Toy Story 3, de Lee Unkrich: Queridos juguetes nuestros. Por J. de Oxendain (25/07/2010).

0
300

Como muchos de nosotros en un rincón privilegiado de nuestras estanterías y armarios, Pixar también guarda con cariño a sus juguetes favoritos. Quince años después del estreno de Toy Story (John Lasseter, 1995) —primer largometraje comercial totalmente digital y gran debut de la animación 3D—, los estudios subsidiarios de Disney nos invitan a reencontrarnos con el universo deliciosamente mágico del vaquero Woody y del astronauta Buzz Lightyear, ahora que su dueño Andy, todo un chaval ya, se apresta a ir a la Universidad. Entonces su madre ve la oportunidad de hacer limpieza en su habitación y donar a una guardería su caja de juguetes con los protagonistas de los dos primeros episodios. Allí les aguarda todo un mini-infierno en forma de niños demasiado enérgicos y una mafia juguetera al mando de un viejo oso amoroso de peluche rosa con olor a frutas. Pero Woody, Buzz y Cía. deciden tomar cartas en el asunto cuando ven su destino en juego, nunca mejor dicho.

Es muy de agradecer, según está el patio del cine comercial norteamericano de un tiempo a esta parte, que Pixar sepa mantener a lo largo de los años la creatividad, la virtuosidad técnica, el ritmo, el humor, allí donde otras sagas se agotan sin más (baste recordar la muy decepcionante entrega última de Shrek a cargo de DreamWorks). Antaño flamantemente nuevos, los juguetes protagonistas de la serie Toy Story tienen década y media. Unos cuantos años ya que el guionista de Toy Story 3, Michael Arndt, incorpora astutamente al relato a modo de pátina temporal. Sobre esa base de trabajo ofrece un encadenamiento continuado de aventuras trepidantes, un espectáculo que el formato 3D acierta a expandir. Las peripecias, hilarantes (hay casi un gag por minuto, entre los que destaca la reprogramación fortuita de Buzz Lightyear en galán andaluz), demuestran de nuevo que los creadores de Toy Story saben cómo dotar de vis cómica a un personaje sin por ello eludir la emotividad dramática necesaria.

  
 
 

Toy Story 3

EE UU, 2010.
Dirección: Lee Unkrich.
Duración: 95 minutos.
Animación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here