Una entrevista ligera a Esperanza Medina, por Javier Lasheras y José Havel. 31/08/2012

0
262
 
Una entrevista ligera a Esperanza Medina
 
» «Vive y deja vivir»… parece que es  
lo que más le cuesta a la mayoría.
 
Por José Havel y Javier Lasheras.
 
 
¿Qué valora más en un viaje?
La compañía, la novedad, estar convencida de que puedo volver para no sentir la necesidad de verlo todo
¿Qué es lo que más le gusta hacer a las 8 de la tarde?
Sentarme en una terraza, es un buen momento para los amigos.
¿Cuál es el riesgo principal de viajar con usted?
A mí me parece que soy buena compañía para viajar, siempre que el ritmo del viaje resulte placentero y no agobiante, me gustan las pausas.
¿Qué valora más para elegir un acompañante?
La afinidad de gustos
¿Cuál es ese lugar al que siempre le gustaría volver y por qué?
A casa, me gusta la sensación de redescubrirla después de pasar tiempo fuera
¿Cuál es su principal defecto?
La contradicción
¿Y su principal cualidad?
La contradicción
¿Qué libros lee cuando viaja?
Fundamentalmente novelas, libros de paso, como el viaje.
¿Y qué está leyendo ahora?
En estos momentos releo Han a ser cinza, de Mª José Fraga
¿Es usted de los que leen con lápiz y papel a mano?
No, salvo que me vayan a «examinar» después del libro. Si quiero volver a leerlo me gusta haber olvidado lo más posible y que sea un poco nuevo otra vez.
¿Cuál sería su mayor desdicha?
Dejar olvidado en el viaje un libro que no he acabado de leer
¿Qué obra publicada le hubiese gustado firmar?
La gramática de la fantasía, de Gianni Rodari, una gramática imprescindible para ejercitar la creatividad.
¿Dónde le gustaría vivir?
Con vistas al mar.
¿Cuál es su bebida favorita?
La sidra está bien
Dígame un par de grandes novelas que se le atragantaron o nunca pudo terminar de leer.
No recuerdo ninguna que no haya terminado de leer, siempre espero que mejoren al final.
¿Cuál es su ciudad preferida?
Me confieso totalmente parcial en eso: Avilés
¿Quiénes son sus escritores favoritos?
Depende del momento, no soy nada mitómana.
¿Cuáles son sus palabras predilectas o su frase favorita?
«Vive y deja vivir» es una buena frase, parece que es lo que más le cuesta a la mayoría.
¿Qué música suele escuchar?
Un poco de todo, aunque tengo que confesar que en muchas ocasiones me pueden las letras.
¿Con que personajes históricos y personajes ficticios le gustaría pasar una velada?
Los componentes de «La Barraca», de Lorca
¿Por cuánto sale, más o menos, una ración de 100 gramos de jamón ibérico puro de bellota, una copa de vino, un libro de poemas y una onza de chocolate?
Ni idea, lo del jamón ibérico puro de bellota se me escapa.
Recomiende un par de obras de arte.
El jardín de las delicias, de El Bosco y algún edificio de Gaudí
¿En la escritura de qué se halla usted ahora inmersa?
Estoy trabajando algunas ideas de cuentos infantiles. También poesía, claro.
¿La crítica literaria la prefiere con agua, con hielo o a solas?
Igual con agua, un poco diluida pasa mejor, como cualquier medicina.
¿Qué detesta, odia y le cabrea a un mismo tiempo? ¿Y por separado?
Que intenten hacerme pasar por idiota, eso puedo hacerlo yo conscientemente, pero me fastidia cuando lo intentan otros.
Recomiéndenos un libro que aún no haya leído.
El accidente, de Ismaíl Kadaré. Está en la estantería esperando turno.
Díganos un par de películas que todo el mundo debería ver.
La reina de África, con Katharine Hepburn y Humhrey Bogart (que he visto un montón de veces) y El hombre elefante, que no he podido volver a ver desde aquella primera vez hace unos treinta años, pero que tengo siempre presente como lección de dignidad humana.
¿A través de qué película llegó a leer un libro estupendo?
De Pipi Calzaslargas, o al menos así lo recuerdo.
¿Qué suceso de la historia admira más?
Cuando el primer ser humano decidió que podía imaginar algo más y compartirlo.
¿Qué red social de internet prefiere?
De momento sólo me manejo un poco en facebook.
¿A quién le hubiese gustado entrevistar?
A María Lejárraga, tan cerca en la historia y tan lejos en la posibilidad de firmar como mujer su obra. Siempre me ha interesado saber cómo viviría ella y otras como ella esa situación.
Y por último, ¿cómo se declara usted, culpable o inocente?
Culpable, por supuesto, la inocencia apenas deja huella.
 
Esperanza Medina es escritora.
 
Foto: Mara Villamuza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here