que se desprende del relato: que tener ilusiones es bueno, pero sin despegar los pies del suelo y lo importante es compartir y tener alguien a tu lado.

                        El texto está acompañado de un total de 15 ilustraciones en color a cargo de Rotraut Susanne Berner, Premio Andersen de Ilustración,  de carácter surrealista y que traducen muy bien el sentir del relato.

 

Premio de las Artes

 

                        En el año 1995 el Premio de las Artes se lo lleva el actor y autor Fernando Fernán Gómez (1921 – 2007). Es autor de dos libros para lectores a partir de 9 años, ambos protagonizados por Retal, su padre Colás el zapatero y el sabio Pepinillo.“Los ladrones” (Anaya, 1986), fue su primer relato para niños, que abrió la colección “Luna de papel”, cuya característica era reunir a personalidades conocidas o destacables en el mundo de los adultos. Es una historia cuyo lema es que “sin la desaparición de los malos no puede haber felicidad” y en ella a Retal le enseñan a distinguir, a partir de una máquina de retratar, a los buenos de los malos.

                        En “Retal”(Anaya, 1988), el mensaje es que “la unión es importante para luchar contra la tiranía” y la historia se sitúa en la Edad Media.

                        Ambas historias destilan un ambiente de novela picaresca y siempre está presente la lucha contra la maldad.

 

Premio de la Concordia

 

                        En 1989 el controvertido Premio de la Concordia se otorga al físico inglés Stephen Hawking (1942), que en colaboración con su hija Lucy ha escrito dos libros divulgativos mezcla de ficción y documental: ella se encarga de la ficción y el premiado aporta los datos sobre astros y secretos del Universo.

                        “La clave secreta del Universo” (Montena, 2008), es la historia de un niño a quién sus padres mantienen alejado de la tecnología y es amigo de una niña que es todo lo contrario y con el mensaje de la utilidad de la ciencia para salvar el planeta y aportando fotos en color y datos curiosos sobre el Universo.

                        En el año 2009 se publicó también en la misma editorial otro libro similar: “El tesoro cósmico”.

                        Y en el año 2003 seconcede el Premio más polémico a una personalidad que curiosamente está íntimamente vinculada a la LIJ, aunque no por ello es premiada. Se trata de J. K. Rowling (Gran Bretaña, 1965), autora de la saga de “Harry Potter”, libros llevados al cine y que no voy a comentar por ser suficiente conocidos.

                        Tal vez fuera merecedora del Premio de las Letras, dados los millones de lectores enganchados en las aventuras del joven mago, pero supongo que dado que la LIJ no tiene identidad y vive en la “invisibilidad” se consideró más honorable otorgarle el Premio a la Concordia, o mejor aún, el “Premio de la Discordia”, por la polémica que suscitó conceder esta mención a una escritora, hecho sin precedentes en los premios literarios de todo tipo. ¿Por qué se le concede en este año el Premio de las Letras a Susan Sontang y no a Rowling? ¿No debe valorarse un escritor por la trascendencia de sus escritos y el número de lectores? (*)

                       

Final

 

                        Al hilo de estas descripciones, se me ocurren dos sugerencias: ¿no sería buena idea que la Fundación se planteara otorgar un premio a los autores que han consagrado su vida a escribir para niños y jóvenes?            ¿No tiene ya la LIJ, visto lo anterior y su positivo efecto en la formación de los jóvenes, suficiente entidad como para merecer un galardón de esta categoría?

 

(*) Véase el articulo “El Premio de la Discordia”, publicado por el autor en el diario asturiano LA NUEVA ESPAÑA (sábado, 11 de octubre de 2003).

 

Entrevistas

Ovidio Parades

 Entrevistas LITERARIAS con…Ovidio Parades

 

¿Por qué vivir en Asturias?

Porque aquí vive mi familia, básicamente

Y si no es Asturias, ¿dónde le gustaría vivir?

En Madrid o en algún pueblecito del Sur

Para que vayamos conociendo con más precisión sus gustos.  Cite tres libros estupendos de este siglo y otros tres sobrevalorados.

Chesil Beach, Manual para mujeres de la limpieza, Técnicas de iluminación

(Respeto tanto el oficio de escribir que prefiero no mencionar los otros tres)

Lo mismo con el cine del siglo XXI. Tres películas que no nos debemos perder y otras tres que nos podemos ahorrar

La ley del deseo, Opening night y Hannah y sus hermanas

(Digo lo mismo sobre los cineastas que nos podemos ahorrar: hace tiempo que decidí no hacer reseñas de las historias que no me gustan)

¿Qué suceso le parece que puede ser característico de este siglo?

La luchas por los derechos de las mujeres y por los del colectivo LGTB (no terminadas en ambos casos).

Si tuviera que seleccionar tres autores vivos en lengua española, ¿con quiénes se quedaría?

Soledad Puértolas, Antonio Muñoz Molina, Cristina Fernández Cubas

¿Y en otras lenguas?

Alice Munro, Margaret Atwood, Richard Ford

¿Qué está leyendo?

Apegos feroces, de Vivian Gornick

¿Qué lugar de España aconsejaría visitar?

Madrid

¿Y de Asturias?

Gijón                                                                               

¿Qué comida de Asturias no recomendaría?

La recomendaría toda, aunque advertiría que hay que ir con cuidado. Son platos, en líneas generales, deliciosos pero fuertes.

¿Sidra o vino?

Vino

¿Facebook o Twitter?

Facebook

¿Qué tipo de música suele escuchar?

Un poco de todo, según el momento. Para escribir y corregir, clásica

¿Cuál fue el último libro que no pudo terminar?

Últimamente intento seleccionar minuciosamente mis lecturas para que esto no me ocurra. Voy haciéndome mayor para perder el tiempo.

¿Cómo podría definir en cinco líneas su literatura?

Una literatura intimista (vamos a decirlo así) a la que le interesa el ser humano: sus complejidades, sus contradicciones, sus miedos, sus anhelos y sus maneras de alcanzarlos, aunque no siempre sea algo posible.

El premio Planeta, ¿marca tendencia o va a rebufo de las modas literarias?

Creo que depende un poco del año. No olvidemos que autores muy importantes lo han ganado. Y pudieron seguir escribiendo gracias a ese dinero.

¿Es necesaria una Asociación de Escritores de Asturias?

Supongo que sí.

¿Qué pregunta no le hice y le gustaría responder?

 ¿De qué trata su último libro?

 

 Armando Murias

Entrevistas

 Entrevistas Literarias con Diego Medrano

 ¿Por qué vivir en Asturias?

Para evitar tentaciones. Peri Rossi decía aquello tan mágico de que el exilio te enseña a vivir con lo indispensable… Antes de los 40 años uno se define por la suma, añade y añade cosas a la caja existencial; más allá de los 40 lo es por la resta, uno no deja de sacar cosas de esa caja: esto no lo necesito, aquello tampoco, lo de más allá no me interesa, etc…

 

Y si no es Asturias, ¿dónde le gustaría vivir?

En la megalópolis: Buenos Aires. Librerías que abren hasta las cuatro de la mañana y los cafés más ricos del mundo en lugares centenarios donde el español cuando se habla tiene música dentro… Uno es escritor por el olor del café.

 

Para que vayamos conociendo con más precisión sus gustos. Cite tres libros estupendos de este siglo y otros tres sobrevalorados.

Los estupendos: “El lobo estepario” (Hesse), “El extranjero” (Camus) y “Rayuela” (Cortázar). Los sobrevalorados: todo Benet, todo Carver, todo Philip Roth.

 

Lo mismo con el cine del siglo XXI. Tres películas que no nos debemos perder y tres que nos podemos ahorrar.

Las sublimes, mucho más de tres: “Al final de la escapada” (Godard), “El padrino” (Coppola), “Vértigo” (Hitchcock), “Jules y Jim” (Truffaut), “Soñadores” (Bertolucci).  Lo sobrevalorado: todo Almodóvar, todo Tim Burton, casi todo Scorsese.

Si tuviera que seleccionar tres autores vivos en lengua española, ¿con quién se quedaría?

Con tres genios de la oración subordinada musical, serpenteante y lujosa: Javier Marías, Luis Goytisolo y Luis Landero. Y un poeta de exquisita joyería verbal: Gimferrer. Y dos ensayistas áspero y sentimentales: Ferlosio y Mauricio Wiesenthal. Y dos dramaturgos requetebuenos: Rodrigo García y Mayorga.

 

¿Y en otras lenguas?

Modiano (Francia), Kundera (República Checa), Murakami (Japón), Jelinek (Austria), Banville (Irlanda), Lemaitre (Francia), Beigdeber (Francia), Bellatín (Argentina)…  

 

¿Qué está leyendo?

Releyendo, más bien, lo prescrito en las épocas calurosas: ensayo. Cuatro lugares maravillosos donde quedarse a vivir para siempre: “El siglo de Sartre” (Bernard Henri-Lèvy), “Camus” (Lottman), “Baudelaire” (Mario Campaña) o “Beckett” (Cronin). Más actuales: “Los eruditos tienen miedo” (Rey) o “Barcelona, libro de los pasajes” (Carrión).

 

¿Qué lugar de España aconsejaría visitar?

Madrid. De Madrid al Cielo y, en el Cielo, un agujerito para verlo.

 

¿Y de Asturias?

Cualquier puerto pesquero donde hablar poco y mirar mucho la afilada línea del horizonte: Tazones, Lastres o Cudillero.

 

¿Qué comida de Asturias no recomendaría?

El picadillo.

 

¿Sidra o vino?

El vino bueno y escaso. Ramón Bilbao o Marqués de Riscal, por ejemplo. Trae muchos menos problemas y es efímero como la auténtica felicidad.

 

¿Facebook o Twitter?

Facebook. Sin fotos personales ni de mis allegados.

 

¿Qué tipo de música suele escuchar?

La de los cantautores en cualquier idioma que, un buen día, decidieron coger la antorcha de Brel, Brassens, Dylan, Ferré, Gainsbourg, Aznavour, Leonard Cohen, Van Morrison…

 

¿Cuál fue el último libro que no pudo terminar?

Los termino todos por disciplina germánica, y sin lectura en diagonal. Si no me gusta lo dejo en un banco, generalmente el de las marquesinas de los autobuses, para que se no moje.

 

¿Cómo podría definir en cinco líneas su literatura?

Es una fiebre por la lectura muy por encima de la vida, a cargo de una serie de chiflados a los que han metido a vivir dentro de un diminuto cubito de hielo para que refrigeren furias, fobias, pasado, clarividencias, azares electivos y ese surrealismo absurdo de saber que todo lo leído, también todo lo escrito, sucede o sucederá. Siempre fe o esperanza, nunca ambas juntas.

 

El premio Planeta, ¿marca tendencia o va a rebufo de las modas literarias?

Cada uno le da su dinero a quién le da la gana. Y si ese dinero, una vez dado, se multiplica, no es nada cochambroso el milagro. Con algunos elogios, esos premios sin cuantía económica, ocurre exactamente al revés.

 

¿Es necesaria una Asociación de Escritores de Asturias?

Si es sindical, sí. Que cuando uno tiene un problema, más legal que sentimental, acuda en tu ayuda como cualquier sindicato obrero al uso. Si es para borracheras o palmaditas en la espalda, sólo para vanidades no curadas o infantilones sin tasa ni solución.

 

¿Qué pregunta no le hice y le gustaría responder?

¿Qué es la Cultura por ejemplo? Y te diría aquello de Tierno Galván: “Todo aquello que no se sabe”. ¿Qué es la Literatura? Y te diría aquello de Emilio Alarcos: “Las mejores palabras en el mejor orden”. ¿Cuál es el nombre de mujer más importante en su vida? “Lucía”.

 

 Diego Medrano fue galardonado en el 2008 por la AEA con el Premio de la Crítica en la sección de Columnismo Literario.

 

                                                                                                                                                                       Armando Murias

Entrevistas

 Entrevistas LITERARIAS con José Ángel Ordiz

 

 ¿Por qué vivir en Asturias?

Siempre me sentí bien por estos lares en los que salí de mi madre y siempre los eché de menos cuando estuve en otros.

Y si no es Asturias, ¿dónde le gustaría vivir?

Pues no sé, la verdad.

Para que vayamos conociendo con más precisión sus gustos.  Cite tres libros estupendos de este siglo y otros tres sobrevalorados.

Estupendos: Los libros arden mal, Rabos de lagartija, El narrador de historias fantásticas.

Sobrevalorados: Pues no sé, la verdad.

Lo mismo con el cine del siglo XXI. Tres películas que no nos debemos perder y otras tres que nos podemos ahorrar.

Imperdibles: El secreto de sus ojos, La gran belleza, Inteligencia artificial.

Podéis ahorraos… Pues no sé, la verdad.

¿Qué suceso le parece que puede ser característico de este siglo?

La inmortalidad. Es decir, la conversión del ser humano orgánico en ser inorgánico.

Si tuviera que seleccionar tres escritores vivos en lengua española, ¿con quiénes se quedaría?

Antonio Muñoz Molina, Juan Marsé, José Carlos Somoza.

¿Y en otras lenguas?

Han muerto mis preferidos.

¿Qué está leyendo?

Historia del tiempo.

¿Qué lugar de España aconsejaría visitar?

Asturias.

¿Y de Asturias?

Un monte.                                                                       

¿Qué comida de Asturias no recomendaría?

Tengo hambre y, claro, no se me ocurre ninguna.

¿Sidra o vino?

Vino tinto.

¿Facebook o Twitter?

Facebook.

¿Qué tipo de música suele escuchar?

Todo tipo de música.

¿Cuál fue el último libro que no pudo terminar?

No lo recuerdo.

¿Cómo podría definir en cinco líneas su literatura?

¿En cinco líneas? De sobra con esto: desconocida. Por algo será, digo yo.

El premio Planeta, ¿marca tendencia o va a rebufo de las modas literarias?

Va a lo suyo. El dinero es el dinero y luego pasa lo que pasa.

¿Qué le falta a la Asociación de Escritores de Asturias?

La publicidad del premio Planeta.

¿Qué pregunta no le hice y le gustaría responder?

Pues no sé, la verdad.

Reseñas

Deva, Flor de primavera

 “DEVA, FLOR DE PRIMAVERA” o EL AMOR DE LOS VERSOS CON PÁJAROS Y LUNAS, Y HORIZONTES Y UN MURCIÉLAGO… HAIKUS ORIGINALES DE Mª ESTHER GARCÍA LÓPEZ E ILUSTRACIONES DE DEVA Y NORA FORMARIZ GARCIA

La primavera, a veces, llega de madrugada. Sube por las fachadas, penetra en las buhardillas, recorre los pasillos y recala, al fin, en las habitaciones de niños preocupados por el sabor del cielo. Entonces los poetas van escribiendo versos, relatan su pasión por los que tienen cerca, por quienes dibujaron en su vida sonrisas. Suelen ser haikus, suspiros o sonetos pero, siempre, el afecto mueve los cortinajes y acaricia los muros en los que, enseguida, la primavera vibra, dando luz al geranio, metiéndose en los libros o encendiendo palabras para enhebrar diálogos.

De todo eso tenemos en un libro, repleto de colorido y de alegría que se titula, precisamente, “Deva, flor de primavera”. Tiene varias autoras, las principales son dos dibujantes o artistas plásticas aún no descubiertas por la Academia de Bellas Artes de San Fernando o por las galerías de arte de Oviedo; la segunda es una poeta que además, aquí, se convierte en abuela y, entonces, ya la poesía no es más que una excusa para demostrar que su amor hacia las artistas gráficas, sobre todo a Deva en su conmemoración de un 27 de mayo de 2017. Bueno, pues vamos a contarlo como si se tratara, que se trata, de un delicado libro que “se acabó de imprentar el 27 de mayo, cuando la luna se escondió en la laguna”. El pajarito de la portada, seguramente un petirrojo o un raytán de Gijón o Piedras Blancas, se escapó del papel satinado y nos contó que el ejemplar ha costado lo suyo. La escritora andaba volando en aviones azules, recalando en La Española, aquella isla a donde llegó Colón con su despiste de viajero indiscreto creyendo que había pisado la Indica y que iba a volver al puerto de Palos cargado de especias que le iba a hacer rico. Esta escritora es Mª Esther García López, en este caso únicamente portadora de sueños, pues desde la isla graciosa de la América oceánica, fue escribiendo sus haikus, por ejemplo el primero: “En primavera/nacieron dos pollitos/y nació Deva”. Ya decíamos que en esta época del año ocurren sucesos encantadoras, como oír a los mirlos cantando todo la noche, ver a los barcos llegan con sonidos de gaita a los puertos del norte o encontrar a cientos de enamorados cogidos de la mano en los parques sin fuente. Ahora viene la segunda parte: la autora envía por el éter sus escritos a Deva Formariz García y a su hermana Nora y dice: “Niñas, a trabajar”. El trabajo consiste en que las ilustradoras tienen que aguzar su inteligencia y dibujar un motivo que justifique los tres mínimos versos. Y ya está: De un huevo van naciendo tres pollitos y del útero materno llega Deva al mundo de lo real, de las golosinas, de las tardes de estudio, de los paseos por el parque, de la noche llena de estrellas…Ah, que todo esto no ha llegado todavía. Los materiales son sencillos, pues Deva y Nora planifican su trabajo como un Goya o Picasso cualquiera, concentran en su mesa de labor lápices de varias marcas, no vamos a hacer propaganda ahora, pinturas o pinturos de todos los colores, cartulinas, sueños y, ¡hala, a trabajar se ha dicho!. En el segundo episodio “El amanecer/despierta con ojos rojos/mirando al Sol” y ahí están las artistas dándonos un sol como un horizonte entero, con su ojo de sol inmenso y su horizonte detrás. Luego vienen arco iris, nubes y, también, “Bordan el cielo/golondrinas que vuelan./Lunares negros” pero ¡cuidado!, esos rápidos aviones con alas de carbón parecen querer salirse del librito en cuestión…Y ese malvís entonando una deliciosa melodía y la hiedra escalando fachadas o la época tardía en que el sol se va durmiendo…Claro que siempre pueden aparecer “Siete gatos raros./Maúllan como magos./Miau, marramamiau,…” y las niñas pintan esa algarabía de gatos de todos los colores y maullidos de todos los volúmenes para que veamos que también la primavera tiene sus rumores, a veces no tan deliciosos como el canto de los canarias que gente indeseable tiene encerrados en jaulitas de oro, o sea presos para disfrute del mundo de la ceguera y el egoismo. ¡Ay, el petirrojo posándose en la hoja, y ese murciélago más negro que un político corrupto colgando de un techo recio!. Claro que, enseguida, “Suenan cantares./¿Qué cantará en mayo/el cuco loco?!. Pues vemos al cuco cantar con su porte de ave magnífica y esa aureola de estrellas acariciadoras: un diez para las ilustradoras. Acto seguido “Las mariposas,/duermen en las flores,/Sueñan colores”.Y ahí están los colores, las antenas, la libertad que poco a poco es invadida por las golondrinas que vienen lejos, puede ser de Haití o de Aranjuez según sea quien las imagine, la poeta o las grafistas. De todas formas cuidado con el abejorro aunque más tarde sucede algo extraordinario: “Cantan los grillos./Le piden a Nuberu/que no hable a gritos”. Y aparece el “Verde, verdoso/Enriquecido verdor./Ver, ¡qué verde!”.en esas tardes de mayo que nos van acercando a la noche de San Juan donde todo arde, desde los fuegos de artificio hasta las ilusiones y deseos de niños, adolescentes, ancianos, alcaldes y bomberos (éstos deseando que el fuego no se expanda o que personas malvadas no lo lleven a los campos resecos). Siguen los haikus, los dibujos, el eco, los silbos y sones, la luna en la laguna, el agua en el estanque, el alba, la alborada, “Un champiñón/con sombrero gigante./Va en un camión”. Y, al final, ahí está de nuevo lo que nos traemos entre manos: “Luz, primavera./Sueña la madreselva./Sueña con Deva”. Y una madreselva se entretiene soñando. También sueña el lector, vive ese mundo de ternura inconfesada, de amor mutuo, de la solemnidad que da la existencia. La homenajeada, Deva, junto con su hermana Nora, han dejado su huella alrededor de unos versos sencillos y emocionantes. (Un recado para el profesor de dibujo: Por favor, señor, ponga un diez a estas artistas). Sobresaliente en amor y en quehacer literario para la autora de los versos.

 Manuel Quiroga Clérigo
Majadahonda, 25 de Junio de 2017.

Actividades del mes

Feria del Libro de Xixón

Reseña de Manuel Quiroga Clérigo, secretario de la Asociación Colegial de Escritores de España (ACE)

Como una iniciativa del Ayuntamiento de la Ciudad, en el suntuoso marco del Paseo de la Plaza de los Canónicos de Begoña y con algunos actos en el histórico Café Dindurra y el Centro de Cultura del Antiguo Instituto se ha celebrado la I Feria del libro de Gijón/Xixón entre los días 15 y 18 de junio de 2017. Casi medio centenar de casetas donde el libro es el protagonista en 23 librerías, 20 editoriales y otros medios siempre atentos al devenir de la lectura y los escritores han ocupado el paseo central de la Plaza..Durante los 4 días en que se ha celebrado tan interesante evento han tenido lugar decenas de actos literarios, tanto en expresión castellana como en la llingua del Principado. Profesores de literatura, novelistas, dibujantes, periodistas, artistas gráficos, historiadores, poetas y todo tipo de difusores de ambas culturas han participado en el cerca del centenar de actos que han tenido lugar en los diversos centros de encuentro, además de las píldoras informativas desarrolladas en el stand de la Red Municipal de Bibliotecas de Gijón/Xixón, algunas de las cuales han contado con videos, plataformas bibliotecarias o aplicaciones informáticas dedicadas a la lectura y su proyección ciudadana. Otea, Hostelería y Turismo de Asturias se ha sumado a la Feria convocando el concurso de microrrelatos sobre Gastronomía denominado Certamen Gastroliterario de Xixón 2017. La organización ha corrido a cargo del Ayuntamiento de Gijón, Asociación de Escritores de Asturias, Asociación de Escritores Noveles, Club Editores al Margen, Unión de Comerciantes del Principado de Asturias, Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidad Popular y la colaboración de Dindurra, Aula de Cultura El Comercio y Otea. 

POESÍA EN EL CAFÉ DINDURRIA 

El Café Dindurria, de amplias resonancias literarias, acogió a las 12,45 del sábado 17 un ameno vermut literario con la participación de una docena de mujeres y varones poetas que ofrecieron un recital de textos en castellano y asturiano, muy bien animado por la actuación musical del violinista Daniel García de la Cuesta. 

“LOS ESCRITORES EN LA ERA DE INTERNET” INTERVENCIÓN DE MANUEL RICO, PRESIDENTE DE LA ACE 

Entre los actos programados la Asociación de Escritores de Asturias, con el patrocinio municipal, tuvo a bien organizar el sábado 17 a las 18 horas, en la Carpa de Encuentros Literarios, una muy interesante mesa redonda denominada “La organización de los escritores en la era de Internet” con la participación de Manuel Rico, Presidente de la Asociación Colegial de Escritores de España, ACE, Manuel García Rubio de la Asociación de Escritores de Asturias, AEA, moderados por Lauren García y presentados por Mª Esther García López, Presidenta de la AEA. El interés de esta participación radica en la idea de dar a conocer por parte de la ACE, las reivindicaciones de la Plataforma Seguir Creando, de la que Manuel Rico es su portavoz y que aglutina a varias organizaciones culturales como la SGAE y asociaciones de creadores, artísticas plásticos, de la escena y de otras actividades ligadas a la Cultura en su mas amplia expresión. Manuel Rico, como ya hizo en una comparecencia al efecto en el Congreso de los Diputados, vino a comentar que el objetivo final de la indicada Plataforma es el que se vea equiparada la legislación española a la de otros países de la Unión Europea en los cuales la jubilación de los autores, en todas las ramas de la creación es algo compatible con los ingresos que perciben por ser pensionistas, a cargo de las cotizaciones llevadas a cabo en su vida laboral. Entiende Rico y la Plataforma Seguir Creando que la aportación de los creadores literarios o de todas las ramas del arte o la actividad cultural es algo que, indudablemente contribuye a enrique el acervo literario o artístico de la propiedad y que, por eso mismo, no debe ser penalizada ningún tipo de actividad realizada una vez llegado el autor a su edad reglamentaria de jubilación en cualquier actividad. Esa penalización es algo fuera de lugar y más aún cuando ya existen en España diversos escritores que han sido expedientados por percibir de editoriales u otros organismos y entidades, como los premios literarios, becas o subvenciones diversas. Las sanciones llevadas a cabo por la Inspección de Trabajo parecer obedecer, a juicio de los creadores, a un afán recaudatorio sin tener en cuenta el valor y el esfuerzo de quienes son capaces de producir obras de arte o culturales una vez llegada su jubilación legal. Se conoce el nombre de autores que percibir incluso bajas pensiones, y otras de mayor cuantía, que están sufriendo esa penalización económica incluso en caso de labores que sólo aportar un ingreso esporádico y, también, por la percepción de derechos de autor de obras publicadas en etapas anteriores de su existencia. Rico recordó que la Plataforma Seguir Creando se constituyó en Noviembre de 2015 y que continúa luchando, con importantes apoyos como la de la actual Defensora del Pueblo Soledad Becerril, pro lograr que se anulen los expedientes en curso y que se legisle de manera más favorable a quienes en su avanzada edad tengan el privilegio de seguir trabajando en beneficio de la Cultura con mayúscula que es de todos. En este sentido actuó el moderador Lauren García y el miembro de la AEA Manuel García Rubio por suponer que sólo una eficaz organización de todos los escritores pueden lograr una legislación justa y favorable en esa era de Internet donde el libro de papel, sin menospreciar a las nuevas tecnologías y al valor del libro electrónico, sigue ejerciendo una favorable influencia en los lectores y en los aspectos educativos de la sociedad. 

“POESÍA Y AVENTURA” 

En la misma Carpa de Encuentros Literarios de la Feria del Libro de Gijón tuvo lugar la conferencia denominada “Poesía y aventura” de Manuel Quiroga Clérigo, Secretario General de la ACE, presentada por Mª Esther García López, en la que se vino a destacar el valor como motivo y protagonista de las andanzas de los poetas en un mundo abocado al descubrimiento continuo de nuevos paisajes, de afectos diversos y de itinerarios sentimentales que, casi siempre, van unidos a la alegría de vivir como parte de esa labor sosegada y callada que es la la poesía y su mundo abierto a todas las indagaciones e inspiraciones.

 M.Q. Gijón, 18 de Junio de 2017.

Actividades del mes

Feria del Libro de Xixón FELIX 17

  

Feria del libro de Xixón

Después de 18 años de ausencia en la ciudad se  celebra la Feria del Libro de Xixón, con un nutrido programa de actividades, que convirtieron el paseo de Begoña en un paseo literario y cultural.

Vermut literario en el DindurraEn su organización  colaboraron distintas  entidades, entre ellas la Asociación de Escritores de Asturias. Agradecemos a la  Fundación de Cultura que nos haya dado la oportunidad de  aportar nuestras sugerencias y  aportar a la Feria,  en distintos espacios,  la presencia de nuestros autores, tanto de prosa como de poesía,  participando  en  numerosos eventos programados,  presentaciones  y firmas de libros, talleres, música, conferencias, recitales, y mesas redondas. Una buena forma de hacer visible la literatura que se hace en Asturias y  también de mostrar nuestras inquietudes  y preocupaciones  y   disertar sobre la defensa de nuestros derechos como autores. Una  buena forma de darnos a conocer ante el numeroso público que se paseó estos días por  la Feria del Libro de Xixón. La Feria  tuvo el éxito que era de esperar y llenó  de ambiente cultural  el Paseo de Begoña,  mientras el sol, que tantas veces se esconde en Asturias, quiso lucir estos días y  hacernos olvidar los nubarrones que  nos amenazan en estos tiempos  de tormenta para la Literatura.

El Café Dindurra también fue escenario de actividades literarias, un escenario  singular  que guarda  memoria del Xixón Cultural desde hace  muchos años.

Además de  nuestros autores, contamos  con la presencia de Manuel Rico, presidente de la Asociación Colegial de Escritores de España  (ACE)  y de su secretario Manuel Quiroga Clérigo, Asociación con la que la Asociación de Escritores de Asturias tiene un convenio  de colaboración.

Manuel Rico participó en una mesa redonda  titulada  “La organización de los escritores en la era de internet”, junto  con Manuel G. Rubio, en representación de  nuestra asociación. Se debatieron temas tan interesantes,  como la necesidad de organizarnos como escritores y  reclamar una legislación que ampare y proteja  nuestros derechos.

Por su parte, Manuel Quiroga Clérigo  pronunció una conferencia sobre poesía y  aventura.

Después del éxito de esta edición,   tenemos asegurada su continuidad en próximas ediciones  en las que seguirá  creciendo  en cantidad y calidad.

Mª Esther García López

Presidenta de la Asociación de Escritores de Asturias

Reseñas

 Autora:SLIMANI, LEILA

Título: CANCIÓN  DULCE (Chanson douce)

Ed. Cabaret Voltaire, Barcelona, 2017. ISBN 978-84-9444348-0. 278 pp. 19,90 euros

Traducción de Malika Embarek  López

____________________

Leila Slimani (Rabat 1981) es una periodista francesa, de madre franco-argelina y padre marroquí, que estudió en París en el Instituto de Estudios Políticos y en la Escuela Superior de Comercio; trabajó en L’Expres y Jeune Afrique, aunque desde hace un tiempo se dedica exclusivamente a la literatura. Tiene publicada una novela anterior, Dans le jardín de l’ogre (2014) y con ésta Canción dulce ganó el Premio Goncourt 2016.

Canción dulce es un relato cuyo título obedece al de una popular nana francesa  y está inspirado en un dramático suceso que tuvo lugar en Nueva York en 2012. Comienza narrando, ya desde la primera página, el asesinato de una niña y un niño, hermanos de corta edad, que llevó a cabo su niñera inmediatamente antes de intentar suicidarse. Es un trhiller que mantiene muy bien el suspenso de la historia, a base de cortos capítulos que van y vienen en el tiempo y el entorno de unos pocos personajes, muy bien retratados ambiental y psicológicamente.

Todo comienza con la preocupación de un joven matrimonio que, al plantearse el comienzo de la dedicación de la madre a su carrera de abogada, buscan concienzudamente una niñera que ofrezca las óptimas condiciones de confianza y seguridad para que sus niños y la casa estén bien atendidos. Lo consiguen con Louise, una francesa que es una maravilla de mujer en sus facetas de dedicación a la casa y los niños. Pero la dinámica de una vida demasiado tensa por las preocupaciones del día a día en un París actual, la dinámica interna y la historia de cada una esas personas, así como las relaciones que se crean entre ellas, acaban por desarrollar una historia terrible, que desde luego puede ser poco recomendable para madres jóvenes que estén preocupadas por la propia inseguridad y la conciliación de trabajo y la dedicación al hogar.

La novela puede explicar las razones ocultas que salen a relucir en la perplejidad de tantas reacciones simplista de vecinos y conocidos, incluso amigos; esas que se ven en las mini-entrevistas de las noticias de crímenes en telediarios y periódicos; esas “procesiones que van por dentro”, que no acaban de verse hasta que acontecen en todo su patológico dramatismo.

Una novela intensa, fuerte, bien hecha, que deja huella y que hace pensar en algunas de las cosas que van mal y que hacen tanto mal a las personas en nuestra sociedad actual.

Ángel García Prieto

 

RESEÑA  PUBLICADA EN  LA  NUEVA  ESPAÑA, COMO  “TRIBUNA” el lunes 29  de mayo)

Escritores de Asturias

Despedida de nuestra presidenta en La Nueva España

 Presidenta Asociación de Escritores de Asturias

Despedida

Nos dejó el escritor y compañero Mariano Arias

16.05.2017 | 03:47

 
 

La muerte nos sorprende. Nunca estamos preparados para emprender el camino hacia el otro lado. La muerte no respeta edades ni momentos. Llega y nos iguala a todos, a pobres, y a ricos, a famosos y a anónimos, a todos. Un momento trágico en el que termina la línea de nuestra vida. La línea que comienza cuando nacemos, y se va marcando con distintos puntos, de distintos colores, según el momento, hasta que se interrumpe con un punto negro que nos marca el final. Una línea a veces recta, a veces con curvas y silencios, con llanos y pendientes, con trazos firmes o frágiles, en muchos  momentos, con trazos inestables a punto de interrumpirse. 
Por mucho que estemos convencidos que veremos la luz al final del túnel, vivimos en la incertidumbre, sin saber si esa luz cegadora nos llevará a otra dimensión donde otra línea comienza. 
Nunca estamos preparados para recibir la noticia de la muerte de un ser querido, de un familiar, de un amigo. Pero ante su presencia no sabemos cómo cerrarle la puerta, porque atraviesa los muros más altos y más robustos, atraviesa la luz y la sombra. Nos persigue cuando llega la hora y ante su amenaza no podemos huir. 
Esta vez se nos fue un compañero, Mariano Arias. Un compañero escritor, que nos deja su palabra, sus mensajes, sus reflexiones. 
Mariano Arias, como dice el poeta Horacio, no morirá del todo. Sus palabras perdurarán en el tiempo. 
Mariano Arias, docente, escritor y filósofo, que trasmitió sus saberes a sus alumnos durante muchos años, y que nos deja una obra extensa, tanto en el campo literario como filosófico, ya descansa al otro lado. Que descanse en paz. 
En tu recuerdo, Mariano, valga este poema como humilde homenaje: 
Sendeiru / Yía mui difícil siguir / esti sendeiru / ¡tan estrechu! / Hai muitos precipicios, / tien el firme chen de xelu. / Nun puedo tropezar, / nin volver p'atrás. / El tiempu ta cuntáu / dende'l primer momentu. / Sol.lando, camino. / Avanzo , con tientu, / esbrozando maleza, / disfrutando momentos. / Voi pol camín del tiempu, / chen d'espinas. / Recórrolu buscando, / únicamente, / el sentíu de la vida. / Cuando chegue a la meta. / Fuxiréi / en silenciu. / Hacia otru camín soyáu de l.luz. / Fuxiréi / hacia outru l.lau / onde m'espera'l perfume de los días.

Nota necrológica

Se nos fue uno de los nuestros

 Se nos fue prematuramente y de súbito nuestro compañero Mariano Arias, uno de los fundadores en el año 2000 de la Asociación de Escritores de Asturias y su presidente durante los años 2011 y 2012, después de Pilar Sánchez y antes de Armando Murias.

Un cáncer fulminante segó su vida, poco después de haber publicado su tesis doctoral con el título “El escriba sagrado. Antropología materialista de la escritura”. Su literatura tuvo un fuerte componente filosófico y compromiso social, que la crítica y los jurados reconocieron al quedar finalista en el Premio Nadal (1991) y con el Premio J. Rulfo de Relatos (1992).

Descansa en paz

 

 

El poeta Miguel Alarcos le dedica esta elegía:

 

Muerde la muerte el aire,

A tientas contra ti -arbitraria-, anega

Radiante vida en nave,

Intenso pensamiento,

Artífice preclaro de la pluma.

       No morirás del todo:

       Otros ojos leerán tu savia o fruto.

Ardiente juventud madura alzó

Rumor de ígneos remos,

Incesantes cenizas, imborrables.

Albo cisne perenne te sustancia,

Sostiene ya tu pluma.

                                         

                                                                    Redacción   

Actividades

Lecturas en LibrOviedo

 Con el título Pallabres y sones al vientu, un puñado de escritores de la Asociación leyeron sus textos en la cita literaria que goza de tan buena salud todas las primaveras en Oviedo. La literatura estuvo acompañada del músico gijonés Dani de la Cuesta, que hizo sonar su harpa (él defiende que debe escibirse con h para ser consecuentes con su étimo) y bandurria asturiana (diferente al instrumento con el mismo nombre usado en las rondallas).

Además, algunos autores de la AEA presentaron sus libros en la feria, que desde hace unos años se celebra en la antigua plaza del pescado de Trascorrales.

Redacción

Reseñas

 Todas estas lágrimas de Guillermo Rico Gallego

Ediciones Camelot, 2017, 111 páginas

Una forma de atrapar el mundo                               por Armando Murias Ibias

 

La portada y contraportada ya nos anuncian con una certeza inequívoca el contenido. Textos y gráficos desdibujados, líquidos, oníricos, imposibles de abarcar. Visiones propias del surrealismo:  “El coche desciende por la rampa para darse de frente con un tumulto fosforito de cuerpos casi desnudos atrapados. Martín desacelera regocijándose en la deformidad de ese todo como en la persistencia de Dalí” (pág. 54). También está presente (en letra cursiva) el mundo de los sueños trenzado con reflexiones filosóficas: “En su mano, la magnitud del caos” (pág. 68).

Y es que Todas estas lágrimas (editorial Camelot, 2017) es el primer texto editado del joven Guillermo Rico Gallego (Gijón. 1980) en el que más que afirmar, hace preguntas. Se puede decir que se mueve por las páginas como un gato en la oscuridad elevando la cola en forma de interrogante. Así lo dice en la página 13: “Otra vez el cosmos de las interrogaciones: ¿quiénes somos?, ¿dónde irán?, ¿a qué se dedican? En este lugar de cristales circulares donde termino sentado…”.

Esta nueva propuesta literaria viene avalada por horas de lectura, música y cine, que dejan el poso de un café turco, solo visible al final. Las frases cortas, azorinianas, sorprendentes, aceradas, conforman una reflexión alargada o convexa de la realidad, un logro de corte vanguardista que intenta atrapar aquello que se escapa de nuestras definiciones, por tanto es un texto (prosa poética o poesía en prosa) que desafía nuestra comprensión del mundo para comprenderlo mejor.

Reseñas

El triunfo de la palabra

Reseña de Ingenio lego, de Marcelo Matas.

Editado por la Diputación de Salamanca, 2016

125 páginas.

 Por David Fueyo

Dice el escritor Eloy Tizón, —quizá uno de los que más ha teorizado sobre el cuento en los últimos años— que todo aquel que no se pliegue dócilmente a los dictados del mercado debe ser consciente de que no va a tenerlo fácil; ha escogido un camino en rampa, áspero, lleno de dificultad y con muchos escollos. Ese es la senda elegida por Marcelo Matas a la hora de llevar a cabo su Ingenio Lego, la del triunfo de la palabra sobre cualquier otra consideración, —mercantil, estilística o simplemente dejándose llevar por las modas— fuera de lo meramente literario.

 Conozco a Marcelo, sé de su sensibilidad con el cuento infantil, de hecho tuve el placer de presentar El niño que se convirtió en coche (Juglar, 2015), un cuento para contar y disfrutar en familia, accesible y a la vez delicado. Lo compartí con niños y comprobé que disfrutaban conmigo; sin embargo he de confesar que no me esperaba la profundidad, complejidad y delicadeza que el mismo autor iba a sugerirme apenas un año después con éste, su Ingenio Lego, aunque durante el tiempo que le conozco puso ante mi diversas pistas de este talento literario en forma de cuento corto en varias antologías en las que participamos ambos, promovidos por la Asociación de Escritores de Asturias (Pravia con todas las letras, Mina de palabras, u Oviedo, libro abierto). Ahora me doy cuenta de que, de un coleccionista de Quijotes como es Marcelo, puedes esperar —literariamente hablando— cualquier ingeniosa aventura escrita.

 Ingenio lego, impecablemente editado por la Diputación de Salamanca, contiene catorce cuentos que van desde el monólogo interior hasta el lenguaje cervantino, del humor al desasosiego, de la prosa poética sin ni un solo punto seguido a la transcripción oral del lenguaje del pueblo, sus chascarrillos y sus muletillas, consiguiendo así la obra ser una polifonía llena de escollos bien superados muy lejos de lo que Tizón busca para el cuento moderno —picante, con cierta acidez, veloz y ligero— pero por encima en calidad y equilibrio de mucho de lo que se publica hoy en día.

Los catorce cuentos sugieren. Creo que ese es “El Piropo” con mayúsculas que puede definir un buen cuento. Desde el impresionante relato que da nombre al volumen, en el cual Marcelo parece tomar la pluma encarnado en un noble que, siguiendo escrupulosamente el tono cervantino, dice que prefiere ser olvidado que reconocido a pesar de conocer a Cervantes e incluso haberle regalado sus propios versos para que este pudiera conformar su prestigio en el futuro, —sencilla y retorcidamente lúcido— hasta el humor de guante blanco presente en Cuento de Navidad, una historia cotidiana que nos lleva un paso más allá en la vida de un soldado.

 Hay lugar para la metaliteratura y el olor a librería de viejo, fonda y paraíso de aquellos que creemos que los libros son un tesoro, máxime si son encontrados entre un montón de saldos amarillentos o, mejor aún,  en un contenedor de basura (Agua de palabras y Gesticulan voces). También para el monólogo, para el cuento torrencial (La casa en el camino de los juegos y el impresionante Al final el silencio, con el que se cierra el volumen), para la luz y la esperanza de dos enamorados unidos en todo menos en dimensión, —él en la real, Clarín, y ella, Ana Ozores, su creación, en la literaria—, y para la oscuridad, la venganza y la crudeza (Por la piel y El peluquero zurdo), historia (Rubén Darío se lava con Heno de Pravia), vida como trayecto (La vaca Jueves) y la muerte que en el fondo es un viaje de ida sin retorno, (El regreso, y vuelvo a citar otra vez Al final el silencio).

 Los catorce cuentos están trabajados con la paciencia y precisión del orfebre. No hay escritura rápida, no hay prisas, no hay estruendo ni alharaca, tampoco extraños artificios ni Deux ex machina. El camino es en rampa áspera, pero sabe a dónde llevarnos: literatura pura y consistente, juego canónico donde no hay un canon preestablecido más allá de poner a funcionar las palabras con una cuidadosa fascinación por el lenguaje. Ingenio Lego no podría ser escrito por alguien que no ama la literatura y la comprende como vehículo de belleza y emoción. No podíamos esperar otra cosa de un coleccionista de Quijotes.  Otro triunfo para la palabra que a buen seguro sabrá saborear el avezado lector.

 

 

 

 

 

 

 

 

Actividades del mes

Día del Libro en Gijón

 

La Asociación de Escritores de Asturias se adelanta a la celebración del día del Libro (23 de abril) con un recital literario en el Centro Cultural antiguo Instituto gijonés. Este pasado martes una docena de poetas y prosistas de la Asociación leyeron ante un público entregado textos de diferentes características.

 

La presidenta de la Asociación, Esther García López, actuó como maestra de ceremonias a la hora de presentar a los escritores, que estuvieron arropados por el cantautor Diego Carreras.

 

 

 

 

En recuerdo de Pablo Ardisana

El poeta del oriente asturianu déxanos una herencia poética mui importante.

Pablo Ardisana nació en Hontoria, Llanes (1940-2017). La poesía ta de lutu estos díes n’Asturies. Pablo Ardisana falleció’l pasáu 3 d’abril. El poeta del oriente asturianu déxanos una herencia poética mui importante.
 
Pablo Ardisana nació poeta, magar la so primera publicación "Única geografía", poemes en castellán, fuere en 1982 cuando ya tenía 42 años. Ye cuatro años más tarde cuando publica’l so primer poemariu n’asturianau Armonía d’anxélica sirena publícalu en 1986. A esta obra siguiríen otres cuantes, toes elles de gran altor lliterariu. Rosamaría (1987), Azul mirar d’amor (1989) y Una luz inesperada (1991). Poeta de gran sensibilidá, la so poesía ye musical y cenciella, nella predomina’l tema amoroso y ta mui presente tolo lo rellacionao con la naturaleza y el paisaxe más cercanu, aportando otra visión poética a la poesía reivindicativa que se fixo naquellos años.
 
Prauticaba un versu cenciellu y curtiu, que busca tanto la eufonía de la palabra como la emotividá, Ardisana anda a caminar peles intemporales siendes estétiques del romanticismu y d'un ciertu modernismu.
 
Pablo Ardisana constrúi una de les voces más personales de les actuales xeneraciones lliteraries asturianes.
 
Sirvan estes llinies como cenciellu homenax a esti poeta que nos dexó nesti mes d’abril nel que la primavera preside la vida y la muerte.
 
Esther García López

 
XUNTO A LA MAR
 
Xunto a la mar
d'aquellos branos,
cuandu dexabes al to cuerpu
asomase nes fines orielles
del traxe azul que t'enduviellaba
abierta pal amburante sol,
y pa las brises dadores
d'enriaderes d'ocla tresparente...
Xunto a la mar
d'aquellos branos,
pel sable comu alfombra persa
yeres armonía d'anxélica sirena.
 
Pablo Ardisana
 

Reseñas

La memoria indiviaul y colectiva en \"Yo estaba allí\" de María Esther García López, por Lauren García

Desde la primera a la última línea hay en “Yo estaba allí” de María Esther García López (ediciones Trabe)- versión en castellano de “Yo taba ellí”- hay un ansia imparable de retener el tiempo. Una conversación con un anciano abre el libro en legítima valoración humana de rescatar esa pérdida del mundo rural que asola nuestra tierra, mientras tanto “la aldea enmudece por momentos”.  Instantáneas  y recuerdos a los que la escritora  asigna un baúl “de lágrimas oxidadas”.

“Yo estaba allí” conserva términos en asturiano, que prueban la excelsa riqueza de nuestro idioma. Sus historias de pueblo y sus devaneos del azar sonsacan mitos y  leyendas, la palabrería popular solidificando la tradición. Todo ello será tratado por Esther García López con encomio y prudencia. La superchería y la superstición de la muerte ensañándose con la vida dará lugar a la doble vertiente: bodas y entierros.

Por la prosa de la escritora asturiana transitan la soledad de estar sola en la folixa, lo apremiante de sentir la rasgadura de la vida como el efecto de unos zapatos nuevos, el rito de la queimada sobre la hoguera, el poder curativo de la gaita desenredando telas de araña, la sidra tatuando la piel, como la flor del agua en forma de nuestra identidad amamantando nuestra forma de ver la vida… Pasajes que no dan lugar a equívocos para sentenciar: “Otra vez me engañó el tiempo”. 

Desde el elemento popular que tienen las fiestas populares como El Bollo y San Mateo se añade una comicidad muy asturiana para proyectar sus casualidades disparatadas.  Memoria íntima y colectiva como un barco de papel en manos del mar. “Yo estaba allí” es más que un documento, sino memoria viva de lo que es Asturies como pueblo: la  sabiduría de las fuentes y la señaldá de la nieve. Una foto roída en blanco y negro de  una romería donde tropieza la memoria. 


-Lauren García

Escritores de Asturias

Reseña de YO ESTABA ALLÍ

 MARÍA ESTHER GARCÍA LÓPEZ: “¿HABÍA PASADO REALMENTE EL TIEMPO?”.

VE LA LUZ EN CASTELLANO “YO ESTABA ALLÍ” (ED. TRABE, OVIEDO 2016)

El mismo día que María Esther García López cumple años, pocos y muy bien llevados, publica un precioso libro de relatos titulado “Yo estaba allí”. Se trata de veintiún textos que la Profesora, Experta de Filoloxía Asturiana y Miembro de la Academia de la Llingua Asturiana escribió en su lengua (“Yo taba ellí”) y ahora ella misma ha traducido, aunque en la versión castellana se advierten algunos giros y modismos típicos del habla y las tradiciones del Principado. Es un libro testimonial, divertido y lleno de poesía y de datos pintorescos que harán las delicias de los asturianos y de los amantes de aquellos paisajes y paisanajes, pues son los asturianos los protagonistas de los mundos que la escritora, poeta y actualmente Presidenta de la Asociación de Escritores de Asturias y socia de la Asociación Colegial de Escritores de España, ACE, recrea el mundo intimista de su tierra, pues ella nació en La Degollada (Valdés) y es una gran conocedora de la Asturias rural y de su pasado lleno de esplendor y de vitalidad literaria. Dedicado “A Ernesto, que estaba allí conmigo”, el primer episodio “La boda” del apartado “Yo estaba allí, en las Güelgas” es todo un guión cinematográfico con cuestiones jocosas, con enredos amorosos, con buena alimentación, defunciones varias y un final, digamos, escalofriante. Todo ocurre gracias al ingenio de Pacho, cronista de un tiempo y unos hechos muy bien reflejados por la autora. “Y les aseguro- leemos.- que nadie olvidó esta historia en el pueblo”. Luego llega una fiesta, con diversión a porrillo, con “música de GAITA, con RISAS, con BAILES, con olor a comida por todos los rincones” esos invitados que disfrutan de lo lindo en Piedrasblancas, el hermoso pueblo en que vive Esther García “Vivo nun llugar que me presta”, explicaba años en una completa entrevista que la hicieron en su lengua para la revista que editaba entonces Biblioasturias, antes de Álvarez Cascos. “Oigo sonar una GAITA,/oigo sonar un TAMBOR,/baila la xente del pueblu,/ya le fiesta del patrón…”. Después la cita es en el parque pero con “Mis pies lastimados”, cuestiones de la existencia también importantes a la hora de relatar lo cotidiano: “Coloqué los zapatos con cuidado, a mi lado, y me puse a contemplarlos”. Cuando llega la queimada todo se transforma: “Que no se vayan, que vengan todos y que la queimada llegue hasta el cielo. ¿Qué se avive el fuego! ¡Magia para la queimada!”. “Yo estaba allí, cavilando” dedicado a “La estrena” es un relato entre memorístico y gratamente erótico, habla de la juventud alborotada, de un amor que parece retornar…”Y con los trapos de antaño en la memoria, nos fuimos y estrenamos otra vez la primavera, escondidos de la luna que nos miraba envidiosa desde lo alto, con los ojos bien abiertos”. La música suena de nuevo, porque se dice que “La gaita es para tocarla”, aunque- mira por donde-resulta que una familia de arañas quieren participar en la fiesta y ya veremos qué pasa….La jocosidad llega “En la romería” cuando “El vaso de sidra” relata su propia vida de cosa material pero con su corazoncito:”Echái sidra nesti vasu/que yo quiero beber más,/porque cuando yo toi “juna”/toles penes se me van(…)”. Estamos ante páginas que, en algunos momentos, nos recuerdan al mejor Steinbeck, a García Márquez, a Leopoldo Alas, a Borges, a Julio Ramón Ribeiro, a Cortázar, a Eduardo Mendoza, a poetas como Gonzalo Rojas, Antonio Colinas, Gamoneda…

En la entrevista citada a la pregunta de para qué sirve la literatura Esther contesta: “Pa enanchanos l´horizonte, pa suañar, pa divertinos, pa deprender, pa conocer otres cultures, pa viaxar…”. Su biografía es amplia, desde “El tatuaxe”, de 1998, uno de sus primeros libros hasta “Quiero ser  Arcu Iris” de 2014 y otros títulos de interés, amén de participación como coordinadora autora en libros colectivos, conferencias, artículos en la prensa, como los de “La Nueva España”, y estudios sobre la llingua y su recuperación, por lo que el Centro Asturiano de Madrid le concedió en 2007 el “Urogallo de Bronce”. Ha obtenido además números premios, menciones y galardones tanto por su trabajo docente como por su labor de creación. Notoria fue la presentación en Luarca del libro “Faraguyas (haikus)”, que demuestra su amplia dedicación a la literatura en todas las facetas. En 2015 fue nominada como “Vaqueira de honor” del Festival Vaqueiro y la Vaqueirada.

Delicioso es el relato “Volvieron al Bollo”, de “Yo estaba allí, en Avilés”, con un fotógrafo desmañado, una cámara estropeada, un accidente en medio de la fiesta…Pero la diversión llega cuando se trata de “Reservar sitio en el campo” para las fiestas de “San Timoteo, eo,eo,eo,eo…” que recuerda las de San Emeterio en Pimiango cuyos prado y ermita José Luis Garci retrató con talento en la película “El abuelo”, basada en la obra de Pérez Galdós. En “El chambrón”· sigue la fiesta y en “Oscurecer” donde la sidra nos sale hasta por los ojos: “¿Un culín, amigos? ¿Queréis un culin? ¡La sidra pide más sidra!”. Los barredorios, que podríamos traducir como los últimos de la fiesta, los trasgus de los prados, los cuélebres, las xanas, los enamorados clandestinos, los borrachines divertidos van desfilando por allí como cuando llegan los “Cabezudos” y surgen algunas dudas, cuando se dueña con un “Barco de papel” o al rememorar una juventud escolar y reidora en “Examen de ingreso”: “Toda la calle riéndonos sin saber de qué nos reíamos”. La tristeza de “El entierro” que un petirrojo volando, la aventura de “La plaza del paraguas”, “El vivir la nieve” con otro ¿o el mismo? petirrojo llamando a la ventana, la soledad de “¡Nadie…!”, el juego con los tritones, la historia un tanto cruel de la “Deshonrada” y, al final, esa bella rememoración de “Yo estaba allí, en la Fontanica”, parte de una biografía que despierta tiempos pasados, juegos del asombro,  esas “imágenes en movimiento”, en definitivo los inocentes “Juegos de niños…”. La autora que, confiesa, ha estado en muchas partes, ha vivido agradables momentos en su tierra asturiana, ha disfrutado de la sidra y los bailes, ha escarbado en la memoria suya y en la de los demás, ha hecho perfectos relatos psicológicos de sus personas y ha penetrado en los espacios de la soledad, la tristeza y la muerte pero que, aún, puede seguir y seguirá narrando las leyendas y vivencias de ese mundo rural repleto de vitalidad, se pregunta: “¿Había pasado tanto tiempo?”.

Pues tras haber disfrutado con la lectura de estas 119 páginas de “Yo estaba allí” únicamente nos quedaría decir: “Asturies que guapina yes”.

Manuel Quiroga Clérigo. (Secretario de la Asociación colegial de escritores de España)

                       Majadahonda, 8 de Diciembre de 2016.

Escritores de Asturias

Reseña de YO ESTABA ALLÍ

 LA VOZ DEL CENTRO

DICIEMBRE, 2016

 

Yo estaba allí, de M.ª Esther García López

 

Así se titula el último libro de esta escritora valdesana, cuya obra literaria: poesía y narración está escrita en lengua asturiana. Yo estaba allí es una traducción de la autora del original Yo taba ellí, publicado en 2015, ambas en la editorial Trabe. Acaba de llegar a nuestras manos este libro de relatos de M.ª Esther, autora premiada en su ya larga trayectoria literaria, miembro correspondiente de la Academia de la Llingua Asturiana, profesora de larga y fructífera experiencia, que reparte su vida profesional y familiar entre Piedras Blancas y La Montaña de Valdés.  Perdura desde hace muchos años mi amistad hacia ella, pero sobre todo el reconocimiento a su trabajo literario, y no menor a su labor social y cultural en el entorno en que se mueve. Sus libros, o sus centenares de artículos de prensa nos dejan cada vez el eco fiel de un modo de hablar, es decir, de pensar y de vivir, de esa collada o paso entre las sierras de Panondres y Buseco, donde siempre se ha levantado su casa, en La Degollada.

Cuando cada año, en el primer domingo de octubre, acudo con mi grupo de Montaña, Estoupo, a la Fiesta de Belén, encontramos a Esther, engalanada con el traje regional, entre sus vecinos de toda la Parroquia, podemos ver en cierto modo su papel de mujer necesaria para que la vida de un pueblo, tan solo a veces, continúe. Porque, no nos engañemos, también existe la soledad y la tristeza.

Y en este libro de estampas costumbristas, M.ª Esther nos da un poco de su vida, pero sobre todo de la personas que la rodean, de los animales que la acompañan y del paisaje que la envuelve. Ella cuenta las historias que ha escuchado o que ha vivido. Nos narra cómo, por ejemplo, las familias de La Casona, en el pueblo de Las Güelgas, dos mujeres fallecen de indigestión tras una comida-cena de boda, el mismo día y con el mismo intervalo de tiempo con el que habían nacido hacía 88 años. O en La fiesta, un relato tocado levemente por el efecto narrativo de la anagnórisis, la autora nos hace creer que nos encontramos ante un mendigo, al que todos dan la espalda en un día de fiesta. Un pobre solo, que nos apena y ganas nos da de llevarlo a casa. La palabra “ladridos”, al final de la historia, nos saca del equívoco. Estamos ante un perro, pero la soledad y el desprecio se hacen tan insoportables para ellos como para nosotros. Pasan los relatos por nuestras manos y cada uno lleva un mensaje implícito: unos zapatos, por ejemplo, que son la definición de las personas que los calzan; o los espíritus invocados en una queimada que llegan para estar un momento con nosotros, sin ocupar sitio. Y esa sensación, maravillosa, que una mujer tiene cuando estrena la ropa que le gusta. Un vaso de sidra, en fin, que siente los latidos del corazón a través de la mano que lo sostiene, en una bellísima y original personificación.

Pero también está la muerte, un tema importante en la narrativa de Mª. Esther, aun siendo ella de carácter tan jovial y expansivo, que se recuerda en ese bello cementerio avilesino de La Carriona, en el que unos amigos de una pareja de enamorados, fallecidos en un accidente, no podrán celebrar ya nunca más el día del Bollo. Llegan los relatos de sus hitos vitales: desde su primer viaje a Oviedo, para hacer el examen de ingreso en el Instituto Alfonso II, a la iniciación sentimental de la adolescencia en las fiestas de San Timoteo.

Es este libro, por tanto, una crónica de su gozoso y dolorido sentir y, también, de una nostalgia que casi nunca cesa. Como esa nevada que obliga a su padre a construir los primeros zancos, para ella y su hermano,  para no hundirse al salir de casa. O ese tremendo frío de la infancia que se llevó para siempre a su vecino Xusto, muerto en la soledad de su casa.

-Pero no nos engañemos  -parece decirnos la autora-: la soledad es patrimonio de un alma, no de un lugar. Porque se puede acudir al multitudinario Bollo de Avilés y pasear entre las gentes que llenan El Parche y encontrarse solo entre la felicidad de los otros. Eso es lo que se nos dice en el titulado Yo estaba allí, sola…

Los veintiún relatos del libro hablan de ella, pero sobre todo de sus circunstancias. Por la casería de La Degollada, junto al Río Negro, en toda La Montaña de Valdés, la vida puede ser difícil, y es evidente que mueren más personas que nacen. El libro se cierra con una clave de esperanza: a la muerte siempre le sucede el canto del petirrojo, anunciando la vida.

 

                                                                       José Antonio Pérez Sánchez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Presentación de poemario

Nieves Viesca

 

presentación

El nuevo libro de Raúl Castañón presentado por José Havel

 

Novedades de socios

Raúl Castañón

 

Novedades de socios

Nieves Viesca

 

Portada y contraportada

NOVEDADES DE SOCIOS

Lectura dramatizada

 

Nuevo libro de Pepe Monteserín

 

Novedades de socios

Libro de Marcelo Matas

 

Novedades de los socios

 Nuevo libro de Ángel García Prieto

“El Fado tiene no sé qué/ que prende la vida de la gente/ un nada que no se ve / un todo que la gente siente”, se canta en “Destino marcado”, con la letra de Fernando Farinha y la música del Fado Menor. El Fado apasiona, seduce, da más de lo que puedas esperar, te hace llorar o reír, explica el amor o el fracaso, el bien y su ausencia, encandila, arrebata, estremece.

El Fado es en último extremo inasequible y nuestro libro no puede pretender explicarlo, pero si acercar un tanto más al mundo propio de esta fascinante poesía musicada y cantada por portugueses. Porque también el Fado se revela cuando él quiere y se te da. Y este libro habla de modos, formas, maneras, caminos, historia, lugares, ambientes, personas y palabras del Fado, que pueden hacer posible el milagro de esta pasión.

En este libro intervenimos unos amantes de Portugal y enamoradas del Fado, para unirnos también a los lectores que tengan la suerte de conmoverse ya con el Fado o para los que en estas páginas se lo puedan encontrar.   

Nuevo poemario de David Fueyo

 

Oviedo, libro abierto

Novedades de socios

Yo estaba allí, de Mª Esther García López

 

Novedades de socios

Una mala racha, por Julio Rodríguez. Editorial Menoscuarto, 2016

 

Colección Diez

Primavera eterna. Varios autores.

Novedades de socios

Circo, de José Ángel Ordiz

 

 

Novedades de socios

El Río Tejo, por Ángel García Prieto.

Colección Diez

Kaledidoscopia. Col.Diez 2

 

Descargar documento(374,85 Kb)

Novedades de socios

Apabullante silencio extranjero, de Fernando Fonseca.

Novedades de socios

Territorio Whatsapp, de Raúl Castañón del Río.


Carta abierta a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social

LA ASOCIACIÓN DE ESCRITORES DE ASTURIAS Y LOS ESCRITORES JUBILADOS
 


La entrada en vigor del Real Decreto-ley 5/2013, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo, ha hecho que la Seguridad Social esté declarando incompatible la percepción de una pensión de jubilación con la de los derechos de autor por obras propias, cuando estos superan el Salario Mínimo Interprofesional. El caso afecta a gran parte de los escritores jubilados, que ven amenazadas sus pensiones.

Son muchas las voces que se han alzado contra la injusticia que supone la norma con carácter general. La Asociación de Escritores de Asturias (AEA) se suma a ellas, al tiempo que recuerda a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social que la percepción de derechos de autor, al menos con relación a los generados por obras no escritas en el año de que se trate, no supone un rendimiento procedente del trabajo, sino de un patrimonio acumulado a lo largo de los años anteriores, asimilable al cobro de rentas derivadas de bienes muebles o inmuebles. Si la pretensión del Real Decreto-ley que se cita es la de regular la compatibilidad de la pensión de jubilación con el ejercicio de un determinado empleo o trabajo, resulta evidente que, en este caso, el supuesto de hecho (el ejercicio de un trabajo) no existe, razón por la que la AEA considera inadmisible, al menos en este caso, la interpretación de la norma que están dando los poderes públicos.


Carta abierta a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social

LA ASOCIACIÓN DE ESCRITORES DE ASTURIAS Y LOS ESCRITORES JUBILADOS
 


La entrada en vigor del Real Decreto-ley 5/2013, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo, ha hecho que la Seguridad Social esté declarando incompatible la percepción de una pensión de jubilación con la de los derechos de autor por obras propias, cuando estos superan el Salario Mínimo Interprofesional. El caso afecta a gran parte de los escritores jubilados, que ven amenazadas sus pensiones.

Son muchas las voces que se han alzado contra la injusticia que supone la norma con carácter general. La Asociación de Escritores de Asturias (AEA) se suma a ellas, al tiempo que recuerda a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social que la percepción de derechos de autor, al menos con relación a los generados por obras no escritas en el año de que se trate, no supone un rendimiento procedente del trabajo, sino de un patrimonio acumulado a lo largo de los años anteriores, asimilable al cobro de rentas derivadas de bienes muebles o inmuebles. Si la pretensión del Real Decreto-ley que se cita es la de regular la compatibilidad de la pensión de jubilación con el ejercicio de un determinado empleo o trabajo, resulta evidente que, en este caso, el supuesto de hecho (el ejercicio de un trabajo) no existe, razón por la que la AEA considera inadmisible, al menos en este caso, la interpretación de la norma que están dando los poderes públicos.

Una mala racha

Julio Rodríguez. Editorial Menoscuarto, 2016

 

Oviedo, libro abierto

Nuevo poemario de David Fueyo

 

Novedades de los socios

 Nuevo libro de Ángel García Prieto

 

“El Fado tiene no sé qué/ que prende la vida de la gente/ un nada que no se ve / un todo que la gente siente”, se canta en “Destino marcado”, con la letra de Fernando Farinha y la música del Fado Menor. El Fado apasiona, seduce, da más de lo que puedas esperar, te hace llorar o reír, explica el amor o el fracaso, el bien y su ausencia, encandila, arrebata, estremece.

El Fado es en último extremo inasequible y nuestro libro no puede pretender explicarlo, pero si acercar un tanto más al mundo propio de esta fascinante poesía musicada y cantada por portugueses. Porque también el Fado se revela cuando él quiere y se te da. Y este libro habla de modos, formas, maneras, caminos, historia, lugares, ambientes, personas y palabras del Fado, que pueden hacer posible el milagro de esta pasión.

En este libro intervenimos unos amantes de Portugal y enamoradas del Fado, para unirnos también a los lectores que tengan la suerte de conmoverse ya con el Fado o para los que en estas páginas se lo puedan encontrar.   

©2008 Asociación de Escritores de Asturias Aviso Legal

Iniweb 2.0  -  Conforme con:  CSS - HTML4.01 - TAW