Abrazos, por Mª Esther García López.

0
17

Abrazos


 

Préstame convidavos a abrazar  fuerte a la Llingua Asturiana

A lo llargo de la vida hai munches ocasiones nes que recibimos un abrazu. Abrazos pa demostrar cariñu, abrazos de despidida, abrazos de bienvenida, abrazos en situaciones difíciles, abrazos apertaos, abrazos fuertes, abrazos calcaos… El contautu físicu que se produz cuando nos damos un  abrazu sobra dicir que ye pa nosotros sanador. Hasta abrazanos a un árbol paez ser que nos apurre enerxía positiva. Los neños pequeños siéntense protexíos colos abrazos de los padres. Abrazar a los neños ye necesario pa  que medren sanos, y a los que nun disfruten del contautu físicu colos sos pas, les neurones de los sos cerebros van morriendo por millones, y enfermen del alma. Una enfermedá que se conoz como “nanismu sicosocial”. ¡Una pena! Ta demostrao  que cuando dalguién nos abraza con tenrura, los niveles d’oxitocina en sangre, nomada la hormona del amor, dispárense y baxa la tensión arterial  y el ritmu cardiacu. Los abrazos meyoran l’estáu emocional, y seique protexen contra los virus y les enfermedaes infeicioses. Son protector natural contra les gafures de la vida.
Que guapo dar un abrazu a les persones que tán clamiando por unes faraguyes de cariñu. Ta bien que la hormona del amor s’esparza pel mundu, que bona falta nos fai.
Güei, nesti XXXVI Día de les Lletres Asturianes, préstame convidavos a da-y un abrazu calcáu a la nuesa llingua, a la llingua asturiana.  Abrazanos fuerte a les pallabres que son les que conformen la nuesa riqueza cultural que  ye la nuesa y sentímonos arguyosos d’ella. Convídovos a abrazanos en xunto a abrazanos  fuerte a esta ayalga tan importante pal grupu cultural onde naz,nesti casu Asturies,  acordies con otros elementos culturales que conforman la forma d’entender el mundu del nuesu  país. Una llingua, amás de satisfacer les necesidaes de comunicación, tien, pa los falantes,  connotaciones afeutives que tán enraigonaes no más íntimu del nuesu ser. Convídovos a fundinos, coles pallabres, nun abrazu emotivu, un abrazu apertáu d’esos que nun nos podemos desapegar, como cuando queremos que dalgo se caltenga.
Abracemos a llingua de nós, l’asturianu, que ta presente cuando nacemos y nes situaciones más íntimes, nos suaños, nel amor, nes allegríes y nes tristures y hasta na hora de la muerte. Tenemos una gran responsabilidá pa que nun se pierda esi gran feixe de pallabres qu’heredamos, que conformen la nuesa llingua materna y que son madre de la nuesa cultura. Caún sabe bien qué papel-y toca asumir no que cinca al usu, dignificación, protección y amor hacia l’idioma asturianu. Nun debiera quedanos el pesar de que perdemos dalgo tan preciao, tan necesario, tan de nueso. Abracémonos fuerte a les pallabres. Un abrazu simbólicu que se traduz nel usu y nes xeres nes que podemos facer visible’l nuesu idioma y emplegalu con normalidá. Nun dexemos escapar les pallabres col aire furacanao que nos amaga. De xuru que los abrazos tamién son salú pal nuestru idioma.
 
 
                                                                                             
 

Asturies   
                                                       

Asturies.
¡Tierra de nós!
Préstame   afalagate
Asturies.
Préstame cuntate un cuentu,
un cuentu de llobos y zanguanes.
Asturies
Préstame
dedicate un cantar,
una tonada,
un ixuxú,
gritu d’allegría y de protesta.
Asturies,
¡Tierra de nós!
Nun dexes que caiga la tormenta.
Espierta del sueñu ciegu
y suaña con aire puro
que barra l’atmósfera
y la dexe llimpia de pantasmes.
Suaña con aire puro
qu’escuerra la comia
y dexe que medren los árboles.
Préstame repetir el to nome
Asturies
¡Tierra de nós!
con arumes nuevos
y enfotos grandes
qu’esparce l’ aire.
 
 
 
(Esther García, 2-5-2003)
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here