Robin Hood, de Ridley Scott: Épica, lírica y política. Por José Havel (23/05/2010).

0
240

Hasta ahora los títulos emblemáticos de la filmografía relativa al arquero legendario de Sherwood venían siendo el Robin Hood silente de Allan Dwan, protagonizado en 1922 por Douglas Fairbanks; The Adventures of Robin Hood (Michael Curtiz y William Keighley, 1939), obra que sentó la iconografía del personaje a través de Errol Flynn; y Robin and Marian (1975), donde Richard Lester relataba el crepúsculo del héroe con un Sean Connery maravilloso.

Dentro de ese cuadro de honor debe incluirse el Robin Hood de Ridley Scott. Igual que las tres anteriores, es un filme de aventuras brillante; pero también mucho más que un entretenimiento de buena factura, como las dos últimas, pues presenta elementos con intenciones de reflexión y crítica sociopolítica.

The Adventures of Robin Hood supuso una de las primeras obras antinazis de Hollywood, un canto de esperanza en un futuro pacífico pese a los aires de guerra que por entonces respiraba el planeta. Robin and Marian desmitificó la Edad Media feudal, era feudal a menudo idealizada por la ficción —no sólo cinematográfica—, al tiempo que ponía en entredicho la vigencia de la institución monárquica.

Ahora, el Robin Hood scottiano, que Russell Crowe encabeza, nos sirve un espectáculo de altura, tributario de los hallazgos de Gladiator (el hiperrealista furor épico de la acción, el lirismo visceral de la puesta en escena, la pintura cruda —aunque con licencias— de una época turbia), sin dejar de ser por ello una obra personal y con dimensión política. Deliberadamente sitúa el cineasta inglés su versión particular de Robín de los Bosques en un contexto histórico específico de depresión económica y crisis política, de financiación interesada de guerras y alimento de amenazas exteriores, firmando otra alegoría perturbadora más sobre nuestro mundo, en la estela de las lecciones de  Body of Lies, Kindgom of Heaven, Blade Runner… ¿No va siendo hora de reconocerle ya a Sir Ridley Scott su condición incontestable de autor con mayúsculas? 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here