Una entrevista ligera a Ánxel Álvarez Llano, por Javier Lasheras y José Havel. 19/09/2012.

0
56

Una entrevista ligera a Ánxel Álvarez Llano 

» Me gustaría tener el don de la ubicuidad
 
Por Javier Lasheras y José Havel 
 
 
¿Qué valora más en un viaje?
La compañía y el conocimiento adquirido.
 
¿Qué es lo que más le gusta hacer a las 8 de la tarde?
Mejor diría, lo que me gustaría. Sentarme en un café antiguo y mantener una agradable conversación.
 
¿Cuál es el riesgo principal de viajar con usted?
Tal vez mis despertares poco risueños.
 
¿Qué valora más para elegir un acompañante?
Que sus gustos coincidan mayoritariamente con los míos.
 
¿Cuál es ese lugar al que siempre le gustaría volver y por qué?
Lisboa. La paz dentro del caos y otros secretos inconfesables.
 
¿Cuál es su principal defecto?
Mejor que lo digan quienes me conocen. Aunque reconozco la pereza.
 
¿Y su principal cualidad?
No soy el más indicado para responder a esta pregunta.
 
¿Qué libros lee cuando viaja?
Principalmente poesía y libros de relatos cortos para no perder el hilo pues mis viajes son un tanto ajetreados.
 
¿Y qué está leyendo ahora?
Releo Poesías completas de Kavafis.
 
¿Es usted de los que leen con lápiz y papel a mano?
No suelo hacerlo, excepto cuando una novela tiene muchos personajes, pues a veces me pierdo. También anoto algunas citas.
 
¿Cuál sería su mayor desdicha?
Perder la memoria.
 
¿Qué obra publicada le hubiese gustado firmar?
Todas las anónimas.
 
¿Dónde le gustaría vivir?
Me gustaría tener el don de la ubicuidad.
 
¿Cuál es su bebida favorita?
La cerveza.
 
Dígame un par de grandes novelas que se le atragantaron o nunca pudo terminar de leer.
Rayuela y varías más pero me sonroja confesarlo.
 
¿Cuál es su ciudad preferida?
Lisboa.
 
¿Quiénes son sus escritores favoritos?
Homero, Eugenio de Andrade, Pavese…, mañana le diría otros cuantos.
 
¿Cuáles son sus palabras predilectas o su frase favorita?
“Señaldá”.
 
¿Qué música suele escuchar?
Depende del momento. Ahora mismo escucharía cualquier tema de Manolo García.
 
¿Con qué personajes históricos y personajes ficticios le gustaría pasar una velada?
Con ninguno.
 
¿Por cuánto sale, más o menos, una ración de 100 gramos de jamón ibérico puro de bellota, una copa de vino, un libro de poemas y una onza de chocolate?
No tengo la menor idea. Detesto los números y especialmente las unidades monetarias, excepto cuando significan ingresos.
 
Recomiende un par de obras de arte.
El jardín de las delicias, de El Bosco, y Baco y Ariadna, de Tiziano.
 
¿En la escritura de qué se halla usted ahora inmerso?
Estoy con unos haikus que acompañarán a unas fotografías.
 
¿La crítica literaria la prefiere con agua, con hielo o a solas?
Mejor con hielo.
 
¿Qué detesta, odia y le cabrea a un mismo tiempo? ¿Y por separado?
La injusticia. El desamor.
 
Recomiéndenos un libro que aún no haya leído.
Misión imposible.
 
Díganos un par de películas que todo el mundo debería ver.
El hombre tranquilo y Carne de gallina.
 
¿A través de qué película llegó a leer un libro estupendo?
Prefiero leer primero los libros.
 
¿Qué suceso de la historia admira más?
Cualquier caída de un tirano.
 
¿Qué red social de internet prefiere?
No me entusiasma ninguna aunque utilizo Facebook.
 
¿A quién le hubi
ese gustado entrevistar?
A Jorge Luis Borges, por ejemplo.
 
Y por último, ¿cómo se declara usted, culpable o inocente?
Me declaro culpable pero siempre espero tener algún atenuante.
 
 
Ánxel Álvarez Llano es escritor y filólogo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here