RSS
Imprime contenidoEnviar a un amigo

NOTA: La información suministrada no se almacenará en ninguna base de datos y por tanto no será utilizada con ningún otro fin más que ser un servicio añadido al web.


Kafka al buen tuntún, por Fernando Fonseca. 19/04/2010

                                                       
                                                                 Seguid danzando, cerdos, ¿qué tengo yo que ver con ello?
                                                                                                      (Kafka: Diarios 27 de Mayo de 1914) 
  

Es una lástima. Nos estamos cargando la figura indispensable de Kafka, su aureola misteriosa y minoritaria. Hoy todo el mundo habla de K. como de un adorno, no más. Acabo de leer un texto de D. F. Wallace —ese postmoderno a la americana (no debe de haber otros)— en el que este autor sostiene la inequívoca presencia del humor en la obra de Kafka, sin aproximarse tan siquiera a una mínima demostración seria que ampare su osada tesis. Lugar glorioso en el que Wallace pretende ver incluso chistes sin llegar a compartirlos con nosotros. No hay quien lo entienda. A lo mejor no hay quien entienda el sentido del humor de ciertos intelectuales norteamericanos. ¿O será que no hay norteamericano capaz de entender a Kafka? ¿O la postmodernidad era eso?…
Lo que más me ha impresionado cuando visité Praga ha sido el aparente olvido que la ciudad y sus gentes profesaban hacia su más insigne y universal escritor. Por muchísimo menos, a este lado de Europa, levantamos estatuas, inventamos inverosímiles alegorías, se recrean guías gastronómicas, se componen pasodobles, se organizan congresos de dudosa espiritualidad y cosas por el estilo. Finalmente se va de copaset tout le reste est littérature.
 
A lo mejor no hay quien entienda el sentido
del humor de ciertos intelectuales norteamericanos.
 
Ya no es que yo llegara a Praga con la asumida intención de olvidarme de K. por huir del consabido souvenir  —como así era—, es que lo más sorprendente fue advertir que nadie allí parecía querer hablarme de él. Como si no existiera Kafka; o, empleando su propia dialéctica, como si en verdad anduviera por allí, importante y desapercibido como un ángel con el disfraz de la melancolía o un artista hambriento y desamparado. Prefiero pensar que las cosas son así a tener que especular con la idea de que los praguenses le han dado la espalda a Kafka, o se avergüenzan de él, o le temen… Demasiada especulación para un visitante entregado a Praga como era yo.
 
Lo que más me ha impresionado cuando visité Praga ha sido
el aparente olvido hacia su más insigne y universal escritor.
 
Un amigo, checo y traductor, rehuyó igualmente a hablarme de Kafka y yo se lo agradecí, pues no me gustan los enviados, sea del color que sea su sotana, que vienen para hablarme de mis dioses, porque me los estropean, coño. No, no me agradan los predicadores.
En cambio, mi amigo checo me habló de un tal Adan Acesnof, escritor coetáneo, creo que de Kazajistán, o de casa Dios, que, curiosamente, había publicado un libro cuyo título, traducido por mi amigo, era La pereza de los días. Mi amigo y yo, tomándonos la consabida Pilsen en el Café de la Casa Cubista, a la sombra de una Virgen Negra, buscamos jubilosamente posibles coincidencias, más allá del título, con mi novela Los días de la pereza. Pero cuando de veras se nos detuvo el pulso a mi amigo y a mí fue al descubrir que leído en el espejo, es decir, a la inversa, el nombre de aquel raro escritor, que por no ser ni siquiera se encuentra en Google, no era otro que FONSECA NADA (Adan Acesnof) Busco con ahínco, aunque en vano, a mi contraego en Google, pregunto a los amigos más enterados y escudriño en cuanta información pueda llegarme acerca de los escritores de Kazajistán, o de casa Dios, pero siempre, al final, Fonseca es Nada y Nada es Acesnof porque lleva el mundo al revés de su Nada Fonseca existencia… Todo ello en una Praga nihilista, conmigo duplicado, y por no hablar de Kafka.
Entonces, hacía yo una parada diaria en el Café Pepe Nero sin percatarme de que en ese mismo edificio —Parízská, 36—, en el último piso, había vivido Kafka. Lo descubrí meses después en Oviedo y supe entonces que, tal que un Golem, Kafka se encuentra en cada rincón de Praga, pero nunca se le vislumbra del todo. Más que una sombra es un eco. Recuerdo una mínima sala (unos veinte metros cuadrados) al lado de San Nicolás, sin visitantes, con algún póster y un previsible y poco invitador video en funcionamiento dedicado al escritor y su ciudad, lo que creo haber colegido a partir de la desganada mirada que, de reojo, le eché al televisor desde la puerta. En el local sólo había un hombre, su cuidador, que me pareció huraño y mal anfitrión, porque me dedicó una mirada de innecesaria desconfianza, invitándome con ella, precisamente, a irme. Era una especie ridícula de Museo Kafka. (Hoy sé que algo más digno o más pretencioso, también más mundano y ecléctico, se abre en la zona turística de la Isla de Kampa) Finalmente, me fui de Praga encantado, a la vez que sorprendido, por la elegante indiferencia demostrada por los praguenses hacia su escritor más universal. Sin embargo, fuera de Praga, y en estos últimos años, el viaje a kafkilandia nos envuelve a todos y amenaza con destruir el buen recuerdo y reconocimiento que sin duda se merece Kafka.
 
Fonseca es Nada y Nada es Acesnof porque lleva
el mundo al revés de su Nada Fonseca existencia…
 
Se publican biografías, docudramas, salen nuevas fotografías, análisis inverosímiles, incluso se titulan libros con su nombre que luego nada tienen que ver con él y se espolvorea, hasta la vulgarización más indecorosa, su obra al amparo de un nuevo adjetivo odioso por demás. Me refiero a todo aquello que es presentado sencillamente como “kafkiano”. Situaciones kafkianas. Todo un mundo, como digo, próximo al concepto delirante del Parque Temático: Ka(f)kilandia (oh, F, mi higiénica F), donde podremos adquirir un sombrero bombín, un retrato amarilleado de Felice o de Milena, un padre omnisciente y grande, un amigo traidoramente benefactor, las huellas inexorables de una enfermedad sanguinolenta y espiritual, las enaguas de la Eduardova, un curso avanzado de yiddish, un ovillo de hilo con forma de estrella y, por supuesto, la joya de la corona: un escarabajo pisapapeles con las letras GS pintadas en su brillante caparazón… Kafka al buen tuntún.
 
Fernando Fonseca es escritor

Información general

 

ASOCIACIÓN DE ESCRITORES DE ASTURIAS PREMIOS 2017

 

XII Premio de las Letras de Asturias

XVII Premios de la Crítica de Asturias

  

CONVOCATORIA

La Asociación de escritores de Asturias convoca:

  

1.    XVII El PREMIO DE LA CRÍTICA DE ASTURIAS

 

2.    XII PREMIO DE LAS LETRAS DE ASTURIAS

 3.    PREMIO A UNA COLUMNA PERIODÍSTICA O CONJUNTO DE ARTÍCULOS

 

1.    XVII PREMIOS DE LA CRÍTICA DE ASTURIAS

 

Se convocan cuatro premios:

 Narrativa en castellano y narrativa en asturiano

 Poesía en castellano y poesía en asturiano.

Se concederá un premio por cada modalidad a un libro de un autor que haya nacido o resida en el Principado de Asturias,

 

a)   Presentación de obras

 Cualquier persona física o jurídica, podrá proponer aquellas obras que considere merecedoras de optar a los premios de la crítica.

 

b) Plazo de presentación y otros requisitos

  Todas las obras que concurran al premio, en cada una de las modalidades, deben haber sido publicadas entre el 1 de enero del año 2016 y el 31 de diciembre del mismo año, o en su defecto, antes de la fecha límite de admisión de esta convocatoria, pero con el número del Depósito Legal correspondiente al año 2016. En este último caso, toda obra propuesta quedará excluida en la siguiente convocatoria.En cualquier modalidad quedarán excluidas aquellas obras que sean reediciones ya publicadas en años anteriores, así como las antologías y obras completas.La fecha límite de admisión es hasta el 29 de septiembre de 2017 a las 24 horas.Las propuestas irán acompañadas de un escrito que incluya título de la obra, autor, identidad de quien presenta la obra, domicilio, teléfono de contacto y lugar de nacimiento, así como una breve valoración de la obra presentada. Además se entregarán cuatro ejemplares del libro en la misma dirección.

Las propuestas se remitirán a Asociación de Escritores de Asturias. Hotel de Asociaciones Santullano C/ Fernández Ladreda, nº 48, 33011. Oviedo

 

c)   Jurado

El Jurado, estará compuesto por un mínimo de tres personas de reconocido prestigio en el ámbito literario y un secretario que actuará con voz, pero sin voto. Éste tendrá que ser miembro de la AEA y será nombrado por el Presidente/a de la Asociación de Escritores de Asturias.

 

d)   Premios 

Los premios serán concedidos por el Jurado correspondiente a cada una de modalidades. En fecha próxima a la concesión de los premios, el jurado decidirá la obra premiada en narrativa y en poesía, y en las dos modalidades: castellano y asturiano.

Los autores premiados en cada una de las modalidades recibirán como premio un diploma.

 

2.    XI PREMIO DE LAS LETRAS DE ASTURIAS

Se concederá el Premio de las letras de Asturias a un autor nacido, residente o vinculado a Asturias, cuya obra suponga una aportación especial a la literatura.

a)   Presentación de candidaturas.

Los socios, al corriente de pago de la cuota correspondiente,podrán presentar candidaturasparaoptar al Premio de las Letras, siempre y cuando se cumplan todos los requisitos de estas bases. Para ello, se deberá enviar una propuesta por escrito en la que figure el nombre del autor, lugar y fecha de nacimiento, dirección postal, teléfono de contacto, currículum y todos los méritos que se consideren relevantes.

 

 b) Plazos y forma de presentación

 El plazo de admisión de candidaturas termina el 29 de septiembre   de 2017 a las 24:00 horas. Se darán a conocer las candidaturas propuestas a través del correo. La emisión de votos por los socios finaliza el 27 de octubre de 2017.

 Las propuestas y posteriormente los votos se dirigirán a asociacionescritoresdeasturias@gmail.com.

b)   Jurado

El jurado estará formado por la totalidad de los socios de la AEA que estén al corriente de su cuota anual, que deseen emitir su voto. Cada socio puede votar el nombre que considere merecedor del Premio, teniendo en cuenta lo establecido en el apartado 2b). Enviará un correo a la Asociación  antes del  30 de octubre. El presidente/a de la AEA será el que proclame el ganador del Premio después de que el secretario contabilice todos los votos recibidos.

d) Premio

El autor premiado recibirá como premio la escultura nombrada Apolo realizada por Jaime Herrero

 

3.    COLUMNA PERIODÍSTICA

 a)   Presentación de candidaturas.

  Las candidaturas se enviarán mediante un archivo en formato electrónico con la selección de la columna o conjunto de columnas, escritas en castellano o en asturiano, que hayan sido publicadas en cualquier periódico o revista,durante el año natural correspondiente a la convocatoria del premio y cuyo autor haya nacido o resida en Asturias, indicando el autor, género, el medio y la fecha en que se publicó. Se valorará la calidad literaria del escrito y la trayectoria  del articulista.

 

b)   Plazos

Cada candidatura propuesta será remitida antes del 29 de septiembre de 2017, a asociacionescritoresdeasturias@gmail.com

 

c)   Jurado. 

En la modalidad de columna periodística, el Jurado estará compuesto por los miembros de la Junta Directiva de la Asociación de Escritores de Asturias, y/o personas de reconocido prestigio en el ámbito literario o periodístico, nombradas por la misma.

 

d)   Premios

El ganador recibirá como premio Un diploma acreditativo del Premio.

 

NOTA: Con carácter general, los miembros de cada uno de los jurados sólo valorarán los contenidos literarios de las obras propuestas, descartándose cualquier otra consideración en las deliberaciones del mismo. Asimismo, el jurado, en cada modalidad del PREMIO DE LA CRÍTICA DE ASTURIAS, podrá declarar desierto el premio cuando así lo estime oportuno y se abstendrá, en cualquier caso, de otorgar menciones especiales.

 

  4. Acto de entrega de premios

 a) La composición de los distintos Jurados, así como el nombre y las obras de los autores que resulten galardonados, se darán a conocer en un acto público, preferiblemente en el mes de diciembre de 2017, que se comunicará a través de los medios de comunicación social. A los autores premiados se les comunicará  con antelación el fallo del Jurado.

b) Con el fin de promover y difundir tanto las obras como los autores, la organización se reserva el derecho de anunciar públicamente y con antelación al fallo del jurado, los títulos y los autores de las obras finalistas de cada modalidad.

 c) El acto de entrega de premios se anunciará oportunamente en los medios de comunicación, redes sociales y se les comunicará a los socios por correo electrónico.

 

5. Aceptación de las bases

 El mero hecho de tomar parte en estas convocatorias implica la total aceptación, sin reservas, de estas bases. En todos los casos, cualquier incidencia no contemplada en estas bases, así como su interpretación será resuelta por el jurado.

Ni el jurado ni los miembros de la AEA, mantendrán correspondencia con los firmantes de las propuestas.

 

Oviedo, junio de 2017

 

 

Novedades de socios

Esther García López

 

Novedades de socios

J.F. Chimeno

 

Presentación de poemario

Nieves Viesca

 

presentación

El nuevo libro de Raúl Castañón presentado por José Havel

 

Novedades de socios

Raúl Castañón

 

Novedades de socios

Nieves Viesca

 

Portada y contraportada

NOVEDADES DE SOCIOS

Lectura dramatizada

 

Nuevo libro de Pepe Monteserín

 

Novedades de socios

Libro de Marcelo Matas

 

Novedades de los socios

 Nuevo libro de Ángel García Prieto

“El Fado tiene no sé qué/ que prende la vida de la gente/ un nada que no se ve / un todo que la gente siente”, se canta en “Destino marcado”, con la letra de Fernando Farinha y la música del Fado Menor. El Fado apasiona, seduce, da más de lo que puedas esperar, te hace llorar o reír, explica el amor o el fracaso, el bien y su ausencia, encandila, arrebata, estremece.

El Fado es en último extremo inasequible y nuestro libro no puede pretender explicarlo, pero si acercar un tanto más al mundo propio de esta fascinante poesía musicada y cantada por portugueses. Porque también el Fado se revela cuando él quiere y se te da. Y este libro habla de modos, formas, maneras, caminos, historia, lugares, ambientes, personas y palabras del Fado, que pueden hacer posible el milagro de esta pasión.

En este libro intervenimos unos amantes de Portugal y enamoradas del Fado, para unirnos también a los lectores que tengan la suerte de conmoverse ya con el Fado o para los que en estas páginas se lo puedan encontrar.   

Nuevo poemario de David Fueyo

 

Oviedo, libro abierto

Novedades de socios

Yo estaba allí, de Mª Esther García López

 

Novedades de socios

Una mala racha, por Julio Rodríguez. Editorial Menoscuarto, 2016

 

Novedades de socios

El Río Tejo, por Ángel García Prieto.

Novedades de socios

Circo, de José Ángel Ordiz

 

 

Colección Diez

Primavera eterna. Varios autores.

Colección Diez

Kaledidoscopia. Col.Diez 2

 

Descargar documento(374,85 Kb)

Novedades de socios

Apabullante silencio extranjero, de Fernando Fonseca.

Novedades de socios

Territorio Whatsapp, de Raúl Castañón del Río.


Carta abierta a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social

LA ASOCIACIÓN DE ESCRITORES DE ASTURIAS Y LOS ESCRITORES JUBILADOS
 


La entrada en vigor del Real Decreto-ley 5/2013, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo, ha hecho que la Seguridad Social esté declarando incompatible la percepción de una pensión de jubilación con la de los derechos de autor por obras propias, cuando estos superan el Salario Mínimo Interprofesional. El caso afecta a gran parte de los escritores jubilados, que ven amenazadas sus pensiones.

Son muchas las voces que se han alzado contra la injusticia que supone la norma con carácter general. La Asociación de Escritores de Asturias (AEA) se suma a ellas, al tiempo que recuerda a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social que la percepción de derechos de autor, al menos con relación a los generados por obras no escritas en el año de que se trate, no supone un rendimiento procedente del trabajo, sino de un patrimonio acumulado a lo largo de los años anteriores, asimilable al cobro de rentas derivadas de bienes muebles o inmuebles. Si la pretensión del Real Decreto-ley que se cita es la de regular la compatibilidad de la pensión de jubilación con el ejercicio de un determinado empleo o trabajo, resulta evidente que, en este caso, el supuesto de hecho (el ejercicio de un trabajo) no existe, razón por la que la AEA considera inadmisible, al menos en este caso, la interpretación de la norma que están dando los poderes públicos.


Carta abierta a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social

LA ASOCIACIÓN DE ESCRITORES DE ASTURIAS Y LOS ESCRITORES JUBILADOS
 


La entrada en vigor del Real Decreto-ley 5/2013, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo, ha hecho que la Seguridad Social esté declarando incompatible la percepción de una pensión de jubilación con la de los derechos de autor por obras propias, cuando estos superan el Salario Mínimo Interprofesional. El caso afecta a gran parte de los escritores jubilados, que ven amenazadas sus pensiones.

Son muchas las voces que se han alzado contra la injusticia que supone la norma con carácter general. La Asociación de Escritores de Asturias (AEA) se suma a ellas, al tiempo que recuerda a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social que la percepción de derechos de autor, al menos con relación a los generados por obras no escritas en el año de que se trate, no supone un rendimiento procedente del trabajo, sino de un patrimonio acumulado a lo largo de los años anteriores, asimilable al cobro de rentas derivadas de bienes muebles o inmuebles. Si la pretensión del Real Decreto-ley que se cita es la de regular la compatibilidad de la pensión de jubilación con el ejercicio de un determinado empleo o trabajo, resulta evidente que, en este caso, el supuesto de hecho (el ejercicio de un trabajo) no existe, razón por la que la AEA considera inadmisible, al menos en este caso, la interpretación de la norma que están dando los poderes públicos.

Una mala racha

Julio Rodríguez. Editorial Menoscuarto, 2016

 

Oviedo, libro abierto

Nuevo poemario de David Fueyo

 

Novedades de los socios

 Nuevo libro de Ángel García Prieto

 

“El Fado tiene no sé qué/ que prende la vida de la gente/ un nada que no se ve / un todo que la gente siente”, se canta en “Destino marcado”, con la letra de Fernando Farinha y la música del Fado Menor. El Fado apasiona, seduce, da más de lo que puedas esperar, te hace llorar o reír, explica el amor o el fracaso, el bien y su ausencia, encandila, arrebata, estremece.

El Fado es en último extremo inasequible y nuestro libro no puede pretender explicarlo, pero si acercar un tanto más al mundo propio de esta fascinante poesía musicada y cantada por portugueses. Porque también el Fado se revela cuando él quiere y se te da. Y este libro habla de modos, formas, maneras, caminos, historia, lugares, ambientes, personas y palabras del Fado, que pueden hacer posible el milagro de esta pasión.

En este libro intervenimos unos amantes de Portugal y enamoradas del Fado, para unirnos también a los lectores que tengan la suerte de conmoverse ya con el Fado o para los que en estas páginas se lo puedan encontrar.   

©2008 Asociación de Escritores de Asturias Aviso Legal

Iniweb 2.0  -  Conforme con:  CSS - HTML4.01 - TAW