Cronoviajes y romance: Más allá del tiempo, de Robert Schwentke. Por Tanja Pérez Hunte (30/05/2010).

0
223

Más allá del tiempo fue la obra elegida para inaugurar el 35 Festival du Film Américain de Deauville. Adaptación de La mujer del viajero en el tiempo, primera novela de Audrey Niffenegger, publicada en 2003, su historia se centra en Henry DeTamble (Eric Bana), un bibliotecario de Chicago afectado de una disfunción genética que le hace viajar aleatoriamente en el tiempo cuando está bajo presión: primero siente un hormigueo en manos y pies, luego se encuentra desnudo en un lugar cualquiera, perdido, esperando volver a desaparecer); y si bien ese desorden le hace desaparecer durante largos periodos de tiempo, él procura por todos los medios llevar una vida normal junto a la mujer de la que está enamorado, Clare Abshire (Rachel McAdams), una joven heredera que intenta acostumbrarse a tan atípica situación, porque desconoce cuánto tiempo podrán estar juntos ni tampoco sabe cuándo volverán a separarse.

Con respecto a su obra anterior, Plan de vuelo: Desaparecida (Flight plan, 2005), trhiller en el que Jodie Foster era víctima de una maquinación maléfica dentro de un avión de última generación, Robert Schwentke cambia totalmente de registro con su última película, dirigiendo una comedia dramática rellena de romanticismo en clave fantástica más que de ciencia-ficción. Esta última precisión no es gratuita. Que nadie pierda el tiempo tras de una explicación “satisfactoria” a este relato transido de paradoja temporal, pues en este caso sólo cabe dejarse llevar por el componente ficcional del ensueño cinematográfico.

De hecho, la (re)formulación de la idea amorosa que aquí justifica los viajes a través del tiempo no carece de encanto lírico: es la gravedad de la pasión romántica la que empuja sin remedio a un hombre a sentirse atraído por una mujer, gravitando misteriosamente en torno a ésta igual que un planeta gira alrededor de un astro. El crononauta Henry visita una y otra vez el prado donde conoció a Clare, lugar donde ésta lo espera a diferentes edades conforme va creciendo.

Sin embargo, el discurrir del filme se antoja irregular. La primera parte de la narración desmerece con relación a su ulterior desarrollo (el último tercio despide incluso alguna ráfaga de belleza), más interesante, también menos risueño, a partir del matrimonio de la pareja protagonista. No por casualidad se titula originalmente The Time Traveler’s Wife esta obra que acaba valiendo más por la interpretación de Rachel McAdams, espléndida como mujer que debe seguir con su vida pese a las frecuentes desapariciones súbitas del ser amado, que por su “abigarrada” trama.

 

MÁS ALLÁ DEL TIEMPO (The time traveler’s wife). EE UU, 2009. Dirección: Robert Schwentke. Guión: Bruce Joel Rubin; basado en la novela de Audrey Niffenegger. Producción: Nick Wechsler y Dede Gardner. Música: Mychael Danna. Fotografía: Florian Ballhaus. Montaje: Thom Noble. Intérpretes: Rachel McAdams (Clare), Eric Bana (Henry), Arliss Howard (Richard), Ron Livingston (Gómez), Stephen Tobolowsky (Dr. David Kendrick), Jane McLean (Charisse), Brooklynn Proulx (Clare de joven). Duración: 110 minutos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here