David Fueyo

0
317

 Entrevistas LITERARIAS con… DAVID FUEYO

 

¿Por qué vivir en Asturias?

El norte del sur y el sur del norte. No me imagino en ningún otro lugar, aunque a veces las circunstancias te empujen a irte fuera y convertirte en una leyenda urbana.

 

Y si no es Asturias, ¿dónde le gustaría vivir?

Podría adaptarme a cualquier lugar en el que no haga mucho calor.

 

Para que vayamos conociendo con más precisión sus gustos.  Cite tres libros estupendos de este siglo y otros tres sobrevalorados.

 

Sin duda me quedo con 2666 de Bolaño y ese viaje raro por Santa Teresa, esa ciudad que odias y amas a partes iguales según vas sumergiéndote en la magistral historia. También con Tokio ya no nos quiere de Ray Loriga, para mi la novela total que he releído hasta la saciedad. Hubiera vendido mi alma al diablo por esa primera página. Me parece estupendo también Crematorio de Chirbes, con una construcción de cada uno de esos personajes titánica y envidiable para cualquier escritor. Creo que mi terna de favoritos está a la altura de incluir una cuarta obra que me ha fascinado: Cieno, de nuestro compañero Ernesto Colsa, y créeme que no lo digo porque lo conozcamos y sea amigo mío, sino porque tiene humor, acción y crítica social además de ser un claro triunfo de la palabra y todo un novelón no solo en tamaño, sino en cuanto a calidad literaria se refiere.

 

En cuanto a los sobrevalorados tengo que mencionar El código da Vinci de Dan Brown, quizás porque me gusta la novela más compleja. A Soldados de Salamina no le pillé el rollo aunque me encantó El impostor de Cercas y con El hombre duplicado  de Saramago directamente me llevé una decepción a pesar de tener un comienzo genial.

 

 

 

Lo mismo con el cine del siglo XXI. Tres películas que no nos debemos perder y otras tres que nos podemos ahorrar

 

Voy a salirme un poco de lo evidente y recomendar tres rarezas.

Empezaré con El custodio. Película argentina de 2006 dirigida por Rodrigo Moreno. Siempre me han gustado los secundarios, aquellos en los que nadie repara. Aquí conoceremos la vida de un guardaespaldas que siempre está en un segundo o tercer plano, pero al que la cámara sigue de manera brillante. Es una película silenciosa, pausada, mínima, pero a la vez impactante. Recomendabilísima.

Olvidate de mi de Gondry es una genialidad. Una preciosa historia de humor, amor y desamor del 2004 en la que Jim Carrey no hace de Jim Carrey y en la que el tiempo, la memoria y los sueños tres de mis obsesiones, se encuentran en una película que trata sobre la reconstrucción del amor de una manera original y para nada ñoña.

También tengo que destacar Mal día para pescar , del uruguayo Álvaro Brechner, también por esa fijación por los perdedores, los secundarios, aquellos cuyo momento más glorioso ya ha pasado. En un remoto pueblo sudamericano hay un combate: un viejo luchador y su manager –un tipo que vende sueños, pero que ha dejado de creer en ellos, retan a cualquiera que se quiera enfrentar a él en un western crepuscular moderno en el que la intriga se mantiene hasta los últimos compases.

 

Podría citar más: El baño del papa, (500) días juntos, Persépolis, Camino…

 

En cuanto a las sobrevaloradas puedes poner las tres de El señor de los anillos. Para mi insufribles.

 

 

¿Qué suceso le parece que puede ser característico de este siglo?

El atentado de las torres gemelas en 2001 creo que marcó un antes y un después.

 

 

Si tuviera que seleccionar tres escritores vivos en lengua española, ¿con quiénes se quedaría?

Empezaría por Juan Marsé, un escritor laberíntico el cual afirma sin pudor que hubiera sido más feliz sin escribir. Ultimas tardes con Teresa fue una de mis novelas de juventud y releída hace un par de años también puedo considerarla como la novela de mi madurez. Volveré a leerla en la senectud.  Seleccionaría también a Ray Loriga por su comienzo espectacular con Lo peor de todo, Héroes y Tokio ya no nos quiere, por darme como adolescente el empujón definitivo hacia el gusto por leer y por escribir. También he de destacar a Blanca Andreu, una de mis influencias poéticas más claras.

 

 

¿Y en otras lenguas?

 

Me encanta Margaret Atwood, todo un ejemplo de activismo literario en toda su obra de manera transversal. De ella me gusta el fondo casi tanto como la forma. Con ella me adentré durante una época en la ciencia ficción y su literatura me llevó a cuestionarme aspectos que hasta entonces no me había planteado en temas políticos y sociales, además de valorar sobremanera su originalidad. He leído las tres últimas novelas de Carrère y ahora quiero leer desde Limonov hacia atrás. Me desconcierta y me lleva por parajes insospechados. No se si lo que me cuenta es cierto o fabulado, y eso convierte a su lectura en un acto perturbador que se lleva con cierto gusto. También disfruto con los cuentos de Munro por la poesía que subyace en una prosa en apariencia que narra la cotidianeidad de una manera sosegada, dando a entender que lo bueno es el trayecto, no únicamente el clímax final.

 

 

 

¿Qué está leyendo?

 

Siempre leo dos o tres cosas a la vez. Ahora mismo estoy con Arden las redes de Soto Ivars, interiorizando su concepto de poscensura y confrontándolo con la realidad de nuestra sociedad y sus redes personales y virtuales. También estoy con Estabulario de Sergi Puertas porque leo absolutamente todo lo que publica este autor que con Como destruir ángeles marcó en mi un antes y después como escritor y como amante de los narradores omniscientes. También paladeo un libro de aforismos y he comenzado Rendición de Ray Loriga.

 

 

¿Qué lugar de España aconsejaría visitar?

Digo Doñana casi con lágrimas en los ojos por la terrible catástrofe ambiental que los alrededores del parque acaba de sufrir. Estaba esperando a que mis hijos crecieran para poder llevarlos a aquella zona y alojarnos todos en un hermoso camping que acaba de arder casi al completo. Ya no se que quedará de aquello que yo conocí durante tres años y que desde que nacieron llevo queriéndoselo enseñar.

 

 

¿Y de Asturias?

Quirós, para que se sientan consigo mismos en medio de la inmensidad.

 

                                                                                        

¿Qué comida de Asturias no recomendaría?

No recomendaría que se fuera a restaurantes de comida rápida para turistas. La mejor comida de la tierra está en chigres a los que se llega por caleyas sin asfaltar.

 

¿Sidra o vino?

Vino. No me gusta la sidra.

 

¿Facebook o Twitter?

Twitter , por la inmediatez y la brevedad.

 

¿Qué tipo de música suele escuchar?

 

Metal y jazz. Alterno Skunk DF con Coltrane con suma facilidad.

 

¿Cuál fue el último libro que no pudo terminar?

La broma infinita, aunque cada verano lo suelo retomar.

 

¿Cómo podría definir en cinco líneas su literatura?

Mejor en seis sílabas: neotremendismo.

 

El premio Planeta, ¿marca tendencia o va a rebufo de las modas literarias?

Es un premio que no me suele interesar

 

 

¿Qué le falta a la Asociación de Escritores de Asturias?

Renovar su web y mejorar en cuanto a redes sociales para tener más visibilidad.

 

¿Qué pregunta no le hice y le gustaría responder?

 

 

En realidad son dos: ¿qué le ha dado la literatura que nada más le ha podido dar y qué le ha quitado la literatura que nadie más le ha podido quitar? Te las responderé tomando una caña en la plaza Pedro Miñor.

Armando Murias 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here