RSS
Imprime contenidoEnviar a un amigo

NOTA: La información suministrada no se almacenará en ninguna base de datos y por tanto no será utilizada con ningún otro fin más que ser un servicio añadido al web.


La exactitud del instante , de Alejandro Fernández-Osorio. Por Herme G. Donis. 27/01/2009

Alejandro Fernández-Osorio

La exactitud del instante
Ediciones Vitruvio, Madrid, 2008
 
VIVIR ES TIEMPO
 
Es poco frecuente encontrar poemas tan sólidos y maduros como nos ofrece el joven poeta asturiano (Villallana, 1984) Alejandro Fernández-Osorio en su primer libro recientemente  publicado La exactitud del instante. Desde el principio de su lectura y según uno se va adentrando en el mundo poético de este autor, podemos apreciar que nos encontramos con un poeta curtido en muchas lecturas y que sabiamente sabe huir de los tan frecuentes balbuceos primerizos que inundan buena parte de la poesía más joven de hoy.
 
Estructurado en tres partes con los respectivos títulos de “Instantes”, “Con- secuencia” y   “Tempus fugit (en primera persona)”, los poemas fluyen en torno a esos temas universales eternos, pero que nunca dejan ni dejarán de inspirar a los poetas para crear la poesía verdadera, la más íntima, la que más nos conmueve. Y entre todos esos temas de los que hablamos, ninguno tan tratado en la poesía  como el del tiempo.
 
Alejandro Fernández-Osorio, por su juventud, apenas si tiene días que se le hayan ido entre los dedos de la vida, pero aún así ya sabe de ausencias, de esos instantes que ya pasaron, que ya perdió y de los que sólo conserva diminutos cristales rotos, primeras ruinas de la aurora: “Apenas se oyó el aleteo del alma / la noche en la que un cuchillo / hizo de su pecho un manojo de cristales. / Un frío dolor de entrañas / repicó hasta la muerte como el eco / de un glaciar que arde, / abandonado en medio de la acera, / bajo el despertar de las persianas / y el merecido morir de las farolas.” (Pág. 32).
 
La exactitud del instante es un compendio de poemas lúcidos enraizados en un presente que no olvida atesorar los pequeños aconteceres e improntas cotidianas -siempre irrecuperables- para guardarlos en la memoria y fijarlos en ella como una especie de defensa contra el desposeimiento que el paso del tiempo produce en todo lo que está vivo.
 
De esta forma, Alejandro Fernández-Osorio no duda en poner de manifiesto la fragilidad de los seres y las cosas mediante la brillante captación de esos pequeños actos y detalles con los que confluimos diariamente y que no siempre apreciamos como únicos: una sonrisa furtiva, un remolino de soledad, un dulce sabor de café en los paladares, el temblor de las ramas de un ciprés  al que aquél le llega por sorpresa, la palabra que tras el silencio viene a liberar, la voz del amor, único aliento entre tantos metales y ruidos, las hojas de un magnolio vencidas sobre la acera gris... Esta esencia de lo efímero obliga al poeta a fundirse con todo lo que le rodea y a ser consciente de que la fugacidad es la certeza de cualquier existencia: “Si por descuido me abres la camisa de fieltro / verás un lirio tiritando en la absoluta indiferencia / del pudrir de la madera, / como si a este cuerpo agotado / sólo le quedara matar mientras muere…” (Pág. 43).
 
La exactitud del instante marca con manecillas invisibles el tiempo de un poeta que, por mucho que se revele, ya es consciente de que, inevitablemente, será reo de él hasta que la muerte los haga uno y ninguno: “…Me quedo con la congoja hasta entonces, / hasta que cruces la ventana / y me una a ti como aire.”
 
Mientras tanto, sea bienvenido este libro de Alejandro Fernández-Osorio en donde ha arracimado con buen pulso y oficio todos los instantes de su reciente pasado, sabedor de que ésta es la mejor forma de hacerlos eternos.

Presentación de poemario

Nieves Viesca

 

presentación

El nuevo libro de Raúl Castañón presentado por José Havel

 

Novedades de socios

Raúl Castañón

 

Novedades de socios

Nieves Viesca

 

Portada y contraportada

NOVEDADES DE SOCIOS

Lectura dramatizada

 

Nuevo libro de Pepe Monteserín

 

Novedades de socios

Libro de Marcelo Matas

 

Novedades de los socios

 Nuevo libro de Ángel García Prieto

“El Fado tiene no sé qué/ que prende la vida de la gente/ un nada que no se ve / un todo que la gente siente”, se canta en “Destino marcado”, con la letra de Fernando Farinha y la música del Fado Menor. El Fado apasiona, seduce, da más de lo que puedas esperar, te hace llorar o reír, explica el amor o el fracaso, el bien y su ausencia, encandila, arrebata, estremece.

El Fado es en último extremo inasequible y nuestro libro no puede pretender explicarlo, pero si acercar un tanto más al mundo propio de esta fascinante poesía musicada y cantada por portugueses. Porque también el Fado se revela cuando él quiere y se te da. Y este libro habla de modos, formas, maneras, caminos, historia, lugares, ambientes, personas y palabras del Fado, que pueden hacer posible el milagro de esta pasión.

En este libro intervenimos unos amantes de Portugal y enamoradas del Fado, para unirnos también a los lectores que tengan la suerte de conmoverse ya con el Fado o para los que en estas páginas se lo puedan encontrar.   

Nuevo poemario de David Fueyo

 

Oviedo, libro abierto

Novedades de socios

Yo estaba allí, de Mª Esther García López

 

Novedades de socios

Una mala racha, por Julio Rodríguez. Editorial Menoscuarto, 2016

 

Colección Diez

Primavera eterna. Varios autores.

Novedades de socios

Circo, de José Ángel Ordiz

 

 

Novedades de socios

El Río Tejo, por Ángel García Prieto.

Colección Diez

Kaledidoscopia. Col.Diez 2

 

Descargar documento(374,85 Kb)

Novedades de socios

Apabullante silencio extranjero, de Fernando Fonseca.

Novedades de socios

Territorio Whatsapp, de Raúl Castañón del Río.


Carta abierta a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social

LA ASOCIACIÓN DE ESCRITORES DE ASTURIAS Y LOS ESCRITORES JUBILADOS
 


La entrada en vigor del Real Decreto-ley 5/2013, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo, ha hecho que la Seguridad Social esté declarando incompatible la percepción de una pensión de jubilación con la de los derechos de autor por obras propias, cuando estos superan el Salario Mínimo Interprofesional. El caso afecta a gran parte de los escritores jubilados, que ven amenazadas sus pensiones.

Son muchas las voces que se han alzado contra la injusticia que supone la norma con carácter general. La Asociación de Escritores de Asturias (AEA) se suma a ellas, al tiempo que recuerda a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social que la percepción de derechos de autor, al menos con relación a los generados por obras no escritas en el año de que se trate, no supone un rendimiento procedente del trabajo, sino de un patrimonio acumulado a lo largo de los años anteriores, asimilable al cobro de rentas derivadas de bienes muebles o inmuebles. Si la pretensión del Real Decreto-ley que se cita es la de regular la compatibilidad de la pensión de jubilación con el ejercicio de un determinado empleo o trabajo, resulta evidente que, en este caso, el supuesto de hecho (el ejercicio de un trabajo) no existe, razón por la que la AEA considera inadmisible, al menos en este caso, la interpretación de la norma que están dando los poderes públicos.


Carta abierta a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social

LA ASOCIACIÓN DE ESCRITORES DE ASTURIAS Y LOS ESCRITORES JUBILADOS
 


La entrada en vigor del Real Decreto-ley 5/2013, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo, ha hecho que la Seguridad Social esté declarando incompatible la percepción de una pensión de jubilación con la de los derechos de autor por obras propias, cuando estos superan el Salario Mínimo Interprofesional. El caso afecta a gran parte de los escritores jubilados, que ven amenazadas sus pensiones.

Son muchas las voces que se han alzado contra la injusticia que supone la norma con carácter general. La Asociación de Escritores de Asturias (AEA) se suma a ellas, al tiempo que recuerda a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social que la percepción de derechos de autor, al menos con relación a los generados por obras no escritas en el año de que se trate, no supone un rendimiento procedente del trabajo, sino de un patrimonio acumulado a lo largo de los años anteriores, asimilable al cobro de rentas derivadas de bienes muebles o inmuebles. Si la pretensión del Real Decreto-ley que se cita es la de regular la compatibilidad de la pensión de jubilación con el ejercicio de un determinado empleo o trabajo, resulta evidente que, en este caso, el supuesto de hecho (el ejercicio de un trabajo) no existe, razón por la que la AEA considera inadmisible, al menos en este caso, la interpretación de la norma que están dando los poderes públicos.

Una mala racha

Julio Rodríguez. Editorial Menoscuarto, 2016

 

Oviedo, libro abierto

Nuevo poemario de David Fueyo

 

Novedades de los socios

 Nuevo libro de Ángel García Prieto

 

“El Fado tiene no sé qué/ que prende la vida de la gente/ un nada que no se ve / un todo que la gente siente”, se canta en “Destino marcado”, con la letra de Fernando Farinha y la música del Fado Menor. El Fado apasiona, seduce, da más de lo que puedas esperar, te hace llorar o reír, explica el amor o el fracaso, el bien y su ausencia, encandila, arrebata, estremece.

El Fado es en último extremo inasequible y nuestro libro no puede pretender explicarlo, pero si acercar un tanto más al mundo propio de esta fascinante poesía musicada y cantada por portugueses. Porque también el Fado se revela cuando él quiere y se te da. Y este libro habla de modos, formas, maneras, caminos, historia, lugares, ambientes, personas y palabras del Fado, que pueden hacer posible el milagro de esta pasión.

En este libro intervenimos unos amantes de Portugal y enamoradas del Fado, para unirnos también a los lectores que tengan la suerte de conmoverse ya con el Fado o para los que en estas páginas se lo puedan encontrar.   

©2008 Asociación de Escritores de Asturias Aviso Legal

Iniweb 2.0  -  Conforme con:  CSS - HTML4.01 - TAW