48 Festival Internacional de Cine de Gijón (15/11/2010). Redacción

0
248

Del 19 al 27 de noviembre el cine independiente enfoca Gijón en una cita imprescindible; un cine sin doblez que trata de inquietar, enternecer o divertir a un público que, edición a edición y ante una estimulante programación, responde con una activa fidelidad. Durante nueve días, el 48 FICXixón ofrecerá cerca de ciento cincuenta películas: un encuentro con los títulos más sugestivos del momento. He aquí un repaso a algunas de sus más interesantes propuestas.


Sección Oficial: 17 citas inexcusables

Los nuevos talentos del cine español se abren paso en Gijón. La Sección Oficial incluye tres largometrajes a competición y la première de No controles, el último largometraje de Borja Cobeaga, que clausurará el certamen. Por primera vez en quince años, tres de las dieciséis películas del concurso llevan sello nacional: Todos vós sodes capitáns, Todas las canciones hablan de mí y La mitad de Oscar. Y junto a los representantes españoles, las últimas producciones de relevancia procedentes de todos los rincones del planeta. Cintas como Alamar o Año Bisiesto muestran el potencial del cine mexicano en una sección en la que Rumanía participa con Aurora y Tuesday after Christmas. Estados Unidos está representado por la polémica I’m Still Here, Meek’s Cutoff y Blue Valentine, y Francia por Mammuth. Otros títulos muestran la nueva savia del cine europeo como The Robber, How I Ended This Summer y Tilva Ros. Completan la selección Animal Kingdom y Los Labios, títulos con los que la competición viaja a Australia y Argentina.

Borja Cobeaga (San Sebastián, 1977) regresa a Gijón nueve años después de haber ganado el Premio del Jurado Joven con el corto La primera vez, y lo hace para clausurar la 48 edición con el estreno de su último largometraje, No controles, una comedia romántica con la que el director vuelve a la cartelera después de los buenos resultados obtenidos con su anterior película, Pagafantas, que figura entre los doce filmes españoles más vistos en 2009 y una recaudación en taquilla de casi dos millones de euros. Producida por Telespán 2000, No controles está protagonizada por Unax Ugalde y Miguel Ángel Muñoz. Tras firmar guiones de películas como Vete de mí y El baile de la victoria, Jonás Trueba (Madrid, 1981) debuta en la dirección con Todas las canciones hablan de mí, cinta producida por Gerardo Herrero y protagonizada por Oriol Vila y Bárbara Lennie. La mitad de Oscar, cuyo estreno mundial acaba de ser en el cada vez más imprescindible y selectivo Festival de Toronto, es el regreso a la ficción de Manuel Martín Cuenca (El Ejido, 1964). Con sus documentales y largometrajes, el director de La flaqueza del bolchevique y Malas temporadas suma decenas de premios en festivales internacionales. Oliver Laxe (París, 1982) presentará su ópera prima Todos vós sodes capitáns, con la que se llevó el premio Fipresci en la Quincena de Realizadores de Cannes. El director participó en Llendes en la 44 edición con el corto Grrr! Nº 7: … y las chimeneas decidieron escapar, codirigida con Enrique Aguilar.

Después de su polémico paso por Venecia, Casey Affleck llega a Gijón para inaugurar el certamen y competir con I’m Still Here, un falso documental sobre el descenso a los infiernos del actor Joaquín Phoenix desde que anuncia su retirada del cine para dedicarse al hip hop. En esta película, el ganador de un Globo de Oro y dos veces candidato al Oscar, se enfrenta al papel más difícil de su carrera, interpretado 24 horas al día durante varios meses. Phoenix aparece borracho, colocado, vomitando y humillado.

El director Cristi Puiu (Bucarest, 1967) está considero por la crítica como uno de los nombres esenciales del nuevo cine rumano y es un habitual en los festivales más prestigiosos, de los que ha salido triunfador, como en Cannes, Berlín o Buenos Aires. Compite por primera vez en Gijón con Aurora, un ácido retrato de la Rumanía de hoy a través de la descomposición de la vida familiar del protagonista. Desde Rumanía también llega Tuesday alfer Christmas, retrato intimista de una pareja en crisis firmado por Radu Muntean.

Pedro González Rubio (Bruselas, 1976) trae a Gijón Alamar, una sutil película premiada en Rotterdam y en el Bafici. Rodada en el arrecife de coral de Banco Chinchorro (México), narra con un tono lírico el vínculo emocional que se crea entre un niño pequeño y su padre una vez separado de su madre, durante un reencuentro vacacional en el hogar paterno. A ambos les acompaña, como un personaje más, la naturaleza salvaje y pacífica del parque natural mexicano. Al otro lado de este paraíso se sitúa Año Bisiesto, de Michael Rowe, drama erótico rodado en 17 días que se llevó la última Cámara de Oro de Cannes a la mejor ópera prima. De contenido sexual explícito, la película narra la historia de una joven que va explorando su sexualidad hasta llegar al sadomasoquismo.

En la Sección Oficial de la 48 aparecen tres títulos que suponen la renovación de géneros clásicos. Por ejemplo, el western, de la mano de Meek’s Cutoff, de la estadounidense Kelly Reichardt, que regresa a la competición de Gij&o
acute;n con un heterodoxo, casi abstracto retrato de los primeros colonos del Oeste, una mirada realista de un momento de la historia americana muy distorsionado en la gran pantalla. Otra interesante vuelta de tuerca, la que plantea el australiano David Michôd en Animal Kingdom: cine sobre el crimen organizado con mucha carga emocional para una historia en la que el delito se convierte en ley en una familia de Melbourne, y con la que su director se llevó el Gran Premio del Jurado en Sundance. Y de Australia a Alemania. Siguiendo la línea trazada por la llamada Escuela de Berlín, aunque yendo un poco más allá del cine de personajes, se encuentra The Robber, de Benjamín Heisenberg, quien logra remudar el género de robos con un filme intenso que transforma el concepto clásico de ladrón de bancos.

Otro de los focos de atención será la desgarradora Blue Valentine, con la que el estadounidense Derek Cianfrance debuta en la dirección, y en la que expone la historia de amor y odio de una pareja a lo largo del tiempo. Las sutiles interpretaciones de Ryan Gosling y Michelle Williams conmovieron a la crítica en su estreno en Sundance.

La comedia llega de la mano de la francesa Mammuth, escrita por Benoît Delepine y Gustave Kervern para Gérard Depardieu, en un papel que le va como anillo al dedo, según confesó el propio actor. Con grandes dosis de humor negro, la película nos sitúa tras un jubilado Depardieu que debe conseguir todas las nóminas de sus trabajos temporales para poder cobrar su pensión. Le acompañan en esta particular road movie otras dos estrellas del cine galo: Yolanda Moreau e Isabelle Adjani.

Entre el documental y la ficción, entrelazados armoniosamente secuencia a secuencia, se sitúa Los Labios, de Santiago Loza e Iván Fund, que cuenta con sensibilidad y crudeza la historia de tres asistentes sociales en un paupérrimo paraje del interior de Argentina, en el que sobreviven personas olvidadas. Sus tres protagonistas femeninas se fueron de Cannes con el premio compartido a la mejor interpretación de Un Certain Regard.

También compartieron gloria en Berlín los dos protagonistas masculinos de How I ended this summer, de Alexej Popogrebsky. La única representante rusa de la Sección Oficial tiene como escenario la desolada tundra ártica, donde los dos moradores de una estación meteorológica transforman su convivencia en un infierno claustrofóbico al amparo de silencios y mentiras.

Quizá el filme que contenga más claves juveniles en la competición sea Tilva Ros, del serbio Nikola Lezaic, quien pone el foco en dos amigos skaters de una zona minera en declive, en el inicio de su verano preuniversitario. Premiada en Sarajevo, la película nos aproxima a las pandillas urbanas del país balcánico, a su falta de perspectivas vitales y a la rivalidad entre colegas.

 

Una cierta idea de cine: Escuela de Berlín

Por primera vez en España, un festival pone el foco en una generación de cineastas alemanes que, bajo la denominación de Escuela de Berlín, comparten las líneas maestras de un cine sobrio, realista y sin concesiones. Este ciclo será una buena oportunidad para examinar los referentes e influencias de un grupo de lo más heterogéneo que no siempre se identifica con el título; con nombres surgidos de la Deutsche Film und Fernsehakademie Berlin, como Christian Petzold, Angela Schanelec y Thomas Arslan (los pioneros del grupo), y otros directores no formados en la mencionada DFFB, pero con una conexión inequívoca, como Valeska Grisebach, Ulrich Köhler y Maren Ade.

Estos cineastas no sólo no se rigen por un manifiesto común, sino que cada director reivindica su propia identidad a través de un cine de bajo presupuesto, con pequeñas historias que indagan en las inquietudes vitales con las que tratan de mantener una comunicación con el público de tú a tú. Con esas características definitorias aunque no dogmáticas, los directores de la Escuela de Berlín conforman uno de los más consistentes e interesantes grupos surgidos en Europa en esta década.

El programa incluye Jerichow y Yella, de Christian Petzold, ganadora de dos premios en Berlín en 2007; Bungalow, de Ulrich Köhler, ganadora en el BAFICI, y películas de Angela Schanelec (Orly, Nachmittag) y Thomas Arslan (Im Schatten, Ferien), y títulos como Longing, de Valeska Grisebach, Mejor Película en el 44 FICXixón y Entre nosotros, de Maren Ade, recientemente estrenada en nuestro país.

 

¿Europa? ¿Qué Europa?

El ciclo ¿Europa? ¿Qué Europa? analizará la idea de espacio europeo a través del imaginario cinematográfico de la última década. Este programa pretende analizar la llamada Europa del bienestar a través de una estimulante selección de títulos que reflexionan, en clave juvenil, sobre la construcción de la Comunidad Europea, centrándose en asuntos aún no resueltos como los nacionalismos o la inmigración.

La compilación reúne títulos realizados en los últimos años en Suecia, Alemania, Estonia, Bulgaria, Grecia e Italia. Películas que suman docenas de galardones, como la premiadísima francesa L’Esquive, de Adbel Kechiche, ganadora de 4 César, entre otros; la italiana La bocca del lupo, de Pietro Marcello, que logró dos estatuillas en Berlín; la sueca Flickan, de Fredrik Edfeldt, que también se llevó dos premios en la Berlinale, o la asimismo sueca Worlds Apart, de Niels Arden Oplev (director de “Los hombres que odiaban a las mujeres”).      

                                           

 Eugène Green

Eugène Green (Nueva York, 1947) participó en la 47FICXixón en la competición de la flamante Rellumes. Gijón vuelve a contar este año con este director, actor, escritor, dramaturgo y fundador de la compañía barroca Théâtre de la Sapience que cautivó al público gijonés no sólo con la delicada A religiosa portuguesa, sino por la charla magistral que ofreció sobre cine en uno de los Encuentros con el público. El certamen revisa el cine poético de uno de los directores más personales del cine europeo actual, cuya mirada reivindica la mística de maestros como Ozu o Bresson.

El ciclo ofrecerá la filmografía completa de Green, desde Le Monde vivant, ganadora del premio FIPRESCI en Londres, a Le Pont des Arts; la mencionada A religiosa portuguesa; Correspondances (título incluido en Memories, la colectiva galardonada con el Premio Especial del Jurado en Locarno) y sus cortometrajes.  

 

Kim Longinotto

Narrar el mundo desde sus entrañas, con crudeza, poniendo el foco en situaciones de discriminación y de opresión de las mujeres. Ese es el sello del cine documental de Kim Longinotto (Londres, 1952), una de las cineastas británicas más reconocidas de la última década, premiada en festivales como Sundance, Cannes y Ámsterdam por sus impactantes e implacables retratos sociales.

Un ciclo mostrará las distintas fórmulas magistrales que utiliza esta directora británica a la hora de examinar el factor humano a través de títulos aclamados en el circuito internacional y avalados por la crítica como las premiadas Rough Aunties o Sisters in Law. El FICXixón acogerá la première española de Pink Saris, una aguda mirada sobre la violencia contra las mujeres en India.   

 

Reynold Reynolds

El cine experimental contemporáneo tiene en el Reynold Reynolds (Alaska, 1966) uno de sus artistas esenciales. Gijón mostrará una parte sustanciosa de su obra, que trasciende lo cinematográfico para llegar a territorios artísticos como la instalación multimedia y la fotografía. Buena parte de esas piezas han sido premiadas en festivales como Sundance o la Transmediale de Berlín. Museos como el MOMA de Nueva York o el Tate Modern de Londres han contado con sus creaciones y ha participado en las bienales de Belín y Moscú.

Con una fuerte base filosófica y científica, Reynolds ha desarrollado una mirada cinematográfica propia alrededor del consumo y la decadencia, escudriñando especialmente los trastornos psicológicos y físicos. Este artista formula sus cuestiones a través de una estética particular, provocando la participación y, en buena medida, la consternación del espectador, utilizando lo fílmico para crear arte, en coherencia con cineastas como Peter Tcherkassky o Mathias Müller, a los que el FICXixón ha dedicado ciclos en anteriores ediciones.  

 

Competición Especial Rellumes: El cine más vivo y fresco

La segunda edición de Rellumes abre la competición a más películas, convirtiéndose en un escaparate para el cine más vivo y fresco. El público del 48 FICXixón, que elige con sus votos a la ganadora, dispondrá de doce miradas, de doce destellos (rellumes) dentro del panorama cinematográfico internacional, que se erigen en una alternativa a la Sección Oficial del propio Festival, llegando a la altura de la Quinzena de los Realizadores en Cannes, la sección Orizzonti de la Biennale di Venezia o el Zabaltegi en San Sebastián. 

Los títulos de Rellumes dan una vuelta de tuerca a los temas convencionales y descubren en ellos una frescura que nadie había visto antes. Desde la oscura crudeza de una cárcel danesa en R, hasta el BrilliantLove que plantea Ashley Horner, pasando por el negro sentido del humor de aquellos que no tienen nada que perder presente en la rumana Morgen; o el irónico retrato de un artista en el paro que se reinventa (como las películas de esta competición) en busca de la felicidad en The Happy Poet.

Dj Tiga, Chilly Gonzales y Peaches, tres figuras destacadas de la música electrónica, son los artífices junto al realizador Adam Traynor de la película Ivory Tower: "una comedia existencial sobre el deporte" con aires zoolanderescos y un humor en la línea de Wes Anderson, en torno al enfrentamiento entre dos hermanos ajedrecistas por una mujer. El ritmo de la película está marcado por apasionadas partidas de Jazz Chess (ajedrez artístico en el que no hay ganadores ni perdedores). El británico Ashley Horner plantea en BrilliantLove su crítica particular sobre el mercado del arte. Una bonita y sencilla historia de amor y sexo explícito en torno a la bella taxidermista Noon y su compañero sentimental Manchester. Unos comprometedoras fotos amenazará con hacer estallar la burbuja en la que vive la pareja. Con el Premio a la Mejor Actriz en el Festival de Sundance llega
el debut de la realizadora canadiense Adriana Maggs, Grown up Movie Star, una cinta que también aborda el tema de la sexualidad planeando sobre el problemático despertar de una adolescente, y que retrata la disfuncionalidad familiar de un modo que "recuerda películas como Kids o Thirteen".

Entre las sorprendentes y heterodoxas miradas que plantea esta nueva edición de Rellumes encontramos una fuerte presencia del cine norteamericano. Cold Weather, de Aaron Katz, presenta una atípica historia de misterio en la que Doug, un estudiante de Ciencias Forenses fracasado, vuelve a su Portland natal para recuperarse, pero en lugar de eso se hunde en una espiral de desapariciones y pistas que no llevan a ninguna parte. La película se ha convertido rápidamente en una película de culto en Estados Unidos.Tras ganarse al público de festivales como BAFICI, Tesalónica o la Viennale austriaca, Matt Porterfield muestra en Putty Hill su visión personal de la decadencia del "Sueño Americano", en un viaje por los suburbios blancos llenos de familias desestructuradas, un skate park, un estudio de tatuajes, un bosque y un karaoke, en el que Matthew Porterfield se mueve entre el hermetismo teen a lo Gus van Sant y la ficción documental de Pedro Costa. Completa la terna estadounidense de Rellumes The Happy Poet, dirigida por Paul Gordon. Una divertida comedia que gira alrededor de un poeta en paro que decide montar un puesto de comida rápida vegetariana en medio de un transitado parque de Texas.

Sin dejar la comedia, viajamos al sur del continente americano para descubrir el primer largometraje de Clara Picasso, El pasante. Con un peculiar sentido del humor esta realizadora argentina muestra las taciturnas noches de un hotel de Buenos Aires, en las que un joven aprendiz de botones y la recepcionista que tutela sus prácticas se escurren, como los demás empleados, por los pasillos donde no deben estar, haciendo lo que se supone no deben hacer.

De vuelta a Europa, concretamente a Rumanía, nos encontramos con Morgen (Premio Especial del Jurado en Locarno), una comedia de singular sensibilidad dirigida por Marian Crisan (Palma de Oro en Cannes con su cortometraje Megatron). Nelu trabaja de guarda de seguridad en un supermercado y vive en una granja en Salonta, pueblo fronterizo entre Rumania y Hungria. Aficionado a la pesca en sus ratos libres, se convierte en "pescador de hombres" cuando un turco que intenta llegar a Hungría se cruza en su camino. Aunque ninguno de los dos habla el idioma del otro, esta extraña pareja de amigos conseguirá comunicarse gracias a una única palabra compartida "morgen" (mañana).

Al igual que la Sección Oficial, Rellumes cuenta con participación española. Daniel Vázquez Villamediana guionista de La línea recta, que debutó con la controvertida El brau blau, presenta en su última película La vida sublime "una aproximación al concepto de frontera: entre el norte y el sur, entre la realidad y la imaginación, entre la lucidez y la locura". Un homenaje a la generación perdida del franquismo que no pudo cumplir sus sueños, a través de la fascinada mirada de un joven que reivindica la memoria de su abuelo en un viaje que realiza desde su Tierra de Campos natal hacia el Sur de la península.

A esta competición acude uno de los pesos pesados del cine asiático: el laureado Sang-soo Hong, que participa por primera vez en el certamen gijonés con la comedia Oki´s Movie. El que ya es considerado como uno de los padres del Nuevo Cine Coreano sigue buscando ese estilo que le permita transgredir las normas de lo convencional adentrándose en la historia de un triángulo amoroso entre un estudiante de cine, un profesor y un antiguo compañero de clase. Una nueva pirueta del inclasificable autor de Ha ha ha ganadora del Premio Un Certain Regard en la última edición del Festival de Cannes.

Después de presentar sus primeras obras en Berlín o Venecia, llega a Gijón Woo Ming Jin, uno de los cineastas más prometedores del cine asiático, para ofrecer al público The Tiger Factory, con la que concursó en la pasada Quincena de Realizadores de Cannes. La película es un retrato de las dificultades que sufren algunos adolescentes en la Malasia contemporánea centrado en la figura de Ping Ping, una adolescente de 19 años que se ve compelida a trabajar en una granja de cerdos, y complementa tan poco enriquecedora actividad fregando platos en un restaurante. Para colmo, su tía la obliga a participar en un turbio negocio clandestino. Pero la joven no renuncia a su sueño de reunir el dinero suficiente para buscar un futuro más prometedor en Japón.

Por último, los daneses Tobias Lindholm y Michael Noer (presente en la pasada edición del Festival con su documental The Wild Hearts) traen a Gijón el film que dejó sin aliento al público de Rotterdam y Buenos Aires: R. Los realizadores se adentran (con una visión realista) en un sistema carcelario permisivo y cómplice de las barbaridades que los presos cometen entre sus "no tan altos" muros, para contar la historia de Rune, un chico callado y temeroso que deberá enfrentarse a un ambiente hostil en el que los barrotes cubren las ventanas y la sangre el suelo. La película muestra las normas de supervivencia que manejan los reclusos dentro de un ciclo en el que nadie es imprescindible, y en el que las personas no tienen nombre ni cara, basta con designarlas con una sola letra. 

 

La noche innombrable (Presentada y amenizada por Jesús Palacios)

Existe un cine que, durante demasiado tiempo, permaneció en los márgenes de la historia, sin ser siquiera nombrado en muchas ocasiones. Un cine difícil, sino imposible de admitir en el canon imaginado por académicos, críticos y enciclopedistas sin, precisamente, imaginación. Como el hijo bastardo de una familia noble, o la esposa loca del aristócrata infeliz, permanec&iac
ute;a oculto en el desván o el sótano de la cinefilia, encadenado, con una máscara de hierro sobre su rostro, temeroso de ser asesinado a cada momento. Pero ese cine sin nombre ha escapado y tiene, claro, su propio hueco en el Festival de Gijón, hogar de niños perdidos y perversos, el sábado 20, a las 00:30 horas.

La canadiense Tucker & Dale Vs. Evil, de Eli Craig, es la joya gore e hilarante del año. Una vuelta de tuerca sangrienta y desopilante al género del survival en la América Profunda y Gótica, que invierte sanamente los tópicos del mismo, presentando una ingeniosa parodia de títulos como La matanza de Texas, Deliverance o Las colinas tienen ojos, por citar alguno. Convertida en pieza de culto tras pasar triunfante por Sundance o Sitges, comparada y comparable a Zombies Party, una obra maestra del splatstick para morirse, literalmente, de risa.

Esta prometedora sesión golfa se completa con las proyecciones de los cortos Allons-y! Alonzo! (Camille Moulin-Dupré), deliciosa evocación animada, imaginativa y llena de encanto, en clave de línea clara del cine de aventuras y el polar francés de los años 60 y 70, y Arbeit für Alle (Thomas Oberlies y Matthias Vogel), más sangre y diversión en el mejor corto de zombis de los últimos tiempos, que, además, imparte toda una lección de cine social.  

 

Enfants Terribles, el espacio didáctico del FICXixón

Enfants Terribles es una de las secciones más representativas del FICXixón, nexo con los orígenes de un certamen que nació dedicado exclusivamente a los más pequeños. La evolución del festival hacia un cine alternativo y de autor no rompió el vínculo con esa propuesta, sino que traspasó la pantalla y se coló en las aulas. Trece años después de este resurgimiento, el programa más juvenil se ha hecho imprescindible para la comunidad educativa asturiana, como lo demuestran los más de 109.000 estudiantes que han pasado por las salas y participado en las propuestas extraescolares de este espacio didáctico y cultural. El año pasado, el programa contó con 13.000 alumnos de 103 colegios e institutos de 36 localidades asturianas.

La sección competitiva acogerá este año una decena de largometrajes procedentes de diferentes países europeos, de Francia a Rusia, así como de Nueva Zelanda, Argentina, México y Uruguay. Todos ellos serán estrenados en Gijón. Con sede oficial en el Teatro de la Laboral, Enfants Terribles presenta una abundante variedad de producciones que tratan asuntos de máxima actualidad, como la vida en el exilio, el acoso escolar, la búsqueda de la propia identidad, el aislamiento social o la fama efímera.

Entre las propuestas que recoge la sección en la 48 edición destacan cintas como Boy, del neozelandés Taika Waititi, que fue premiada en Berlín. Con la cultura gótica de fondo, Jean-Paul Civeyrac filma la adolescencia en Des filles en noir. De Francia también llega Bus Palladium, de Christopher Thompson, con el rock como excusa. Con un título muy baudelairiano, Fleurs du mal completa la presencia francesa en la competición.

Del Reino Unido llega otra película con fuerte carga musical: SoulBoy. El director Shimmy Marcus compone una historia alrededor de la eclosión del northern soul en los setenta. Seguimos en esa década, pero en otra parte del mundo: Argentina, en plena dictadura fascista. Ahí trascurre Te extraño, de Fabián Hofman.

La competición de largometrajes destinados a niños entre 6 y 12 años incluye cuatro producciones europeas. Eep!, de Ellen Smit, se llevó el Gran Premio del Festival de Cine para Niños de Montreal, una delicada historia de una niñita diminuta con alas en lugar de brazos.

Basada en los cómics clásicos de Willy Vandersteen, el filme Luke & Lucy: The Texas Rangers saca el máximo provecho de las tecnologías digitales de animación para ambientar las aventuras de estos dos amigos en Texas. La película tendrá un pase en francés y otro en inglés.

Desde Rusia llega Cheburashka, otra película de animación. Dirigida por Makoto Nakamuras, cuenta la historia de Cheburashka, un ser pequeño, marrón y de grandes orejas que un día contesta al anuncio de un cocodrilo que busca amigos. Este filme se doblará al asturiano.

El concurso se completa con Kerity, la maison des contes, la tercera producción animada de Enfants Terribles. Basada en la novela Nat y el secreto de Eleonora (Edelvives), el director Dominique Monfery presenta una historia en las que los personajes literarios salen de los libros para ayudar al pequeño protagonista a vivir grandes aventuras.

Fuera de la competición están programadas dos producciones. La alemana Piano Encounters, en la que Enrique Sánchez – Lansch entra con su cámara en las aulas de los cursos para jóvenes pianistas del Festival de Piano de Ruhr (Alemania), para seguir durante cuatro años a los alumnos plasmando no sólo el crecimiento de los niños, sino su evolución como intérpretes. También se proyectará la producción española Los castigadores, de Alfonso Arandia y Arantza Ibarra, filme que aborda el enfrentamiento al acoso escolar de cuatro niños que forman una banda contra el hostigamiento al que son sometidos por los matones del colegio. Por primera vez, Enfants Terrible programa en horario matinal una muestra de títulos escogidos de uno de los ciclos del festival. De ¿Europa? ¿Qué Europa? llegará a los escolares los siguientes títulos: L’esquive; L’apprenti; Flickan; To Verde
ner
y Eastern Plays.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here