Entrevista con Diego Medrano

0
50

 Entrevistas Literarias con Diego Medrano

 ¿Por qué vivir en Asturias?

Para evitar tentaciones. Peri Rossi decía aquello tan mágico de que el exilio te enseña a vivir con lo indispensable… Antes de los 40 años uno se define por la suma, añade y añade cosas a la caja existencial; más allá de los 40 lo es por la resta, uno no deja de sacar cosas de esa caja: esto no lo necesito, aquello tampoco, lo de más allá no me interesa, etc…

 

Y si no es Asturias, ¿dónde le gustaría vivir?

En la megalópolis: Buenos Aires. Librerías que abren hasta las cuatro de la mañana y los cafés más ricos del mundo en lugares centenarios donde el español cuando se habla tiene música dentro… Uno es escritor por el olor del café.

 

Para que vayamos conociendo con más precisión sus gustos. Cite tres libros estupendos de este siglo y otros tres sobrevalorados.

Los estupendos: “El lobo estepario” (Hesse), “El extranjero” (Camus) y “Rayuela” (Cortázar). Los sobrevalorados: todo Benet, todo Carver, todo Philip Roth.

 

Lo mismo con el cine del siglo XXI. Tres películas que no nos debemos perder y tres que nos podemos ahorrar.

Las sublimes, mucho más de tres: “Al final de la escapada” (Godard), “El padrino” (Coppola), “Vértigo” (Hitchcock), “Jules y Jim” (Truffaut), “Soñadores” (Bertolucci).  Lo sobrevalorado: todo Almodóvar, todo Tim Burton, casi todo Scorsese.

Si tuviera que seleccionar tres autores vivos en lengua española, ¿con quién se quedaría?

Con tres genios de la oración subordinada musical, serpenteante y lujosa: Javier Marías, Luis Goytisolo y Luis Landero. Y un poeta de exquisita joyería verbal: Gimferrer. Y dos ensayistas áspero y sentimentales: Ferlosio y Mauricio Wiesenthal. Y dos dramaturgos requetebuenos: Rodrigo García y Mayorga.

 

¿Y en otras lenguas?

Modiano (Francia), Kundera (República Checa), Murakami (Japón), Jelinek (Austria), Banville (Irlanda), Lemaitre (Francia), Beigdeber (Francia), Bellatín (Argentina)…  

 

¿Qué está leyendo?

Releyendo, más bien, lo prescrito en las épocas calurosas: ensayo. Cuatro lugares maravillosos donde quedarse a vivir para siempre: “El siglo de Sartre” (Bernard Henri-Lèvy), “Camus” (Lottman), “Baudelaire” (Mario Campaña) o “Beckett” (Cronin). Más actuales: “Los eruditos tienen miedo” (Rey) o “Barcelona, libro de los pasajes” (Carrión).

 

¿Qué lugar de España aconsejaría visitar?

Madrid. De Madrid al Cielo y, en el Cielo, un agujerito para verlo.

 

¿Y de Asturias?

Cualquier puerto pesquero donde hablar poco y mirar mucho la afilada línea del horizonte: Tazones, Lastres o Cudillero.

 

¿Qué comida de Asturias no recomendaría?

El picadillo.

 

¿Sidra o vino?

El vino bueno y escaso. Ramón Bilbao o Marqués de Riscal, por ejemplo. Trae muchos menos problemas y es efímero como la auténtica felicidad.

 

¿Facebook o Twitter?

Facebook. Sin fotos personales ni de mis allegados.

 

¿Qué tipo de música suele escuchar?

La de los cantautores en cualquier idioma que, un buen día, decidieron coger la antorcha de Brel, Brassens, Dylan, Ferré, Gainsbourg, Aznavour, Leonard Cohen, Van Mor
rison…

 

¿Cuál fue el último libro que no pudo terminar?

Los termino todos por disciplina germánica, y sin lectura en diagonal. Si no me gusta lo dejo en un banco, generalmente el de las marquesinas de los autobuses, para que se no moje.

 

¿Cómo podría definir en cinco líneas su literatura?

Es una fiebre por la lectura muy por encima de la vida, a cargo de una serie de chiflados a los que han metido a vivir dentro de un diminuto cubito de hielo para que refrigeren furias, fobias, pasado, clarividencias, azares electivos y ese surrealismo absurdo de saber que todo lo leído, también todo lo escrito, sucede o sucederá. Siempre fe o esperanza, nunca ambas juntas.

 

El premio Planeta, ¿marca tendencia o va a rebufo de las modas literarias?

Cada uno le da su dinero a quién le da la gana. Y si ese dinero, una vez dado, se multiplica, no es nada cochambroso el milagro. Con algunos elogios, esos premios sin cuantía económica, ocurre exactamente al revés.

 

¿Es necesaria una Asociación de Escritores de Asturias?

Si es sindical, sí. Que cuando uno tiene un problema, más legal que sentimental, acuda en tu ayuda como cualquier sindicato obrero al uso. Si es para borracheras o palmaditas en la espalda, sólo para vanidades no curadas o infantilones sin tasa ni solución.

 

¿Qué pregunta no le hice y le gustaría responder?

¿Qué es la Cultura por ejemplo? Y te diría aquello de Tierno Galván: “Todo aquello que no se sabe”. ¿Qué es la Literatura? Y te diría aquello de Emilio Alarcos: “Las mejores palabras en el mejor orden”. ¿Cuál es el nombre de mujer más importante en su vida? “Lucía”.

 

 Diego Medrano fue galardonado en el 2008 por la AEA con el Premio de la Crítica en la sección de Columnismo Literario.

 

                                                                                                                                                                       Armando Murias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here