Juan García Campal

0
65

Hay quien se pregunta cómo, gastado el día, por él un poco más consumido, puedo regresar a la personal y desértica cueva dibujando una leve sonrisa, un voluptuoso brillo en los ojos. ¿Cómo podría alguien imaginar que allí, por mágica acción de una incomprendida máquina, mantendré un orgiástico encuentro con camaradas y los frutos de nuestra común pasión, la escritura? ¿Cómo si ignoran que me viene siendo todo más leve desde que puedo, tan libremente, llegar al oasis Literarias? ¿Y cómo no desvelar el secreto en su primer aniversario?

 

Juan García Campal.

 

Foto: del autor.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here