La Ciudad (Antología 1985-2008), de Karmelo C. Irribarren. Por Rubén Rodríguez (11/06/2009).

0
68

 

Karmelo C. Irribarren,

La Ciudad (Antología 1985-2008),

Sevilla, Renacimiento, 2008.  

 

Hablar de Karmelo C. Irribarren es hablar de una poesía insertada en una corriente estética clara: el llamado realismo sucio. Literatura realizada por autores norteamericanos como: Charles Bukowsky, Raymond Chandler, Carver y un largo ecétera. En España contamos con Roger Wolfe, uno de sus más afamados representantes y camarada cómplice literario Irribarren. Una ocasión perfecta esta antología para sumergirnos en el mundo de los bares y sus personajes, bajo un estilo directo, de verso breve y ausente de retórica donde la ironía, el humor y el fracaso de sus habitantes y su mundo se dan la mano de manera magistral. Como botón de muestra el poema que lleva por título Malos tiempos: Ándate con cuidado, / que no se entere nadie/de que lo pasas bien, /que tu vida funciona/ y eres feliz a ratos. / Hay gente que es capaz/ de cualquier cosa, / cuando ve una sonrisa.

No todos los poemas tienen el mismo resultado e intensidad, pues la complejidad del verso libre y el mundo de la noche y sus seres es difícil de describir sin caer en el tópico. Pero Irribaren consigue desde el primer poema crear un mundo propio con un estilo personal y directo que no dejará indiferente a ningún lector que se acerque a sus páginas. La temática sin ser original consigue en un instante preciso para describir: la derrota y las luchas por el día a día, la fauna nocturna y diurna que el poeta va observando (Habitantes de la noche: Los tejados se confunden/ con el cielo; / las farolas imprimen/ en el aire/ su lánguida tristeza/ amarilla; / cruza un autobús/ vacío/, quizás el último/ de hoy./ Pienso/ en los borrachos,/ las putas,/ los taxistas/, los auténticos habitantes/ del corazón/ de la noche,/ los que quizás impiden / que deje de latir.)

Carnal y tumultuosa la ciudad imaginaria y real de Karmelo aparece de forma obsesiva, como la de cualquier hombre que ha vivido mucho y nos lo cuenta casi todo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here