Diamantina Rodríguez, memoria de un tiempo de la canción asturiana, de X. Arias, por Jose M. Ruilopez 11/03/2013

0
60

 

DIAMANTINA RODRÍGUEZ
 
 
 
Ediciones La Cruz de Grado ha publicado recientemente el libro Diamantina Rodríguez memoria de un tiempo de la canción asturiana.  En él, Xaime Arias hace un recorrido por la vida y obra de esta cantante de tonada, nacida en Quirós, Asturias, el 14 de septiembre de 1920, con una abundante  recopilación de datos y pormenores de esta intérprete de vida tan dilatada, en la que se puede encontrar muy variados episodios personales y artísticos.
 
       Empezando por la Guerra Civil, cuando Diamantina apenas tiene 15 años. Un tiempo durante el cual se detuvo la actividad artística en Asturias, y que se reanudó en los años treinta del siglo XX. Donde la radio fue el medio ideal para la difusión de la canción asturiana: Radio Asturias, Radio Oviedo, Radio Juventud, Radio Nacional; que difunden los viejos discos de 33 revoluciones. Por cuyas emisoras se movía Diamantina Rodríguez mostrando sus dotes artísticas, compaginándolas con las intervenciones en teatros de Asturias y del resto de España.
 
       En plena efervescencia de los concursos de tonada, Diamantina gana el concurso Babel de 1955, su tercera edición. Concurso que había sido ideado por el periodista Ricardo Vázquez Prada, Director del diario Región, Antonio Aza González, Cuchichi, Miranda Aquiles Sorribas y Juan Uría Ríu. En 1948 había nacido Rumbo a la gloria que en sus primeras ediciones se denominó Concurso Provincial de Canto, se retransmitía por Radio Oviedo y lo organizaba La Nueva España.
 
   Es la época de oro de la canción asturiana: Diamantina Rodríguez, El Abogau, Cuchichi, Miranda,  La Busdonga, Juanín de Mieres, El Presi, Noriega, el Tordín de Frieres, y muchos otros. En todo ese tiempo radiofónico los programas son conducidos por radiofonistas reconocidos y verdaderos artífices de la promoción de valores nuevos: Manolo Delgado, Carlos Menéndez Jeannot, Ángel Martínez.
 
      En 1964 Diamantina Rodríguez graba su primer sencillo: Asturias, canciones asturianas. Con títulos como Arboleda bien plantada, A mi me gusta la sidra o Puerto Ventana. Grabaciones hechas en el cine Principado de Oviedo bajo el sello Hispavox. En 1965 aparece el elepé Lo mejor de Asturias, que incluye Asturias, patria querida y Vaqueiras de alzada. En 1969 otro elepé: Gaita y voz en el triunfo de Asturias, publicado por Columbia.  En 1970 edita un disco de título propio: Diamantina Rodríguez que incorpora El curru-cu-cu asturiano, El amor de una vaqueira, El pícaro molinero entre otras canciones, firmadas por José Remis Ovalle. Repitiendo en años sucesivos a razón de dos discos por año hasta 1973, y hasta su última grabación, en 1981, bajo el título A las madres de los mineros. Ya en la primera década del siglo XXI se publican recopilaciones y antologías en las que aparece Diamantina Rodríguez.  En 1988 recibió un homenaje en Mieres y en 2009 le fue concedida la Medalla de Plata de Asturias.
    Según el autor, por las «dimensiones de su repertorio, así como el acercamiento a otros géneros desde la tonada», Diamantina Rodríguez  ha hecho escuela con seguidoras como las cantantes Anabel Santiago, Marisa Valle Roso o Liliana Castañón.
  
    Para llevar a cabo esta biografía de Diamantina, además de todo un repaso a la canción asturiana del siglo pasado, pormenorizado por cantantes, autores, promotores, concursos  y todos los entresijos del mundo de la canción asturiana, Xaime Arias  ha manejado una bibliografía de casi trescientas personas, que se resume en un glosario  final  donde se pueden comprobar nombres, fechas y datos de —creo yo— todas las personas que, de una manera o de otra, en mayor o menor medida,  han estado cerca de la canción asturiana: sus interpretes, sus promotores, sus autores y todo el mundo que ha movido este fenómeno musical tan asturiano, que sigue vivo y se aventura continuador de las grandes estrellas que fueron, y que, como Diamantina Rodríguez, sigue ahí como referente clásico de la tonada asturiana.
 
      César García Santiago, como  Director de Ediciones  La Cruz de Grado,  ha tenido la sensibilidad suficiente para sacar adelante este volumen  firmado por el músico Xaime Arias, ilustrado con una cincuentena de fotografías, que se ha convertido en libro imprescindible de consulta para conocer y evaluar el pasado más lejano de la canción asturiana, con la aportación  biográfica y musical de Diamantina,  y el presente más vivo, como semillero de continuidad  interpretativa de la asturianada.
 
José María Ruilópez es escritor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here