A Jaime Herrero, in memoriam

0
176
 

 

  María Esther García López

Presidenta de la Asociación de Escritores de Asturias

La muerte nos sorprende en cualquier momento. No hay palabras  para expresar el dolor  por la partida  de un amigo. Hoy la Asociación de Escritores de Asturias está de luto por un artista, pero sobre todo por un amigo entrañable, por una persona generosa y afable, como era  nuestro querido Jaime Herrero. Él estuvo vinculado a la Asociación de Escritores de Asturias a lo largo de sus veinte años de andadura.  Todos los años nos donaba la estatuilla “Apolo” que  entregamos  a los galardonados  con el Premio de la Crítica y de las Letras de Asturias. Premios de los  que él fue cofundador en el año  1999, nombrados en aquellas primeras ediciones como “Premios Apolo”, pues habían nacido a la luz del Café Apolo d’Uviéu. Cuando el Café Apolo cierra sus puertas, pasa  a   organizarlos la Asociación de Escritores de  Asturias. Me gustaría incorporar de nuevo la palabra “Apolo” al título de nuestros Premios, como homenaje a nuestro querido Jaime Herrero.

Pintor, escultor, poeta, entre otras muchas cosas a las que dedicó su vida, Asturias perdió  el pasado  viernes  a un  un gran representante de nuestra cultura.

Allí donde estés Jaime, que sepas que te queremos, que te echaremos en falta, pero   seguirás entre nosotros, porque formas parte de esta  gran familia de escritores y poetas que es la Asociación de Escritores de Asturias (AEA) de la que eras  socio de honor y lo seguirás siendo. Decirte que  fue  un  honor  poder tenerte entre nosotros. Un artista como tú, nunca muere, nos deja su obra y  en ella queda impresa para siempre su  impronta, su alma.

Como presidenta de la AEA, junto con este adiós, te quiero decir una vez más gracias  por tu inestimable  y generosa colaboración, por tu amabilidad y por  honrarnos con tu presencia en  nuestros actos literarios. Nos queda tu recuerdo y tu “Apolo”. Estarás en nuestros corazones, en ese lugar reservado  para los amigos de verdad.

Ahora,  ya eres  una  estrella  que brilla con luz propia, como brillaste en  vida. Seguramente podrás contribuir a alumbrar con tu luz la oscuridad que hoy reina en el mundo. Que el camino hacia la eternidad te sea leve, amigo. Allí nos encontraremos y hablaremos de muchas cosas y hasta recitaremos nuestros versos.

D.E.P.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here