LOS VAQUEIROS D’ALZADA, por Mª Esther García López.

0
122

 

El 26 de xunetu celébrase na braña n’Aristébanu el 57 Festival Vaqueiro y de la vaqueirada. Nesta edición tengo la satisfaición de ser nomada vaqueira d’honor. Préstame resumir equí dellos aspeutos de la  vida  de los vaqueiros   y de les sos rellaciones col restu los asturianos.
Ye bien difícil resumir un tema tan estensu  como ye’l de los vaqueiros d’alzada, al que dedicaron el so tiempu munchos investigadores. Hai munchos estudios realizaos alredor d’esti tema nos que s’afonda sobre distintos aspeutos de la so cultura, de la so forma d’entender el mundu.
Los vaqueiros d’alzada son un conxuntu de ganaderos del centro-occidente asturianu nes que tola familia caltién o caltenía una doble residencia estacional, realizando alzada col so ganáu y tolos tarecos ente los asentamientos d’iviernu y les camperes d’altura nos montes d’Asturies y norte de Llión. Nómense brañes a los espacios habitaos polos vaqueiros tanto los de branu, llamaes “brañes d’arriba” como les d’iviernu, les brañes de baxo”. Amás de la so dedicación al ganáu, dedicábense tamién a llabores de comerciu, tresporte y arriería, que realizaben los homes, de forma ocasional, con recues de mules, colo qu’apurríen unes perres a la economía familiar.
El tránsitu ente les brañes d’iviernu y les brañes de branu nómase alzada. El términu alzada deriva d’alzar la morada, cuando les families vaqueires cambien  de residencia cola llegada del branu..
Varios estudiosos ocupáronse d’aportar les sos hipótesis sobre’l  orixe d’esti grupu étnicu, avalaes por trabayos de campu y pola consulta de los munchos documentos nos que se puen sofitar les sos teoríes. Según Acevedo Huelves, foi Joseph Fuertes de Sierra quien-yos orixe d’esclavos moros. Más tarde Xovellanos na so carta novena a Antonio Ponce, escribe sol orixe y costumes de los Vaqueiros d’Alzada :“ llámense vaqueiros a los habitantes de dalgunos pueblos d’Asturies fundaos so les montes baxos y marítimos d’esti Principáu, y que viven de la cría de ganáu vacunu, llamaos d’alzada porque’l so asientu nun ye fixu, pel branu, alcen la so morada y empobínense col ganáu a los puertos onde atopen pastos d’altura”.
Otros escritores ufiértennos nes sos obres interesantes ya estensos trabayos d’investigación. Acevedo Huelves, Fermín Canella y Secades, Juan Uría Ríu, Ramón Menéndez Pidal, María Cátedra y Adolfo García Martínez, Ramón Baragaño, ente otros.
Los vaqueiros son güei conscientes de que son un grupu cultural importante n’Asturies, pero con munches semeyances culturales col restu los asturianos, sin diferencies más importantes que les que puen tener otros pueblos del nuestru entornu entre sí. Sicasí siempre foron vistos polos xaldos como xente xardesco y desconfiao, falsos y poco sociables, y esto motivó en parte la so marxinación, qu’afeutaba a casi toles práctiques sociales. La marxinación de los vaqueiros data de munchos sieglos atrás. Según Adolfo García, los Reis Católicos en 1485, manden órdenes estrictes a les autoridaes del Principáu pa que s’acabe colos abusos de que yeren víctima los vaqueiros por parte de los nobles.
 
Sobre too sufrieron gran marxinación nos ritos relixosos. Había griesques ente vaqueiros y xaldos nes que taba implicáu munches vegaes el párrocu. Seique agravaes porque los vaqueiros diben poco a la ilesia, quiciabes pola so forma de vida treshumante. Pero, sobre manera, porque amparándose na circunstancia de la so doble residencia, nun pagaben los diezmos a la ilesia y ello orixinaba’l descontentu de les parroquies a les que pertenecíen. Amás  teníen costumes más lliberales no que cinca a la sexualidá. Un agravante más pa que fueren oxetu de marxinación relixosa.
Ocupaben nes ilesies los espacios reservaos pa ellos, espaciu señaláu por una llinia divisoria o una viga qu’acutaba pa ellos la parte d’atrás de la ilesia. En ciertos ritos como la comunión, el cura averábase al fondu de la ilesia por que los vaqueiros non trespasaren la llinia marcada. Nun-yos permitíen sacar los santos nes procesiones. Tampoco nes fiestes se mezclaben colos xaldos. Éstos atropaben pa ellos el campu la fiesta y los vaqueiros baillaben n’otru llugar menos importante.
 En delles ilesies, como la de Samartín de Luiña, inda pue vese la señal divisoria, que nun podíen travesar  los vaqueiros. Na ilesia de Santiago del Monte (Castrillón) tamién esistía la llinia que torgaba a los vaqueiros asitiase nel mesmu llugar que los xaldos. O na ilesia de Belén de La Montaña (Valdés) que se quitó’l separadizu nel añu 1953 cuando s’arregló la ilesia.
Tamién hai que tener en cuenta la gran endogamia que se prauticaba ente ellos, endogamia qu’a veces s’estendía, a les brañes cercanes. De toles maneres, l’amor siempre foi penriba de prexuicios y otros razonamientos y por citar dalgún datu, consultáu’l llibru d’actes matrimoniales de la Parroquia de La Montaña de Ríu Negru en Valdés, dende l’añu 1897 hasta’l 2000, un 17,5% de los matrimonios celebraos nesta parroquia yeren mistos, ye dicir entre vaqueiros y xaldos, faciéndose más frecuentes a partir de 1950.
Los vaqueiros tienen apellíos concretos que se caltienen pola mor de la endogamia y que dan noticia de que quien los lleva ye descendiente d’esti coleutivu. Por citar dalgunos, son apellíos vaqueiros: Acero, Alba, Antón, Arduengo, Ardura, Bajel, Bardasco, Berdasco, Bardo, Barrero, Blasón, Boto, Calvín, Calzón, Cano, Clavinas, Cosmén, Feito, Fervienza, Gancedo, Garrido, Gayo, Jaquete, Mayu, Marrón, Maurín, Oso, Pando, Parrondo Playón, Redruello, Riesgo, Santiago, Sayo.
Nes últimes décades, los vaqueiros cambiaron abondo les sos formes de vida, hasta minimizar o podríamos dicir qu’escaecer dafechu, en munchos casos, la creencia de que pertenezan a un grupu cultural estremáu. Fueron, adulces, abandonando l’alzada, que güei queda como una práctica folclórica. Abandonu qu’en dellos conceyos yá s’encomenzó a producir a mediaos del sieglu XX, pola mor de la mecanización y tecnificación de les sos formes de producción que fueron la causa de la tresformación demográfica del colectivu, tres la gran incidencia del éxodu rural.
Estos cambios na so forma de vida fueron favorecíos pola integración de les sos formes económiques nel capitalismu, lo que fixo que la so cosmovisión fuere tresformándose hacia formes heteroxénees nes que s’entemecen formes de vida modernes calteniendo, en cierta manera, l’espíritu de lo tradicional. Coles mesmes, foi menguando la marxinación escontra esti grupu. Güei la convivencia ente vaqueiros y xaldos ye pacífica y cordial.
 
 
 

 

 

Bibliografía

 

 
ACEBEDO Y HUELVES, B. (1893): Los vaqueiros de alzada en Asturias. Oviedo.
 
BARAGAÑO, R. (1977): Los vaqueiros de alzada. Gijón: Ayalga ediciones. Colección Popular Asturiana.
 
BELLMUNT Y CANELLA (1900): Asturias. Tomo III. Gijón “Castrillón” Jove y Bravo, Rogelio.
 
CANTERO FERNÁNDEZ, C. (2003): Etnohistoria del Coto Curiel (Cenero, Xixón). Gijón:Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidad Popular del Ayuntamiento de Xixón
.
CÁTEDRA TOMÁS, M. (1989): La vida y el mundo de los vaqueiros de alzada. Madrid: Centro de Investigaciones Sociológicas.
 
FEO PARRONDO, F. (1980): “Los vaqueiros de alzada en el Occidente asturiano”, en Estudios Geográficos, 160: 303-319.
 
FEO PARRONDO, F. (1985): “Transformaciones recientes de la economía de los vaqueiros”, en Narria, 39-40: 13-15.
GARCÍA LÓPEZ, M.E. “Los vaqueiros en Castrillón”. Revista AAVV Santa María del Mar.2013
 
GARCÍA MARTÍNEZ, A. (1988): Los vaqueiros de alzada de Asturias. Un estudio histórico-antropológico. Oviedo: Consejería de Educación, Cultura y Deportes delPrincipado de Asturias.
 
GARCÍA MARTÍNEZ, A. (1994): “Comentarios a la carta novena de Jovellanos, sobre el origen y costumbres de los vaqueiros de alzada de Asturias, desde una perspectiva etnohistórica”, en el Boletín del Instituto de Estudios Asturianos, 140: 107-140.
 
GONZÁLEZ ÁLVAREZ, D. (2007): “Aproximación etnoarqueológica a los Vaqueiros d’Alzada: un grupo ganadero trashumante de la asturiana”, en ArqueoWeb, 8(2). [http://www.ucm.es/info/arqueoweb].
 
LARDIZÁBAL Y URIBE, M. (1786): Apología por los Agotes de Navarra y los Chuetas de Mallorca, con una breve digresión a los Vaqueiros de Asturias. Madrid: Imprenta dela viuda Ibarra.
 
VAQUERO IGLESIAS, J. A.; FERNÁNDEZ PÉREZ, A. (1986): “Nuevos datos sobre la marginación de los vaqueiros de alzada”, en Ástura, Nuevos Cortafueyos d’Asturies, 5 ( 11-24).

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here