RSS
Imprime contenidoEnviar a un amigo

NOTA: La información suministrada no se almacenará en ninguna base de datos y por tanto no será utilizada con ningún otro fin más que ser un servicio añadido al web.


Fernando Fonseca: el tiempo del escarabajo. Por Javier Lasheras. 15/09/2011.

 Autor entre otras obras de Pabellón de eternos o de la denominada “Trilogía del fracaso” (Palabras de cocaína, Los días de la pereza y La agonía del pez tarado), Fernando Fonseca (Oviedo, 1956) es un autor singular. Cuando se habla con él uno respira confianza y cuando se le escucha se pueden apreciar afirmaciones contundentes que abren racimos de duda intelectual. Un gozo. En su rostro de fumador tiene marcadas las heridas de quien ha leído con provecho. Su mirada, contra lo que pueda pensarse, es oblicua por higiene mental. Nos vemos en el Paseo de Alemania, en el ovetense Campo de San Francisco, a esa hora a la que todavía los padres y los hijos no se han desbocado y piensan que todo lo que pisan y respiran es de su propiedad. Le hemos colgado la grabadora. No se nota. Es mínima, especial para poner bajo el cuello de la camisa. Así podemos caminar mientras charlamos.

 

 

 

¿Hace un pitillo?

 

 

Por supuesto. 

Del fracaso de un joven al fracaso de la madurez para acabar en un cuarto de hora terminal. 

Así es. Se trata del fracaso existencial que cabe en tres novelas. Es el recorrido de mi trilogía del fracaso, desde Palabras de cocaína hasta La agonía de pez tarado, pasando por Los días de la pereza.   

Así que hay que joderse en vida… 

No nos queda otra. Hay que joderse en vida es una muletilla del protagonista de La agonía…  

¿Le apetece contestar a estas preguntas? Lo digo porque ya sabe “que la pereza todo lo puede y la repetición, sin causa, apesta” 

Me apetece y mucho. La pereza se disipa cuando nos llega algo nuevo, cuando no se da la flagrante repetición. Por ejemplo, estoy seguro de que usted no va a preguntarme de qué va mi novela, porque me consta que la ha leído y la ha analizado inteligentemente, por lo cual le estoy muy agradecido. El lector inteligente reanima al texto, le otorga la última y más hermosa palabra.

“La memoria me mantiene vivo como un pez tarado fuera del agua”. Comente, por favor. 

He comprobado, una vez alcanzada cierta edad, que en gran medida dependo de la memoria. La memoria es el centro de gravedad intelectual, en tanto no nos venza el olvido. Es el último asidero que le queda a Virgilio, y da la sensación de que ese hombre vivirá en tanto le quede una pizca de memoria.   

¿Ha leído usted Submundo de Don DeLillo? Lo digo por la basura y los deshechos… 

Sí, es una gran novela dentro de un siglo de enormes novelas. No obstante, la “gran novela norteamericana” —que algunos han querido descubrir en Submundo— está aún por escribir. Me satisface que mi novela le lleve a pensar en esa otra novela de Don DeLillo; si bien, la sociedad norteamericana, sus vicios, sus memorias, sus pobrezas, sus paisajes de trampantojo y lo que hay detrás, incluso sus basuras o sus lujos, todavía es bastante diferente al producto español. Le confieso que Submundo no ha influido en la escritura de La agonía… A propósito de Don DeLillo, he leído no hace mucho un librito suyo titulado Contrapunto que sí me ha dado algunas pistas para un trabajo que tengo entre manos, algo parecido a una novela, aunque de momento yo prefiero definirlo como un ONNI (objeto narrativo no identificado) En ese librito, DeLillo expone de un modo exquisito la soledad del artista, el autismo de algunos creadores dando vueltas sobre sí mismos, en una ejercicio propio de derviches. Para ello elije a Gleen Gould, Thelonius Monk y Thomas Bernhard… En esas páginas se plantean interrogantes que bajo ningún concepto nos pasan desapercibidas, como ésta: “¿qué ocurre cuando la introspección desarrolla una densidad que borra el mundo?” Creo que Virgilio, en La agonía…, intenta darnos alguna respuesta.  

“La memoria es el centro de gravedad intelectual,
en tanto no nos venza el olvido”

¿Usted piensa que con la edad nos volvemos menos educados o más sinceros? 

Lamentablemente la educación y la grosería también son objeto de modas. Verá, hubo un tiempo, no muy lejano, en que la educación era cosa de jóvenes, casi cursis, y la grosería de viejos, que se volvían “viejos verdes” o cascarrabias. Luego aquellos jóvenes se hicieron viejos y la educación pasó a ser patrimonio de la vejez, en tanto que la juventud se acogió al descaro maleducado. Hoy en día, la educación brilla por su ausencia. Por otro lado, la sinceridad se confunde muy a menudo con la insolencia… No sé… Vamos por mal camino, ¿no cree?

¿Cree usted que esta novela es, entre otras muchas cosas, una investigación a través del recuerdo?

Puesto que hablamos de una novela, yo sustituiría la palabra “investigación” por “viaje”. Un viaje, si me permite decirlo así, “hacia dentro”, como si Viaje alrededor de mi cuarto, de Maistre, o Viaje alrededor de mi cráneo, del húngaro Karinthy, se convirtieran en ejemplos de literatura de viajes. Viajar como Huysmans, con las cortinas del coche echadas. O viajar con la ceguera de Borges. Bueno, pues mi novela parece un viaje a través de los recuerdos entremezclados, por más que éstos acaben, como la vida misma, averiados.  

 

¿Podemos pensar, a tenor del último párrafo de la página 155, que el protagonista, Virgilio, es racista y xenófobo?

Déjeme ver ese párrafo… Ah, ¿se refiere usted a la expresión moro?... No, eso no es racismo bajo ningún concepto.

¿Y qué tal el cometa Joyce?

Luminoso, como una epifanía gris.

¿Qué es un escomendrijo?

Es una criatura ruin. ¿Por qué me lo pregunta?...

Me gusta cómo suena.  ¿Y qué significa gallofero?

Es un holgazán, un vagabundo pedigüeño… Pero no irá a pedirme que justifique, fuera de contexto, el empleo de ciertas palabras o palabros. 

“España da muchísimo juego literario
y, sin embargo, apenas le prestamos atención,
salvo en determinadas veleidades históricas”

 

No, no. No se preocupe. Sólo es curiosidad. "...y al final una cocina amarilla llamada España". Le felicito por la comparación. En todo caso, España no sale muy bien parada en su novela... 

Seguramente no. Bernhard dijo que “Austria necesita un imprecador”. Pues bien, considero que España también lo necesita. España da muchísimo juego literario y, sin embargo, apenas le prestamos atención, salvo en determinadas veleidades históricas. Los austríacos lo llaman cagar en el nido, y a poco que se fije lo comprenderá. Ahí tenemos a Handke, Jalinek, Schnitzler, Roth, Wincler…, además de Bernhard. Sin embargo, la España actual, y la actitud de sus escritores, me invita a recuperar aquella frase de Mallarmé: “No hay herencia literaria ahí”.

¿Es capaz de diferenciar entre narrador y novelista o le parece un asunto menor?

Me gusta más el término narrador. Al menos me permite conjeturar con la hermosa metáfora del narrator absconditus. Pero le aseguro que estas cuestiones apenas tienen cabida en mis días de la pereza.  

 

Tire líneas o trazos gruesos, pero comente la siguiente jugada, por favor: poesía, primera persona, monólogo interior, superposición, siglo XXI, estilo con argumento o argumento con estilo…

 

El último punto lo tengo muy claro (vea mis heridas abiertas): Estilo con argumento. Me explico: un estilo superior salva a un mal argumento. Un buen argumento, con mal estilo: caca de la vaca. Acabo de leer una novela de Gadda, claro ejemplo del pastichiaccio. En ella el argumento es muy simple y se disipa constantemente; pero, ay, qué gran novela y, por cierto, que gran labor del traductor, el añorado Juan Ramón Masoliver, el de la revista Camp de l´arpa… La poesía ha abonado un terreno de exquisitez que, entre otros favores, ampara la tesis que le he dado con respecto al estilo y el argumento, ¿o no es la poesía estilo antes que argumento? La primera persona facilita mucho las cosas cuando elegimos una narración apoyada en los impulsos de la subjetividad, y esto me lleva a enlazar con el monólogo interior, que ocupa mucho más espacio narrativo en el siglo XX del que muchos creen o quieren creer. En cuanto al siglo XXI, todavía no existe culturalmente. Somos hijos del XX. Ni siquiera tenemos una generación ya educada en el XXI. No logro intuir lo que este siglo nos deparará.  

 

¿Cuál es el teatro interior de Fernando Fonseca?

 

Un teatrillo de sombras por aclarar, con sus penas y sus pequeñas glorias. Y con sus recuerdos, reales o inventados, como le sucede a Virgilio. Un teatrillo interior y autónomo que aún me distrae, que no es poco. Cumple sus efectos como debiera hacerlo una pastilla contra la arteriosclerosis. O sea, un teatrillo lírico y terapéutico. Permítame recordar la sentencia de Mihura: “El teatro soy yo, con una señora enfrente”.  

 

“Un estilo superior salva a un mal argumento.
Un buen argumento, con mal estilo: caca de la vaca” 

 

¿No tendrá un pensamiento-teoría por ahí a mano que pueda prestar a los escritores recién llegados, eh?

Pues resulta que sí. Un posible argumento para una novela/ensayo, algo distópico. Me he dado cuenta de que si tuviésemos la costumbre de bautizar los períodos de tiempo con el nombre de un animal, como hacen los chinos, sin duda, al siglo XX deberíamos llamarlo “el siglo del escarabajo”. La cultura de tan importante siglo va desde el relevante hecho literario protagonizado por Gregorio Samsa (escarabajo), hasta el no menos relevante fenómeno musical dejado por The Beatles (escarabajos), pasando por el primer hecho llamado a posibilitar eso que llaman “estado de bienestar” (material) representado por el escarabajo de Volkswagen, que hizo del automóvil un bien asequible a las masas. El escarabajo es muy importante en nuestra cultura, ¿no le parece?... Por cierto, el copyright de la ideaes mío.

¿Otro pitillo?

Venga…  

Información general

 

ASOCIACIÓN DE ESCRITORES DE ASTURIAS PREMIOS 2017

 

XII Premio de las Letras de Asturias

XVII Premios de la Crítica de Asturias

  

CONVOCATORIA

La Asociación de escritores de Asturias convoca:

  

1.    XVII El PREMIO DE LA CRÍTICA DE ASTURIAS

 

2.    XII PREMIO DE LAS LETRAS DE ASTURIAS

 3.    PREMIO A UNA COLUMNA PERIODÍSTICA O CONJUNTO DE ARTÍCULOS

 

1.    XVII PREMIOS DE LA CRÍTICA DE ASTURIAS

 

Se convocan cuatro premios:

 Narrativa en castellano y narrativa en asturiano

 Poesía en castellano y poesía en asturiano.

Se concederá un premio por cada modalidad a un libro de un autor que haya nacido o resida en el Principado de Asturias,

 

a)   Presentación de obras

 Cualquier persona física o jurídica, podrá proponer aquellas obras que considere merecedoras de optar a los premios de la crítica.

 

b) Plazo de presentación y otros requisitos

  Todas las obras que concurran al premio, en cada una de las modalidades, deben haber sido publicadas entre el 1 de enero del año 2016 y el 31 de diciembre del mismo año, o en su defecto, antes de la fecha límite de admisión de esta convocatoria, pero con el número del Depósito Legal correspondiente al año 2016. En este último caso, toda obra propuesta quedará excluida en la siguiente convocatoria.En cualquier modalidad quedarán excluidas aquellas obras que sean reediciones ya publicadas en años anteriores, así como las antologías y obras completas.La fecha límite de admisión es hasta el 29 de septiembre de 2017 a las 24 horas.Las propuestas irán acompañadas de un escrito que incluya título de la obra, autor, identidad de quien presenta la obra, domicilio, teléfono de contacto y lugar de nacimiento, así como una breve valoración de la obra presentada. Además se entregarán cuatro ejemplares del libro en la misma dirección.

Las propuestas se remitirán a Asociación de Escritores de Asturias. Hotel de Asociaciones Santullano C/ Fernández Ladreda, nº 48, 33011. Oviedo

 

c)   Jurado

El Jurado, estará compuesto por un mínimo de tres personas de reconocido prestigio en el ámbito literario y un secretario que actuará con voz, pero sin voto. Éste tendrá que ser miembro de la AEA y será nombrado por el Presidente/a de la Asociación de Escritores de Asturias.

 

d)   Premios 

Los premios serán concedidos por el Jurado correspondiente a cada una de modalidades. En fecha próxima a la concesión de los premios, el jurado decidirá la obra premiada en narrativa y en poesía, y en las dos modalidades: castellano y asturiano.

Los autores premiados en cada una de las modalidades recibirán como premio un diploma.

 

2.    XI PREMIO DE LAS LETRAS DE ASTURIAS

Se concederá el Premio de las letras de Asturias a un autor nacido, residente o vinculado a Asturias, cuya obra suponga una aportación especial a la literatura.

a)   Presentación de candidaturas.

Los socios, al corriente de pago de la cuota correspondiente,podrán presentar candidaturasparaoptar al Premio de las Letras, siempre y cuando se cumplan todos los requisitos de estas bases. Para ello, se deberá enviar una propuesta por escrito en la que figure el nombre del autor, lugar y fecha de nacimiento, dirección postal, teléfono de contacto, currículum y todos los méritos que se consideren relevantes.

 

 b) Plazos y forma de presentación

 El plazo de admisión de candidaturas termina el 29 de septiembre   de 2017 a las 24:00 horas. Se darán a conocer las candidaturas propuestas a través del correo. La emisión de votos por los socios finaliza el 27 de octubre de 2017.

 Las propuestas y posteriormente los votos se dirigirán a asociacionescritoresdeasturias@gmail.com.

b)   Jurado

El jurado estará formado por la totalidad de los socios de la AEA que estén al corriente de su cuota anual, que deseen emitir su voto. Cada socio puede votar el nombre que considere merecedor del Premio, teniendo en cuenta lo establecido en el apartado 2b). Enviará un correo a la Asociación  antes del  30 de octubre. El presidente/a de la AEA será el que proclame el ganador del Premio después de que el secretario contabilice todos los votos recibidos.

d) Premio

El autor premiado recibirá como premio la escultura nombrada Apolo realizada por Jaime Herrero

 

3.    COLUMNA PERIODÍSTICA

 a)   Presentación de candidaturas.

  Las candidaturas se enviarán mediante un archivo en formato electrónico con la selección de la columna o conjunto de columnas, escritas en castellano o en asturiano, que hayan sido publicadas en cualquier periódico o revista,durante el año natural correspondiente a la convocatoria del premio y cuyo autor haya nacido o resida en Asturias, indicando el autor, género, el medio y la fecha en que se publicó. Se valorará la calidad literaria del escrito y la trayectoria  del articulista.

 

b)   Plazos

Cada candidatura propuesta será remitida antes del 29 de septiembre de 2017, a asociacionescritoresdeasturias@gmail.com

 

c)   Jurado. 

En la modalidad de columna periodística, el Jurado estará compuesto por los miembros de la Junta Directiva de la Asociación de Escritores de Asturias, y/o personas de reconocido prestigio en el ámbito literario o periodístico, nombradas por la misma.

 

d)   Premios

El ganador recibirá como premio Un diploma acreditativo del Premio.

 

NOTA: Con carácter general, los miembros de cada uno de los jurados sólo valorarán los contenidos literarios de las obras propuestas, descartándose cualquier otra consideración en las deliberaciones del mismo. Asimismo, el jurado, en cada modalidad del PREMIO DE LA CRÍTICA DE ASTURIAS, podrá declarar desierto el premio cuando así lo estime oportuno y se abstendrá, en cualquier caso, de otorgar menciones especiales.

 

  4. Acto de entrega de premios

 a) La composición de los distintos Jurados, así como el nombre y las obras de los autores que resulten galardonados, se darán a conocer en un acto público, preferiblemente en el mes de diciembre de 2017, que se comunicará a través de los medios de comunicación social. A los autores premiados se les comunicará  con antelación el fallo del Jurado.

b) Con el fin de promover y difundir tanto las obras como los autores, la organización se reserva el derecho de anunciar públicamente y con antelación al fallo del jurado, los títulos y los autores de las obras finalistas de cada modalidad.

 c) El acto de entrega de premios se anunciará oportunamente en los medios de comunicación, redes sociales y se les comunicará a los socios por correo electrónico.

 

5. Aceptación de las bases

 El mero hecho de tomar parte en estas convocatorias implica la total aceptación, sin reservas, de estas bases. En todos los casos, cualquier incidencia no contemplada en estas bases, así como su interpretación será resuelta por el jurado.

Ni el jurado ni los miembros de la AEA, mantendrán correspondencia con los firmantes de las propuestas.

 

Oviedo, junio de 2017

 

 

Novedades de socios

Esther García López

 

Novedades de socios

J.F. Chimeno

 

Presentación de poemario

Nieves Viesca

 

presentación

El nuevo libro de Raúl Castañón presentado por José Havel

 

Novedades de socios

Raúl Castañón

 

Novedades de socios

Nieves Viesca

 

Portada y contraportada

NOVEDADES DE SOCIOS

Lectura dramatizada

 

Nuevo libro de Pepe Monteserín

 

Novedades de socios

Libro de Marcelo Matas

 

Novedades de los socios

 Nuevo libro de Ángel García Prieto

“El Fado tiene no sé qué/ que prende la vida de la gente/ un nada que no se ve / un todo que la gente siente”, se canta en “Destino marcado”, con la letra de Fernando Farinha y la música del Fado Menor. El Fado apasiona, seduce, da más de lo que puedas esperar, te hace llorar o reír, explica el amor o el fracaso, el bien y su ausencia, encandila, arrebata, estremece.

El Fado es en último extremo inasequible y nuestro libro no puede pretender explicarlo, pero si acercar un tanto más al mundo propio de esta fascinante poesía musicada y cantada por portugueses. Porque también el Fado se revela cuando él quiere y se te da. Y este libro habla de modos, formas, maneras, caminos, historia, lugares, ambientes, personas y palabras del Fado, que pueden hacer posible el milagro de esta pasión.

En este libro intervenimos unos amantes de Portugal y enamoradas del Fado, para unirnos también a los lectores que tengan la suerte de conmoverse ya con el Fado o para los que en estas páginas se lo puedan encontrar.   

Nuevo poemario de David Fueyo

 

Oviedo, libro abierto

Novedades de socios

Yo estaba allí, de Mª Esther García López

 

Novedades de socios

Una mala racha, por Julio Rodríguez. Editorial Menoscuarto, 2016

 

Novedades de socios

El Río Tejo, por Ángel García Prieto.

Novedades de socios

Circo, de José Ángel Ordiz

 

 

Colección Diez

Primavera eterna. Varios autores.

Colección Diez

Kaledidoscopia. Col.Diez 2

 

Descargar documento(374,85 Kb)

Novedades de socios

Apabullante silencio extranjero, de Fernando Fonseca.

Novedades de socios

Territorio Whatsapp, de Raúl Castañón del Río.


Carta abierta a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social

LA ASOCIACIÓN DE ESCRITORES DE ASTURIAS Y LOS ESCRITORES JUBILADOS
 


La entrada en vigor del Real Decreto-ley 5/2013, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo, ha hecho que la Seguridad Social esté declarando incompatible la percepción de una pensión de jubilación con la de los derechos de autor por obras propias, cuando estos superan el Salario Mínimo Interprofesional. El caso afecta a gran parte de los escritores jubilados, que ven amenazadas sus pensiones.

Son muchas las voces que se han alzado contra la injusticia que supone la norma con carácter general. La Asociación de Escritores de Asturias (AEA) se suma a ellas, al tiempo que recuerda a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social que la percepción de derechos de autor, al menos con relación a los generados por obras no escritas en el año de que se trate, no supone un rendimiento procedente del trabajo, sino de un patrimonio acumulado a lo largo de los años anteriores, asimilable al cobro de rentas derivadas de bienes muebles o inmuebles. Si la pretensión del Real Decreto-ley que se cita es la de regular la compatibilidad de la pensión de jubilación con el ejercicio de un determinado empleo o trabajo, resulta evidente que, en este caso, el supuesto de hecho (el ejercicio de un trabajo) no existe, razón por la que la AEA considera inadmisible, al menos en este caso, la interpretación de la norma que están dando los poderes públicos.


Carta abierta a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social

LA ASOCIACIÓN DE ESCRITORES DE ASTURIAS Y LOS ESCRITORES JUBILADOS
 


La entrada en vigor del Real Decreto-ley 5/2013, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo, ha hecho que la Seguridad Social esté declarando incompatible la percepción de una pensión de jubilación con la de los derechos de autor por obras propias, cuando estos superan el Salario Mínimo Interprofesional. El caso afecta a gran parte de los escritores jubilados, que ven amenazadas sus pensiones.

Son muchas las voces que se han alzado contra la injusticia que supone la norma con carácter general. La Asociación de Escritores de Asturias (AEA) se suma a ellas, al tiempo que recuerda a la Sra. Ministra de Empleo y Seguridad Social que la percepción de derechos de autor, al menos con relación a los generados por obras no escritas en el año de que se trate, no supone un rendimiento procedente del trabajo, sino de un patrimonio acumulado a lo largo de los años anteriores, asimilable al cobro de rentas derivadas de bienes muebles o inmuebles. Si la pretensión del Real Decreto-ley que se cita es la de regular la compatibilidad de la pensión de jubilación con el ejercicio de un determinado empleo o trabajo, resulta evidente que, en este caso, el supuesto de hecho (el ejercicio de un trabajo) no existe, razón por la que la AEA considera inadmisible, al menos en este caso, la interpretación de la norma que están dando los poderes públicos.

Una mala racha

Julio Rodríguez. Editorial Menoscuarto, 2016

 

Oviedo, libro abierto

Nuevo poemario de David Fueyo

 

Novedades de los socios

 Nuevo libro de Ángel García Prieto

 

“El Fado tiene no sé qué/ que prende la vida de la gente/ un nada que no se ve / un todo que la gente siente”, se canta en “Destino marcado”, con la letra de Fernando Farinha y la música del Fado Menor. El Fado apasiona, seduce, da más de lo que puedas esperar, te hace llorar o reír, explica el amor o el fracaso, el bien y su ausencia, encandila, arrebata, estremece.

El Fado es en último extremo inasequible y nuestro libro no puede pretender explicarlo, pero si acercar un tanto más al mundo propio de esta fascinante poesía musicada y cantada por portugueses. Porque también el Fado se revela cuando él quiere y se te da. Y este libro habla de modos, formas, maneras, caminos, historia, lugares, ambientes, personas y palabras del Fado, que pueden hacer posible el milagro de esta pasión.

En este libro intervenimos unos amantes de Portugal y enamoradas del Fado, para unirnos también a los lectores que tengan la suerte de conmoverse ya con el Fado o para los que en estas páginas se lo puedan encontrar.   

©2008 Asociación de Escritores de Asturias Aviso Legal

Iniweb 2.0  -  Conforme con:  CSS - HTML4.01 - TAW