La tierra y el alba de Carmen Cabeza

0
42

Mi cuerpo fue un incendio,
fuego inútil mi cuerpo
de enardecidas venas incendiadas,
una hoguera la lumbre de mis labios
antes de convertirme en tierra,
en polvo de deseos inservibles
que ardieron sin cautela.

Todo el cuerpo fue escombro,
tierra quemada de fósil geología,
cenital la garganta
bajo un manto de piedra,
desolación solar
el musgo de mis dedos…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here