Entrevista a Ricardo Labra La Voz de Asturias, 5 de junio de 2006

0
56

"Sólo los poetas de oficina no pasan épocas de sequía"

Ricardo Labra presenta el miércoles en la librería Cervantes de Oviedo el libro ´La llave´. 
GEORGINA FERNANDEZ (05/06/2006)

Ricardo Labra, ayer ante un escaparate, en La Felguera.
Foto:ISABEL PERMUY
Ricardo Labra ha publicado estudios de teoría literaria, pero fundamentalmente se le conoce como poeta. Ahora da una vuelta de tuerca y presenta La llave (Trea), una treintena de relatos.
Hace 22 años que publicó su primer poemario Por qué los relatos ahora, y no antes?
–Cada floración tiene su tiempo y este libro lleva gestándose diez años. De 50.000 palabras que presenté al editor en la primera versión, quedan 6.000, porque lo fui reescribiendo; dándole vueltas. Se sitúan entre el relato y la poesía.
— Un género nuevo?
–Sería una osadía decir que invento un género nuevo, pero se acerca un poco a las dos fronteras.
–Emplea la técnica de la sorpresa final, al menos en varios relatos.
–Para mí, hay una serie de autores de referencia como Ambrose Bierce, Borges, Chesterton, Poe… Mis relatos huyen del género fantástico, pero están imbuidos de él. Creo en la visión de la tradición literaria, y muy poco en la novedad.
–Gana a Monterroso en brevedad con el relato "Soy un transgresor. Cumplo todas las normas".
–No. Me gana él, porque el mío, sin el título: "El resistente", no es nada, y el suyo sólo tiene siete palabras.
— Y es usted un transgresor?
–Me sonroja decir que sí. Lo que se lleva ahora es el superviviente, pero yo prefiero al resistente, que mantiene sus ideas. El superviviente vende lo anterior; me parece menos fiable.
–El paso del tiempo, las otras realidades, la muerte… son asuntos que se repiten en los relatos.
–La literatura es una geografía interior. Como lector voy a los libros para indagar sobre lo que nos conmueve y preocupa.
–También hay un juego literario.
–Sí, los personajes que aparecen tienen el apellido de una carta. La literatura es una partida contra el tiempo, un juego que nos enseña a vivir.
–Son relatos que casi no sitúan territorios o fechas; como dice Anthony Blake todo sucede en tu imaginación.
–El territorio es el idioma. Hay personas que tienen el sabor de la tierra en que viven. Otras, tienen un aldeanismo cosmopolita y citan constantemente las ciudades míticas literarias, como Nueva York, o Lisboa, que llevan muchos mitómanos en la cabeza. Yo creo que, ni lo uno ni lo otro es necesario. El escenario importa hoy mucho menos que en el siglo XIX.
–Usted escribió sobre Angel González. Ahora está en sequía.
–Los poetas pasan periodos así, salvo los de oficina, como Rosales. Los poemas se van haciendo cuando ellos quieren. Yo creo que Angel González lo dice para defenderse porque a a un autor todo el mundo le pregunta por su próximo libro.
— Y cómo ve la cantera asturiana?
–Hay un movimiento poético sin parangón en España, en número de autores y obras. Debería ser objeto de estudio.

Documento a descargar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here