The Tourist, de Florian Henckel: Una desvaída copia. Por J. de Oxendain (20/12 /2010).

0
267

Para reponerse de una ruptura sentimental, Frank (Johnny Depp), un simple profesor de matemáticas americano, decide hacer un poco de turismo por Europa. En el tren que lo lleva de París a Venecia, se cruza con Elise (Angelina Jolie), una mujer despampanante que lo aborda y seduce. Pero lo que parece comenzar como un flechazo en una ciudad de ensueño enseguida se transforma en una persecución sin tregua tan enigmática como peligrosa…

Sobre el papel, el primer encuentro cinematográfico entre Johnny Depp y Angelina Jolie resultaba cuanto menos atractivo, viniendo firmado como venía además con la rúbrica del realizador alemán Florian Henckel von Donnermarck —realizador de la sobresaliente La vida de los otros— este thriller, remake del filme francés El secreto de Anthony Zimmer (Jérôme Salle, 2005), protagonizado por una espléndida Sophie Marceau e Yvan Attal. Sin embargo esta historia de un docente que cae bajo los encantos de una mujer misteriosa, que lo manipula y embarca en una aventura nada inocua, no transcurre ahora en la Costa Azul sino en Venecia. Desgraciadamente, el director no llega a implicarnos como debiera en esta película de intriga sin verdadero suspense, pareciendo no saber manejar con solvencia el juego entre sus dos estrellas, que en no pocas ocasiones se nos antojan abandonadas a su suerte en medio de la función.

Sin duda, el título del filme, The Tourist, viene de perlas para calificar la estancia parisina y veneciana de dos turistas americanos de lujo, Depp y Jolie, más de vacaciones ambos que verdaderamente trabajando, a la vista de los resultados. Ella, en plan modelo inexpresiva de alta costura, como salida de una sesión de compras; él, en su papel de corazón roto elegante, está encantador, si bien ausente. Ambos —nosotros también— son víctimas colaterales de una nadería hollywoodiense —otra más— de tomo y lomo, desvaída copia de un eficaz y entretenido thriller francés como El secreto de Anthony Zimmer, historia de amor entre una espía y un estafador de altos vuelos transformada aquí en arrítmica comedia carente de misterio, con escenas de acción para echarse a llorar de risa, sólo aptas —al igual que el largometraje entero— para crédulos sin remisión. Francamente, esperábamos algo más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here