Los círculos concéntricos de Alejandro Céspedes

0
118

Edita: Asociación de Escritores y Artistas Españoles

Para Alejandro Céspedes, vivir es un marco de su oficio de escritor. Él es un verdadero trabajador de esto, pero, a base de ejercitar su profesión, ha llegado a adquirir una gran maestría. Maestría que se manifiesta en la forma en que domina la expresión poética y en el modo que articula el lenguaje. En cómo lo moldea, lo aplica y lo cambia con el paso del tiempo, o, como él mismo dice, de las circunstancias. El tiempo, en un libro, si el libro es importante, no cuenta mucho. Ni siquiera cuentan los procesos por los que pasa su escritura. El libro es la obra, esto es, lo que se edita, lo que se lee y se comunica. Y las azarosas epopeyas que han sufrido algunos manuscritos son anécdotas siempre bien recibidas por el lector y el crítico, pero que no dejan de ser condimentos de un guiso cuya cocina el comensal no ve. Lo que si importa es lo que se degusta. El plato terminado. Y este plato de Aurelia-Aurora es un plato muy bien elaborado. Y presentado.

Alejandro Céspedes se desdobla en la ficción y se convierte en el hilo conductor poético, humano-no humano, carne – dócil como él dice – y espíritu de Los círculos concéntricos. Vamos atravesando con Aurora el transcurso de sus deseos y temores, su pequeña historia. Empieza siendo niña y termina sin edad. Es a la vez limpia y virginal y se entremezcla con la rendición al sexo. Pero hay una cosa que nunca deja de ser: Poesía. Aunque se disfrace de narración, aunque acote la reflexión. Aurora nació como poema escalonado, como vertido imaginario, en ritmo y armonía poética. Y así se asomó al alma del autor. El la hizo andar. La llevó por caminos oscuros y caminos de luz, por sus propios senderos. Y ya sabemos que todo nuestro caminar es circular, pues ese es nuestro destino ante la imposibilidad de escapar del pasado. Ese pasado es Aurelia y le lleva a Céspedes a su presente. Al que cambia de nombre. Y de estructura.

Alejandro Céspedes es, sin duda, un poeta notable, de reconocido prestigio y amplia trayectoria, que demuestra, en toda su obra, un gran conocimiento de los géneros literarios, tanto en verso como en prosa. Con este libro de tan bello título no demuestra cómo la palabra puede dar vida a la Poesía lejos del verso clásico, componiendo un extraordinario alegato interior fuera de la versificación utilizada normalmente. Con ello sigue la senda que, en su día, marcaron y exploraron poetas como Vicente Aleixandre y Jorge Luis Borges, dando dimensión a la expresión poética.

Emilio Porta (Editor)

Este libro puede descargarse íntegramente desde la página del autor: www.alejandrocespedes.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here