Una entrevista ligera a Manuel García Rubio, por Javier Lasheras y José Havel. 2/10/21012

0
130
 
Una entrevista ligera a Manuel García Rubio
 
» ¿Esto qué es? ¿El precio justo?
Por Javier Lasheras y José Havel

 
 
 
¿Qué valora más en un viaje?
 
El camino.

¿Qué es lo que más le gusta hacer a las 8 de la tarde?
 
Me gustaría poder desayunar, pero desgraciadamente es la hora de la cena.

¿Cuál es el riesgo principal de viajar con usted?
 
Que te acostumbres.

¿Qué valora más para elegir un acompañante?
 
Su capacidad para permanecer en silencio cuando toca.

¿Cuál es ese lugar al que siempre le gustaría volver y por qué?
 
A la infancia, por razones cada vez más obvias.

¿Cuál es su principal defecto?
 
Mi facilidad para ilusionarme.

¿Y su principal cualidad?
 
Mi resistencia a desilusionarme.

¿Qué libros lee cuando viaja?
 
El de alrededor.

¿Y qué está leyendo ahora?
 
La piel, de Malaparte.

¿Es usted de los que leen con lápiz y papel a mano?
 
Si es un ensayo, sí. Lo narrativo solo lo subrayo.

¿Cuál sería su mayor desdicha?
 
No me haga pensar en eso.

¿Qué obra publicada le hubiese gustado firmar?
 
La conquista de la felicidad, de Bertrand Russell.

¿Dónde le gustaría vivir?
 
En cualquiera que me respete. No crea que hay muchos.

¿Cuál es su bebida favorita?
 
El vino. In vino, veritas.

Dígame un par de grandes novelas que se le atragantaron o nunca pudo terminar de leer.
 
Las novelas que se me atragantan no las tengo por grandes.

¿Cuál es su ciudad preferida?
 
Madrid, sin duda.

¿Quiénes son sus escritores favoritos?
 
Onetti y alguno más.

¿Cuáles son sus palabras predilectas o su frase favorita?
 
Cualquiera que sea oportuna. Depende del momento, claro.

¿Qué música suele escuchar?
 
Clásica, cuando trabajo en cosas no literarias. Cuando escribo, silencio absoluto. Y, para entretenerme, pop español.

¿Con que personajes históricos y personajes ficticios le gustaría pasar una velada?
 
Con Eva, antes de comer la manzana.

¿Por cuánto sale, más o menos, una ración de 100 gramos de jamón ibérico puro de bellota, una copa de vino, un libro de poemas y una onza de chocolate?
 
¿Esto qué es? ¿El precio justo?

Recomiende un par de obras de arte.
 
Los girasoles, de Van Gogh, y la Mezquita de Córdoba.

¿En la escritura de qué se halla usted ahora inmerso?
 
De una novela que veo muy clarita.

¿La crítica literaria la prefiere con agua, con hielo o a solas?
 
Eso de la crítica literaria es un oxímoron. O una cosa, u otra.

¿Qué detesta, odia y le cabrea a un mismo tiempo? ¿Y por separado?
 
La indolencia. Por separado, la indo y la dolencia.

Recomiéndenos un libro que aún no haya leído.
 
El hombre sin atributos, de Musil. Lo siento.

Díganos un par de películas que todo el mundo debería ver.
 
Apocalipsis Now, de Coppola, y Memento, de Nolan.

¿A través de qué película llegó a leer un libro estupendo?
 
Si no recuerdo mal, ninguna. Siempre fue antes el libro.

¿Qué suceso de la historia admira más?
 
La discriminación positiva de los pobres. Aún no ha ocurrido, pero verá qué divertido el día que se apruebe que la mitad de los diputados tengan que ser pobres de solemnidad.

¿Qué red social de internet prefiere?
 
Me vale cualquiera que sirva para comunicar sin ruido. De momento, no se inventó.

¿A quién le hubiese gustado entrevistar?
 
A mis padres. Una entrevista «en profundidad».

Y por último, ¿cómo se declara usted, culpable o inocente?

Inocente, pero con agravantes. 

Manuel García Rubio es escritor y abogado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here