RSS

NUESTROS BLOGS

 
PÁGINA WEB
de Mª Esther García López
 
 
 
 
ALONSO PALABRAS
Blog de poesía de Agustín Alonso Biscayar
 
 
 
  PÁGINA WEB
de Pepe Monteserín
 
 
 
 
 VIRGINIA GIL
 
 

 
de Armando Murias
 

 

de Jorge Ordaz
 
   
 
de J.Á. Ordiz
 

 

de Julio Rodríguez
 
 
 

NIEVES VIESCA

WEB OFICIAL

  

 Manolo D. Abad
 
 
 
 
Celia Álvarez Fresno
 
 
Fco. Álvarez Velasco
 
 
 
Mariano Arias
 
Fernando Beltrán 
 
 
  
Raúl Castañón del Río 
 
 
 
 BLOG
de Luis Díez Tejón 
 
 
de Fernando Fonseca
 
 
de David Fueyo Fenández
 
  
 
Alfredo Hernández García
 
 
 
 
 

 
M.Matas de Álvaro
 
 

 

 
   
REVISTA DE LITERATURA, ARTES Y OPINIÓN DE LA AEA
literarias.aea@gmail.com
 

¿Qué es CEDRO?

   

  

¿Todavía no estás en CEDRO? El Centro Español de Derechos Reprográficos  es la asociación de autores y editores de libros editados en cualquier medio y soporte, encargado de defender los derechos... »Leer más

Hazte socio

 No lo pienses más y hazte socio de la Asociación de Escritores de Asturias.

Tu obra literaria estará arropada por tus compañeros y será divulgada en esta revista.

Además, estarás en contacto con escritores de diferentes características y estilos.

Participarás en las Jornadas Literarias y en los Premios de la Crítica y Letras de Asturias

Tarifa anual:

Tarifa normal: 72 €

Desdempleado: 36 €

Hasta 25 años o mayor de 80: 0 €

De 25 a 30 años: 9 €

Contactos: asociacionescritoresdeasturias@gmail.com y tfno. 696 71 32 56 (Esther)

Firmas y opinión

Parodia que algo queda

 Por Javier Lasheras 
En la portada de la última obra de Luis Artigue (León, 1974) se puede leer en un apunte entrecomillado que se trata de «una novela negra, psicológica y de alterne». Bueno, es una forma de verlo, porque para quien suscribe, una vez llegado al final del libro se me impone la certeza de que el aviso es inexacto. Y esto me parece así porque Club La Sorbona »Leer más

Reseñas

Cieno, de Ernesto Colsa

 
DAVID FUEYO
 
Con la publicación de Cieno, Ernesto Colsa culmina una obra en la que ha estado inmerso durante la última década. Cieno no es una novela fácil de escribir pero sí de degustar por el lector, … »Leer más

Firmas y opinión

Los últimos pasos de la Transición

Quizá sea el término Transición el que se ha consolidado con más fuerza cuando queremos referirnos al proceso que va desde la muerte de Franco hacia el afianzamiento de la democracia. Lo que no está tan claro son sus límites cronológicos, sobre todo el final. »Leer más

Música

Por Manolo D. Abad
Como si de un Cid Campeador de la creación se tratara, Enrique Morente sigue venciendo en la batalla que tantas veces ganó: ... »Leer más

 

Reseñas

El malentendido, de Irène Emirovsky

Por Ángel García Prieto
 
 
 
 
 
 
 
Irène Némirowsky huyó de la revolución rusa con su acomodada familia de origen judío a Francia; estudió letras en la Sorbona y comienza una brillante carrera de creación narrativa, hasta que, junto con su marido, es víctima de la persecución nazi y sufren la deportación a Auschwitz, donde fueron asesinados. Sus hijos salvaron la obra que no había sido publicada hasta entonces. En España ya se han editado al menos trece novelas en estos últimos años. »Leer más 

Reseñas

Historia golfa de las monarquías hispánicas: Diego Medrano o el ensayo afterpunk,

Por Ernesto Colsa

Después de un montón de novelas, varios poemarios, un par de colecciones de relatos, un libro de correspondencia —que le ha llevado a declarar en los estrados— y un quintal de colaboraciones en prensa, Medrano se ha atrevido a abordar el exigente arte del ensayo. »Leer más

Firmas y opinión

Placeres primigenios: Una nota sobre los orígenes del cómic

POR JESÚS PALACIOS
Cada vez veo más y más cine mudo. Cada vez me gusta más y más y, naturalmente, cada vez entiendo mejor aquello que le decía Hitchcock a Truffaut de que muchos directores modernos deberían ver bastante más cine mudo y aprender de él. Nuestra mala costumbre de pensar en términos de un progreso lineal, a menudo tan ficticio como viciado, tiende a crear la impresión de que artes y medios de masas, populares y comerciales al tiempo, dependen de la progresión tecnológica para su mejora y disfrute. Nada más lejos de la realidad. Lo nuevo no siempre es mejor... » Leer más

Reseñas

La cabeza perdida de Damasceno Monteiro, de A. Tabucchi

ÁNGEL GARCÍA PRIETO

 Antonio Tabucchi fue un escritor italiano muy conocido que llegó varias veces a ser nominado para el Premio Nobel de Literatura. Su infancia y juventud las pasó en la vecina localidad de Vecchiano y tras licenciarse en Filosofía y Letras en la Universidad de Pisa, continuó estudios de especialización en la misma universidad, hasta que pasó a ejercer la enseñanza en los centros docentes superiores de Bolonia, Génova y Roma, para  llegar a ser catedrático de Lengua y Literatura Portuguesas en la Universidad de Siena. »LEER MÁS

Actividades del mes

Día del Libro en Gijón

 

La Asociación de Escritores de Asturias se adelanta a la celebración del día del Libro (23 de abril) con un recital literario en el Centro Cultural antiguo Instituto gijonés. Este pasado martes una docena de poetas y prosistas de la Asociación leyeron ante un público entregado textos de diferentes características.

 

La presidenta de la Asociación, Esther López, actuó como maestra de ceremonias a la hora de presentar a los escritores, que estuvieron arropados por el cantautor Diego Carreras.

 

Redacción

 

 

En recuerdo de Pablo Ardisana

El poeta del oriente asturianu déxanos una herencia poética mui importante.

Pablo Ardisana nació en Hontoria, Llanes (1940-2017). La poesía ta de lutu estos díes n’Asturies. Pablo Ardisana falleció’l pasáu 3 d’abril. El poeta del oriente asturianu déxanos una herencia poética mui importante.
 
Pablo Ardisana nació poeta, magar la so primera publicación "Única geografía", poemes en castellán, fuere en 1982 cuando ya tenía 42 años. Ye cuatro años más tarde cuando publica’l so primer poemariu n’asturianau Armonía d’anxélica sirena publícalu en 1986. A esta obra siguiríen otres cuantes, toes elles de gran altor lliterariu. Rosamaría (1987), Azul mirar d’amor (1989) y Una luz inesperada (1991). Poeta de gran sensibilidá, la so poesía ye musical y cenciella, nella predomina’l tema amoroso y ta mui presente tolo lo rellacionao con la naturaleza y el paisaxe más cercanu, aportando otra visión poética a la poesía reivindicativa que se fixo naquellos años.
 
Prauticaba un versu cenciellu y curtiu, que busca tanto la eufonía de la palabra como la emotividá, Ardisana anda a caminar peles intemporales siendes estétiques del romanticismu y d'un ciertu modernismu.
 
Pablo Ardisana constrúi una de les voces más personales de les actuales xeneraciones lliteraries asturianes.
 
Sirvan estes llinies como cenciellu homenax a esti poeta que nos dexó nesti mes d’abril nel que la primavera preside la vida y la muerte.

 
XUNTO A LA MAR
 
Xunto a la mar
d'aquellos branos,
cuandu dexabes al to cuerpu
asomase nes fines orielles
del traxe azul que t'enduviellaba
abierta pal amburante sol,
y pa las brises dadores
d'enriaderes d'ocla tresparente...
Xunto a la mar
d'aquellos branos,
pel sable comu alfombra persa
yeres armonía d'anxélica sirena.
 
Pablo Ardisana
 

Reseñas

La memoria indiviaul y colectiva en \"Yo estaba allí\" de María Esther García López, por Lauren García

Desde la primera a la última línea hay en “Yo estaba allí” de María Esther García López (ediciones Trabe)- versión en castellano de “Yo taba ellí”- hay un ansia imparable de retener el tiempo. Una conversación con un anciano abre el libro en legítima valoración humana de rescatar esa pérdida del mundo rural que asola nuestra tierra, mientras tanto “la aldea enmudece por momentos”.  Instantáneas  y recuerdos a los que la escritora  asigna un baúl “de lágrimas oxidadas”.

“Yo estaba allí” conserva términos en asturiano, que prueban la excelsa riqueza de nuestro idioma. Sus historias de pueblo y sus devaneos del azar sonsacan mitos y  leyendas, la palabrería popular solidificando la tradición. Todo ello será tratado por Esther García López con encomio y prudencia. La superchería y la superstición de la muerte ensañándose con la vida dará lugar a la doble vertiente: bodas y entierros.

Por la prosa de la escritora asturiana transitan la soledad de estar sola en la folixa, lo apremiante de sentir la rasgadura de la vida como el efecto de unos zapatos nuevos, el rito de la queimada sobre la hoguera, el poder curativo de la gaita desenredando telas de araña, la sidra tatuando la piel, como la flor del agua en forma de nuestra identidad amamantando nuestra forma de ver la vida… Pasajes que no dan lugar a equívocos para sentenciar: “Otra vez me engañó el tiempo”. 

Desde el elemento popular que tienen las fiestas populares como El Bollo y San Mateo se añade una comicidad muy asturiana para proyectar sus casualidades disparatadas.  Memoria íntima y colectiva como un barco de papel en manos del mar. “Yo estaba allí” es más que un documento, sino memoria viva de lo que es Asturies como pueblo: la  sabiduría de las fuentes y la señaldá de la nieve. Una foto roída en blanco y negro de  una romería donde tropieza la memoria. 


-Lauren García

Entrevistas

Entrevista de Lauren García a Julio Rodríguez

 

JULIO RODRÍGUEZ: “SE ESCRIBE CON FORTALEZAS Y LIMITACIONES”

 

-El escritor asturiano publica la novela “Una mala racha”

  

Con infalible y perspicaz olfato Julio Rodríguez sabe discernir perfectamente la realidad de la ficción, el humor de la seriedad y la genuina literatura del edulcorado producto comercial.  Todo esta plasmado en “Una mala racha”, (menoscuarto ediciones),  la tercera novela del escritor asturiano. Un libro de aire marino torrencial como el barco que modela uno de sus protagonistas. La prosa de Julio Rodríguez se sitúa en medio de las desgracias: una receta contra el aburrimiento.

-El protagonista de “Una mala racha” es escritor. ¿A la hora de contar una historia no se puede prescindir a veces del factor autobiográfico?

- Para bien o para mal, no es posible deshacerse de uno mismo a la hora de escribir. Nuestra visión del mundo, nuestro sentido del humor, nuestras obsesiones, nuestros prejuicios están ahí. En realidad, y mira que lo intentamos, no podemos dejar de ser nosotros nunca. Nunca. Ya puedes beber hasta desfallecer, que el borracho seguirás siendo tú; incluso puede que seas más tú que cuando estabas sereno… Pero esa es otra historia, claro. En definitiva, uno escribe, con sus fortalezas y sus limitaciones, a partir de todo aquello que uno es, desde lo que conoce e intuye. Después, claro, intentas meterte en la piel de los otros para contar, incluso en primera persona, sus historias, por muy ajenas que te sean. En el caso de esta novela, el protagonista es escritor no porque yo lo sea, sino porque me interesaba tocar, como tema de fondo, la fascinante dicotomía entre hacer literatura y vender libros.

-Al hilo del argumento de la novela, ¿Piensa que el fracaso es un punto de partida a la hora de escribir?

-En la literatura, como en la vida, el fracaso es un punto de partida y también un punto de destino. Pero no nos engañemos, el fracaso y el éxito son conceptos absolutamente subjetivos. Es probable que donde tú veas un fracaso mío, yo vea un éxito. Y viceversa. En todo caso, el “éxito” me interesa más bien poco desde el punto de vista narrativo (solo hay que echar un vistazo a mis libros). Y no te digo nada desde la perspectiva de la autoayuda, el coaching, la psicología positiva y toda esa vaina: esa impuesta obligación de ser feliz y tener éxito a toda costa (y a costa de todo). Es terrorífico. Hay un tipo que ha publicado un exitoso libro titulado “Psicología del éxito”; se trata, en sus propias palabras, de un “manual de instrucciones para ser un ganador”, una “guía del desarrollo integral” cuya lectura promete “dar un giro radical a tu existencia” (que, por supuesto, es una mierda), “aumentar tu atractivo, alcanzar niveles superiores de salud y energía y obtener más ingresos”. Claro, claro. En fin, solo se me ocurre decirle una cosa a su exitoso autor: “Chaval, vete a la mierda”.

-¿Cómo se traslada ese sentido del humor suyo tan presente en la novela?

-El humor, que, como decía Schopenhauer, es la seriedad que se esconde tras la broma, nos permite afrontar la realidad tomando la distancia suficiente para hacerla digerible. Nos ayuda a vivir y a disfrutar de la vida. En último término, es probable que sea lo único que nos salva: el humor frente a todo lo demás. Por tanto, no entiendo la vida ni la literatura sin humor (blanco, negro; fino, grueso; estúpido o inteligente, cada uno tiene su lugar y su momento). Eso sí, a la hora de escribir hay que andarse con ojo con el humor; así se lo advierte al protagonista de “Una mala racha” su pragmático editor: «Desconfía de una novela sin humor, es como una casa construida en terreno pantanoso, una ruina segura. Pero si solo tiene humor, entonces tendrás un buen solar, una finca no edificable; no será literatura, será otra cosa».

-¿Se pueden escribir las mejores o peores historias sobre la familia?

-La familia es una fuente inagotable de conflictos. Probablemente la primera con la que nos encontramos, y también la última. Y siempre está a mano en el camino. Por otro lado, el elemento esencial de la novela es el conflicto; a la hora de contar una historia podemos prescindir de casi todo, salvo del conflicto. Así que haga cuentas.

-El editor también aconseja al protagonista que dejé sus ambiciones literarias para escribir libros comerciales, ¿Una realidad palmatoria y triste?

-En concreto le sugiere que abandone la literatura y se ponga de una vez a escribir en serio. Y fíjese: lo hace. Ahí es donde entra esa dicotomía que le comentaba al principio: hacer literatura; vender libros. Me interesaba mucho hablar de la frustración como una parte esencial de la escritura (y de la vida) y, de paso, abrir fuego contra la escritura únicamente comercial: la divulgación mal entendida y, sobre todo, la autoayuda, que vende tantos libros como motos.

- ¿Para cuándo otra entrega del poeta que lleva dentro?

-El poeta que llevo dentro se ha empezado a desbordar hace ya un tiempo, con lo que a buen seguro tendrán noticias suyas en breve. Así que, ya lo saben, vayan ahorrando. Sé que está feo pedir, pero peor sería tener que pasarse a la autoayuda. ¿O no?


Lauren García

 

Reseñas

CARTA DE LA CAMPAN(i)A de Manuel Quiroga, por Isabel Díez Serrano

 

“CARTA DE LA CAMPAN(i)A DE MANUEL QUIROGA CLÉRIGO

 

                        ¿LA POESÍA DE VIAJES ES UN GÉNERO?

 

Portada CARTA DE LA CAMPAN(i)AEste autor, madrileño, afincado en Madrid, viajero por el mundo y amante de los paisajes cántabros de San Vicente de la Barquera y de la Galicia paterna, nos inunda con sus versos de viaje. Su libro “Carta de la Campan(i)a” (Aebius, Madrid) con una bonita dedicatoria “Para Claudia. Si Italia nos acoge la inspiración despierta” nos lleva a una pregunta: ¿La Poesía de viajes es un género?. A la vista de las páginas de su libro diríamos que sí, sobre todo al ver que el autor eligió ese singular camino o subgénero lírico que, precisamente, da para mucho pues Manuel Quiroga Clérigo además de buen poeta y buen narrador siente una gran curiosidad por conocer nuevos lugares, genes distantes, mundos diferentes. De ello habla en este libro, por ejemplo “En Trapani”, “la noche tiene olor a nostalgia” o cuando dice “Desde lejos el mundo se siente más cercano” o al hacer constar que en ese universo, de repente, las “Carreteras perdidas con su fulgor de plata/nos siguen conduciendo al continente alado”.

Así es capaz de describirnos para de una ciudad, mostrarnos un rincón, hablar de algo que le llamó la atención o pellizcó un pedacito de su corazón porque, el poeta, no nos hace una mera descripción de lo visto sino que le infunde ese soplo, ese lirismo que hace de su viaje algo casi íntimo. De esa manera lo sentimos al leer y nos invade un halo mágico que nos envuelve y nos llega a un lenguaje diferente al de la novela o el relato. Es el lenguaje de la Poesía, la cual se viste de magia o de misterio, embelleciendo la palabra que llega de muy dentro y al tiempo de muy lejos.

Esta “Carta de la Campan(i)a” nos muestra un bello recorrido por Italia, la Italia visitada y siempre recordada que el poeta visita con esa sensibilidad de cualquier ser humano al coleccionar los recuerdos del paso por los años y por la existencia: “De madrugada, sigo recordándote toda”. Y ese recordatorio, ese afán continuo, de seguir almacenando en la memoria todo lo bello que encuentra a su paso es lo que impacta al lector, pues continúa en su retina hasta maridarlo con la palabra, ese utensilio del poeta que se convierte en su mejor y más valioso tesoro.

Manuel Quiroga Clérigo tiene la virtud de escribir el verso largo, perfectamente sonoro, unas veces rimado y otras no pero siempre con ese peculiar ritmo de arte mayor como son el alejandrino o el endecasílabo, tan amigos de los poetas clásicos y de los buenos creadores pero a los cuales no tienen acceso de una manera tan agradable. En la página 15 de este libro leemos “Milán bajo la lluvia”, un poema extenso, una delicada prosa poética repleta de belleza y de musicalidad. Van apareciendo versos que se cortan en alejandrino, un endecasílabo, un heptasílabo… Nos referimos a ese ritmo tan ideal del metro italiano para el cual el autor tiene un oído fino y educado: es que escucha, más que oye, la cadencia del verso lo cual sucede no cuando se pretende sino cuando el poeta posee la experiencia y el gusto apropiados; no precisa, pues, crear formas nuevas sino adaptarse a lo ya conocido y darle continuidad porque está escribiendo, recordando, sintiendo, el ritmo de su propio corazón. Diríamos que Manuel Quiroga es un poeta viajero pero también del interiorismo porque penetra en el alma de las cosas, se asombra ante ellas y las ama desde todos los comienzos: lo hace con ese lenguaje siempre poético y nunca cabalístico de su propia intuición.

“Es que Milán a solas es un mundo inventado, el lugar de los sueños, ese trozo de vida que alguien está esperando, el tapiz restaurado al que las primaveras regresarán constantes. Quedan los horizontes rodeados de espíritus, los caminos pausados de la lluvia temprana, las historias recientes de tranvías, balcones. Milán bajo la lluvia es un mundo de imágenes”.

¡He aquí la poesía de un poeta!.

 

Isabel Díez Serrano

Tertulia Escurialense (San Lorenzo del Escorial, 16 de Febrero de 2017.

Reseñas

Oviedo, libro abierto

En esta obra literaria, Oviedo, libro abierto, un grupo de 31 autores pertenecientes a la Asociación de Escritores de Asturias se inspira en la ciudad y su entorno.  
Podréis  disfrutar en esta obra  de  textos muy variados, tanto en prosa como en verso. Textos unidos  por  un hilo conductor, la vinculación sentimental  y literaria de sus autores con  la ciudad de Oviedo, sus rincones y su  idiosincrasia. Infancia, adolescencia, juventud, experiencias, vivencias y recuerdos  en torno a esta capital, que el tiempo va archivando en nuestro corazón.  Emociones  vividas en sus calles, a veces, regadas por  la lluvia, con luz de espejo; a veces, sedientas  y  de color seco. Calles por las que pasean la ilusión  y el amor, la alegría y la tristeza, la incertidumbre, la esperanza,  el miedo, la soledad… Calles y rincones que alimentan nuestras plumas. Memoria dulce o amarga, memoria  de  nuestro ir y venir por  el lugar donde nacimos o donde pasamos un tiempo  que marcó nuestro trayecto. 
Sentimientos  traducidos a palabras con eco de vetusta, distintos cielos, distintos soles, distintas lunas, distintos amaneceres. Colores   y formas, árboles, edificios y esculturas,  monumentos emblemáticos, paisaje, sensaciones. El presente. El pasado que  memorizamos y permanece en nuestro subconsciente para siempre. Señales y señas, lugares reales e imaginados desde los que acertamos a descubrir las entrañas de la urbe y el paso del tiempo. Las entrañas de la ciudad que duerme y despierta con  ritmo acelerado.  Ciudad por la que paseamos, pensamos, dudamos, temblamos,  imaginamos y sentimos, mientras nos asomamos a las ventanas  mágicas que se abren   a la esperanza de los días.
La palabra, la voz  de Oviedo os llegará a través de estos textos ilustrados con imágenes de  Miki López, que completan las distintas miradas  de los autores; fotografías que desde otra mirada artística interpretan el tiempo, la realidad y  la memoria.

Mª Esther García López

Reseñas

Visionarios De Rafael Cortina Canal, por Paula Pérez

 Visionarios De Rafael Cortina Canal (Por Paula  Pérez)

Sinopsis

La novela narra la historia de un contador de historias, Kul, un antiguo líder de los rebeldes que, años antes del momento en que transcurre el relato, se habían enfrentado a las tropas coloniales del Imperio. En su periplo ambulante por el desierto lo acompaña un joven, Tsin, de pasado desconocido y carácter más propio de un sabio anciano que del muchacho que es. Con la historia de estos dos personajes se entrelaza el relato de episodios pasados y vidas abandonadas, traídos a la memoria por sus protagonistas a modo de melancólica ensoñación, además de encuentros casi oníricos con seres fantásticos y las historias de los personajes que, antes de la guerra, formaban su comunidad, fundada en unos lazos tribales ahora destruidos.

Las escasas referencias al tiempo y el espacio en que se desarrolla la historia permiten imaginarla en un momento y un lugar indefinidos que dan al relato un cierto tono irreal, soñado, pero no por ello menos realista.

 

Léxico

Uno de los rasgos más llamativos del texto es la abundantísima adjetivación: a cada sustantivo acompañan secuencias de dos y tres calificativos, que permiten al autor ofrecer descripciones que, mediante la gradación de los términos, abarcan tanto las características externas o primarias como los aspectos menos evidentes de cada una de las realidades a las que se refiere. De manera similar, la descripción de las acciones suele contar con sucesiones de formas verbales. En algunos puntos, sin embargo, esta insistencia puede ralentizar el desarrollo del relato.

También resultan llamativas las asociaciones semánticas que el autor establece entre términos que no se relacionarían en la lengua común, y que, por ello, contribuyen a crear en el lector una cierta sorpresa y hacer más llamativo -más efectivo, quizás- el mensaje literario.

 

Morfosintaxis y estilo

En el texto se observa una tendencia a la construcción de oraciones de estructura sencilla, mediante las que se expresan ideas de manera concreta y finita (a cada frase corresponde, a grandes rasgos, una idea, que se desarrolla y concluye en los límites marcados por esa frase). El uso de la subordinación no es excesivo, y predominan las oraciones explicativas, que ayudan a concretar la idea de la principal de forma somera pero clara. 

Teniendo en cuenta los rasgos valorados hasta ahora, puede decirse que el estilo no es recargado en cuanto a la sintaxis. No obstante, como ya se ha dicho, la tendencia a la yuxtaposición de elementos (adjetivos, verbos) hace que, en ocasiones, el ritmo del relato se vea ralentizado y el estilo narrativo resulte algo complicado de asimilar.

 

Público objetivo y potencial comercial

Dadas las características de la obra, parece dirigida a un público capaz de comprender la sensibilidad y el alto grado de simbolismo que en ella se expresan, quizás no demasiado amplio.

 

Conclusiones

La relativa inmovilidad de la acción y las detalladas descripciones, junto con la ausencia casi total del diálogo y la combinación de la narración externa con la expresión de los sentimientos y pensamientos de los protagonistas, hacen del relato un conjunto algo denso pero armónico, que se sitúa en un plano aparentemente irreal y ajeno. Sin embargo, esta indefinición permite al lector participar de la creación del mundo en el que se mueven los personajes, ampliándose así los límites espaciales y temporales de la ficción, que cada lector puede establecer según su propia comprensión del texto.

Por lo que respecta a su potencial, quizás estas particulares características hagan difícil que la novela llegue al gran público.

 

Título: Visionarios

Autor: Rafael Cortina Canal

Lengua original: castellano

Género: Novela

Recital en el Valey (Piedras Blancas)

El próximo viernes, a las 7 de la tarde

 

Asociación d'Escritores d'Asturies

 

 

¡Esperámoste!

Nuevo poemario de David Fueyo

 

Oviedo, libro abierto

Novedades de socios

Yo estaba allí, de Mª Esther García López

 

Novedades de socios

Una mala racha, por Julio Rodríguez. Editorial Menoscuarto, 2016

 

Colección Diez

Primavera eterna. Varios autores.

Novedades de socios

El Río Tejo, por Ángel García Prieto.

Novedades de socios

Circo, de José Ángel Ordiz

 

 

Novedades de socios

Territorio Whatsapp, de Raúl Castañón del Río.

Novedades de socios

¿Por qué las chicas beben más y los hijos únicos hablan solos? , de Ángel García Prieto.

Novedades de socios

Club Lola y otros espactáculos, de José Ángel Ordiz

 

Novedades de socios

Apabullante silencio extranjero, de Fernando Fonseca.

Novedades de socios: Una mala racha

Julio Rodríguez. Editorial Menoscuarto, 2106

 

Colección Diez

Kaledidoscopia. Col.Diez 2

 

Descargar documento(374,85 Kb)

Novedades de socios

Apabullante silencio extranjero, de Fernando Fonseca.

Novedades de socios

Territorio Whatsapp, de Raúl Castañón del Río.


Carta abierta a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social

LA ASOCIACIÓN DE ESCRITORES DE ASTURIAS Y LOS ESCRITORES JUBILADOS
 


La entrada en vigor del Real Decreto-ley 5/2013, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo, ha hecho que la Seguridad Social esté declarando incompatible la percepción de una pensión de jubilación con la de los derechos de autor por obras propias, cuando estos superan el Salario Mínimo Interprofesional. El caso afecta a gran parte de los escritores jubilados, que ven amenazadas sus pensiones.

Son muchas las voces que se han alzado contra la injusticia que supone la norma con carácter general. La Asociación de Escritores de Asturias (AEA) se suma a ellas, al tiempo que recuerda a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social que la percepción de derechos de autor, al menos con relación a los generados por obras no escritas en el año de que se trate, no supone un rendimiento procedente del trabajo, sino de un patrimonio acumulado a lo largo de los años anteriores, asimilable al cobro de rentas derivadas de bienes muebles o inmuebles. Si la pretensión del Real Decreto-ley que se cita es la de regular la compatibilidad de la pensión de jubilación con el ejercicio de un determinado empleo o trabajo, resulta evidente que, en este caso, el supuesto de hecho (el ejercicio de un trabajo) no existe, razón por la que la AEA considera inadmisible, al menos en este caso, la interpretación de la norma que están dando los poderes públicos.


Carta abierta a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social

LA ASOCIACIÓN DE ESCRITORES DE ASTURIAS Y LOS ESCRITORES JUBILADOS
 


La entrada en vigor del Real Decreto-ley 5/2013, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo, ha hecho que la Seguridad Social esté declarando incompatible la percepción de una pensión de jubilación con la de los derechos de autor por obras propias, cuando estos superan el Salario Mínimo Interprofesional. El caso afecta a gran parte de los escritores jubilados, que ven amenazadas sus pensiones.

Son muchas las voces que se han alzado contra la injusticia que supone la norma con carácter general. La Asociación de Escritores de Asturias (AEA) se suma a ellas, al tiempo que recuerda a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social que la percepción de derechos de autor, al menos con relación a los generados por obras no escritas en el año de que se trate, no supone un rendimiento procedente del trabajo, sino de un patrimonio acumulado a lo largo de los años anteriores, asimilable al cobro de rentas derivadas de bienes muebles o inmuebles. Si la pretensión del Real Decreto-ley que se cita es la de regular la compatibilidad de la pensión de jubilación con el ejercicio de un determinado empleo o trabajo, resulta evidente que, en este caso, el supuesto de hecho (el ejercicio de un trabajo) no existe, razón por la que la AEA considera inadmisible, al menos en este caso, la interpretación de la norma que están dando los poderes públicos.

Una mala racha

Julio Rodríguez. Editorial Menoscuarto, 2016

 

Oviedo, libro abierto

Nuevo poemario de David Fueyo

 

©2008 Asociación de Escritores de Asturias Aviso Legal

Iniweb 2.0  -  Conforme con:  CSS - HTML4.01 - TAW